​7 formas de decir "te quiero" sin palabras

¿Cómo mostrarle tu amor a tu pareja sin necesidad de pronunciar una sola palabra?

Arturo Torres

Arturo Torres

Pixabay

Las expresiones de afecto son uno de los factores más importantes a la hora de alcanzar la felicidad. Investigaciones como el Grant Study señalan que la presencia o no de relaciones en las que hay calidez y cariño en nuestra vida es lo que mejor predice si nos sentiremos felices o no. 

Sin embargo, expresar este afecto puede ser una tarea muy complicada para algunas personas, y más si este cariño es tan intenso que puede ser llamado amor. La misión de saber cómo decir te quiero es, a veces, una tarea para la que se necesita un cierto entrenamiento que permita desarrollar una sensibilidad especial.

A veces, el problema no es encontrar a alguien a quien querer, sino comunicar este amor, hacer que deje de ser teoría y pase al terreno de lo práctico a los ojos de la otra persona. No se trata solo de saber cómo decir te quiero, se trata, más bien, que este mensaje llegue a través de lo que hacemos. Decir te quiero sin decirlo directamente es uno de los hábitos más sanos para cuidar una relación, ya que expresa el modo en el que este sentimiento forma parte de nuestro modo natural de actuar, en vez de ser una simple frase que se va repitiendo.

Te puede interesar: "30 preguntas para conocer mejor a una persona"

Cómo decir te quiero con actos

En el amor, la práctica siempre vence a la teoría, y escuchar la frase "te quiero" no significa necesariamente que nos sintamos más queridos o queridas. Esto es algo bueno y algo malo.

Es algo bueno, porque eso hace que podamos diversificar nuestra manera de expresar nuestro afecto sin ceñirnos a un guion rígido y predecible. Pero también es algo malo porque eso hace que no siempre sea fácil dar a entender este mensaje. Esto último hace que algunas personas desistan en su empeño de mostrar su afecto, haciendo que sin saberlo la relación tienda a enfriarse.

Desarrollar esta habilidad de decir te quiero sin palabras puede ser algo engorroso al principio, pero sus efectos positivos suelen notarse desde el primer momento, así que resulta muy recomendable entrenarse en ello. 

A continuación puedes leer 7 ideas que te pueden ayudar a la hora de hacerlo.

1. Aprende a valorar aquello en lo que pone esfuerzo

Es posible que algunas de las tareas o aficiones que hace la persona querida te hayan pasado desapercibidas por discretas o rutinarias. Sin embargo, es muy posible que varias de ellas sean verdaderamente importantes para la otra persona, proyectos en los que se ve reflejada y que le hacen sentir orgulloso o orgullosa.

Con esto en mente, podemos identificar estas tareas e interesarnos por los progresos que la otra persona está realizando en ellas, a la vez que se le reconocen sus resultados. Aunque estas tareas o aficiones no nos interesen en sí, sí que pueden resultarnos atractivas por ser una de las vertientes de la personalidad de la persona a la que amamos.

2. Las sorpresas siempre están bien

Una de las claves para saber cómo decir te quiero está en adelantarse a la otra persona en lo que le puede interesar. Sorprenderla con regalos simbólicos, paseos especiales o piezas creativas que le puedan gustar o hacer gracia demuestra que se piensa más allá del marco de lo rutinario y que somos capaces de movernos solo para que la otra persona sonría. 

De algún modo, estos pequeños cambios en la rutina hacen más fácil que la otra persona llegue a comprender que se piensa en su bienestar más allá de lo que técnicamente puede ser llamado "el día a día de una relación de pareja".

3. La necesidad de saber escuchar

Sacar tiempo para escuchar las reflexiones, preocupaciones o motivaciones del otro es demostrar que interesa esta persona en sí. Es por eso que el arte de saber callar y apoyar con una escucha activa es esencial, porque indica que no nos supone un gran sacrificio cederle protagonismo de nuestras vidas a la otra persona durante un rato. 

Dejar que la otra persona exprese con total libertad sus sentimientos y sus puntos de vista y demostrarle que estos momentos tienen valor para nosotros es una excelente manera de decir "te quiero" sin palabras. Sin embargo, hay que tener en cuenta que todo exceso es malo, y no hay que dejar que este rol de apoyo se convierta en una absoluta falta de proactividad.

4. Aprendiendo a dejar un espacio

Expresar que la otra persona manda en su propia vida es imprescindible para que sepa que la queremos. Si dejamos claro sin medias tintas que es ella quien tiene la última palabra en temas que le afectan a ella en primer lugar, sabrá que no buscamos su compañía simplemente para poder dirigir su vida, y que la queremos como ser humano con sus propios objetivos y su propia autonomía para decidir.

5. El contacto físico

Nada dice te quiero como un abrazo y una sonrisa sincera. Lo mismo se puede decir de todas aquellas formas de expresión de cariño en la que las dos personas entran en contacto directo. Esto, acompañado por una mirada mantenida hacia los ojos, hace que se segregue más oxitocina, la hormona del amor.

Así pues, una de las formas más eficaces de expresar amor está justamente en lo más espontáneo, aquello para lo que no hace falta nada parecido a un manual de instrucciones: caricias, besos, etc.

6. Introduce el humor en la relación

Si la otra persona ve que nos esforzamos por hacerla sonreír (aunque sea haciendo monerías) sabrá que su bienestar es importante para nosotros. Si, además, es algo que no acostumbramos a hacer con otras personas, el mensaje queda reforzado. La complicidad que se crea en estos momentos no solo sirve para estrechar lazos afectivos; también demuestra que se piensa en el bienestar del otro.

7. Buscando tiempo a solas

La intimidad es un factor imprescindible en las relaciones, y no solo en las de pareja. Amantes, amigos y familiares pueden disfrutar reservándose un momento y un espacio para charlar o hacer cualquier actividad juntos, lejos de cualquier distracción. Para ser hábil en el arte de decir te quiero, es necesario dejarle claro a la otra persona que se merece tener toda nuestra atención con regularidad.

Es por eso que es bueno demostrar que estos ratos de intimidad tienen valor, que no son una pérdida de tiempo ni un aburrimiento.

Arturo Torres

Arturo Torres

Psicólogo

Licenciado en Sociología por la Universitat Autónoma de Barcelona. Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona. Posgrado en comunicación política y Máster en Psicología social.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados