Un conjunto de estrategias para reforzar la relación amorosa. Unsplash.

¿Por qué se rompen las relaciones de pareja? ¿Es posible hallar algún método científico que permita detectar factores que mantienen y que rompen las relaciones? Con este objetivo el Dr. John Gottman desarrolló una larga investigación en el campo de las relaciones amorosas, junto a su esposa, la psicóloga Julie Gottman.

Entre los dos crearon el Método Gottman de Terapia de Pareja, un tipo de terapia de pareja centrada en ayudar a las parejas a resolver sus conflictos y a construir relaciones más sanas. En este artículo conoceremos sus características y aplicaciones, así como los 7 principios que ayudan a mantener las relaciones amorosas.

Método Gottman de Terapia de Pareja: origen

El Método Gottman de Terapia de Pareja es un tipo de terapia de pareja, desarrollada por el Dr. John Gottman, profesor psicología de la Universidad de Washington, junto a su esposa, la psicóloga Julie Gottman.

El Dr. John Gottmann, además de psicólogo, tenía formación matemática y estadística, y estuvo investigando durante más de 40 años los patrones relaciones de diferentes parejas. Se basó en la ciencia y la estadística para intentar entender algo tan inexacto y volátil como el amor, pero resulta que le fue bien.

Lo que pretendía J. Gottman era encontrar las variables que facilitaban una ruptura, así como los factores que favorecían la continuidad de las relaciones.

7 principios del vínculo amoroso

Los Gottman trabajaron en la práctica clínica con más de 3.000 parejas de todo tipo, y elaboraron una lista de 7 principios que deben regir una relación sana de pareja, a fin de que la relación se mantenga en el tiempo y proporcione bienestar a ambas partes.

Estos principios también son denominados The Sound Relationship House, y representan una metáfora de construcción de una casa, en alusión a la relación, que puede ser casa y hogar al mismo tiempo. Estos 7 principios se sustentan en dos características que deben tener los miembros de la pareja: el compromiso y la confianza.

1. Respetar las diferencias

La empatía es esencial a la hora de construir relaciones saludables. Es por ello importante que los dos miembros de la pareja tengan en cuenta las preferencias del otro, las respete y sea capaz de compartir dichos intereses en ciertos momentos.

No hace falta que los dos miembros de la pareja estén de acuerdo en todo, sino que se escuchen, se respeten y acepten que son personas diferentes con inquietudes y necesidades diferentes.

2. Mostrar cariño

El segundo principio del Método Gottman de Terapia de Pareja hace referencia a la expresión de cariño y admiración hacia el otro miembro de la pareja. Es esencial que ambos miembros de la relación sean capaces de detectar y apreciar las virtudes del otro.

3. Resolver problemas

Es importante que la pareja adquiera las habilidades necesarias para resolver sus conflictos o problemas. Algunas ideas para hacerlo son iniciar de forma suaves las conversaciones que pueden ser conflictivas, así como intentar reparar las conductas que han causado daño, a fin de mantener la conexión emocional con la pareja.

Aquí serán muy importante las habilidades de negociación (a veces se deberá llegar a acuerdos o “pactos” con la pareja, donde las dos partes ceden) y las habilidades de compromiso. También será importante ser tolerante con el otro y compartir las preocupaciones, siendo la pareja un “equipo” en este sentido, buscando juntos la felicidad de ambos.

4. Construir mapas de amor

Los Gottmann hablan de este concepto haciendo alusión a una conciencia mutua y compartida del mundo del otro; es decir, aquí lo importante es que las dos partes sepan entrar en el mundo emocional del otro, y que conozcan sus aspiraciones, sus valores y esperanzas.

El objetivo es ir construyendo caminos en común a medida que se disfruta del proceso.

5. Expresar interés

Es importante que los dos miembros de la pareja muestren interés en lo que el otro les explica. Es por ello que resultará esencial compartir momentos, entablar conversaciones de diferente tipo, saber escuchar, etc.

En este sentido, un aspecto que reforzará la relación es expresar dicho interés y reconocimiento hacia la pareja, para que se sienta valorada.

6. Gestionar los conflictos

El Método Gottman de Terapia de Pareja remarca una diferencia esencial entre “resolver conflictos” y “gestionar conflictos”, ya que, según los Gottman, la terapia debe centrarse en potenciar la gestión de los conflictos, no tanto su resolución.

Esto se explica por el hecho de que los conflictos siempre existirán en las relaciones, y en cierta manera eso es sano y mantiene viva la relación. En otras palabras, los conflictos son inherentes a las relaciones amorosas (y de todo tipo).

Es por ello que el objetivo deberá centrarse en gestionar adecuadamente dichas desavenencias, y no tanto en hacerlas desaparecer sin más (porque además eso es prácticamente imposible e irrealista).

7. Crear un significado compartido

El último principio hace referencia al enriquecimiento de la relación, que surge como consecuencia de las aportaciones de ambos miembros de la pareja a la relación.

Así, es importante que cada uno de ellos dé el valor que se merece a todo lo que aporta su pareja. El objetivo es que ambos encuentren y creen un significado de relación compartido, donde las dos partes aportan y se nutren de las aportaciones del otro.

¿Cuándo se puede aplicar la terapia?

El Método Gottman de Terapia de Pareja se puede aplicar en todas las etapas de una relación, desde los inicios, para educar a los dos componentes de la pareja en patrones saludables de relación, hasta en etapas conflictivas donde han ocurrido sucesos como por ejemplo infidelidades.

Además, los estudios que se han llevado a cabo en relación al Método Gottman de Terapia de Pareja, demuestran que este tipo de terapia puede resultar efectiva en parejas tanto heterosexuales como homosexuales, así como en parejas de diferentes culturas, sectores y estatus económicos.

Factores que predicen el divorcio

Pero el Método Gottman de Terapia de Pareja no sólo habla de los principios o variables que ayudan a que la relación funcione y sea duradera en el tiempo. También habla de los factores que predicen o explican los divorcios, punto culminante de la crisis de pareja en matrimonios.

Estos son: el desprecio de uno o ambos miembros de la pareja hacia el otro, la defensividad, la crítica hacia el otro (especialmente hacia su manera de ser y hacia su personalidad) y los impedimentos o negaciones a interactuar o comunicarse, por parte de uno o de los dos.

Consideraciones

El Método Gottman de Terapia de Pareja es un tipo de terapia basado en la investigación científica, y en los estudios desarrollados por el matrimonio Gottman. Es por ello que su validez y su evidencia empírica son elevadas.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada pareja tendrá sus características, y que como terapeutas deberemos mantener un enfoque flexible de la terapia si decidimos aplicar este método. Es decir, será conveniente adaptarla a las necesidades de los pacientes en los casos que sean requeridos.

Además, es importante remarcar que para llevar a cabo el Método Gottman deberemos formarnos en él adecuadamente, ya que no es un tipo de terapia que se pueda aplicar sin más. La formación nos permitirá conocer el método de primera mano, y adquirir la confianza necesaria para aplicarlo de forma individualizada y adaptada en nuestra práctica clínica.

Referencias bibliográficas:

  • Gottman, J. & Schwartz, J. (2008). Gottman Method Couple Therapy. Clinical Handbook of Couple Therapy. Fourth Edition. The Guilford Press: New York. Chapter 5: 138-715.
  • Lisitsa, E. (2013). Una introducción al método de Gottman de la terapia de relación. The Gottman Institute. Un enfoque de las relaciones basado en la investigación.