¿Cuál es el punto en el que tiene todo el sentido del mundo ir a sesiones de terapia para solucionar problemas maritales o de noviazgo? No existe una respuesta fácil a esta pregunta, y este es parte del problema: ante la incertidumbre, muchas veces tendemos a no reaccionar a tiempo.

Por eso merece la pena pararse a pensar en cuál es el estado de la relación de pareja que estamos manteniendo y en qué estado podría estar si nos comprometiéramos con un proceso de mejora contando con la participación de profesionales de la psicoterapia. ¿Hasta qué punto puede cambiar a mejor un vínculo amoroso si ni siquiera buscamos buscar ayuda en quien la puede aportar desde su experiencia profesional apoyando a mucha otra gente con problemas similares?

Si te interesa saber qué puedes obtener de esta clase de intervenciones psicológicas, sigue leyendo; aquí conoceremos los principales motivos por lo que es beneficioso acudir a terapia de pareja, a modo de resumen.

¿Por qué acudir a terapia de pareja?

La terapia de pareja no es simplemente un lugar al que ir a desahogarse, o en el que encontrar un terreno en el que haya una "árbitro" que medie entre dos personas enzarzadas en un conflicto lleno de discusiones recurrentes. Es algo más que todo eso: se trata de una forma de intervención psicológica que se ha mostrado eficaz para que las relaciones amorosas vuelvan a fluir por el cauce que les corresponde.

Desde luego, el hecho de ir al psicólogo en pareja no hará que no surjan discusiones nunca más, ni que en determinados aspectos las personalidades de uno y otro choquen entre sí; la idea de "arreglar" matrimonios y noviazgos de esta manera resulta poco realista. Sin embargo, el apoyo profesional de los expertos en la psicología de la comunicación, la sexualidad y las emociones hace más fácil salir de momentos de crisis y evitar entrar en otros nuevos.

Aquí veremos los principales motivos por los que merece la pena acudir a terapia de pareja si hay algo en la relación que no está funcionando; se trata de ideas clave que ayudan a comprender qué tipo de intervención psicológica es esta.

1. Da la oportunidad de reestablecer la confianza

Hay momentos en los que un evento que es percibido como una traición rompe casi por completo la confianza entre los miembros de la pareja. Normalmente esto ocurre al descubrir una o más infidelidades, pero en realidad puede estar causado por una gran variedad de situaciones.

En estos casos, incluso si esas dos personas siguen viviendo juntas y haciendo actividades de pareja, nada es lo mismo, dado que la vida en común es vivida de manera unilateral, adoptando una actitud a la defensiva y con miedo a abrirse al otro por temor a que más adelante pueda utilizar eso en nuestra contra. Dicho de otro modo, aunque no se haya roto con la relación de manera formal, esta ha perdido su columna vertebral, y ya no puede aportar casi nada.

Este es uno de los casos en los que resulta más útil ir a terapia de pareja; contar con la perspectiva de una tercera persona que además tiene experiencia profesional en no tomar partido en ninguna de las partes permite tejer de nuevo ese vínculo de confianza que permite que la relación vuelva a ser consistente y mucho más estable.

2. Ayuda a explorar la relación entre amor y sexualidad

Muchas veces, los problemas amorosos afectan a la vida sexual, y viceversa. Los psicólogos con experiencia en terapia de pareja, debido a su formación, son capaces de tener una perspectiva global acerca de cómo interactúan entra ellos estos dos aspectos de la vida, y proponer sesiones conjuntas y/o individuales dependiendo de cuál sea la naturaleza de cada una de las piezas del problema a tratar.

3. Permite encontrar hábitos que refuercen la relación

Los psicólogos que ofrecen terapia de pareja no solo hacen preguntas; una parte muy importante de su trabajo consiste en dar información y proponer programas de adopción de nuevos hábitos. Si incorporamos estos hábitos en nuestras rutinas diarias, creamos muchas más situaciones en las que el vínculo amoroso puede ser alimentado por esas experiencias vividas conjuntamente.

No hay que olvidar que el amor no vive de manera aislada en el corazón de cada individuo, sino que se compone de pequeñas acciones. El terapeuta no será quien haga que surjan estas acciones, pero sí facilitará que nos expongamos a momentos en los que esta clase de comportamientos afectivos pueden emerger con mucha mayor facilidad, en comparación con el modo de vida y los estilos de comunicación que habíamos adoptado antes de ir a la primera sesión de terapia de pareja.

4. Crea un espacio en el que hay menos miedo a expresarse

En las situaciones cotidianas, es fácil que una persona no se atreva a decirle a su pareja cómo se siente acerca de aspectos de la relación que la incomodan, dado que esta clase de declaraciones son vistas como ataques y acusaciones muy fácilmente.

Este fenómeno queda muy minimizado en la terapia de pareja, porque en ella hay un profesional dedicado entre otras cosas a que cada persona exprese estos pensamientos en voz alta.

5. Ayuda a plantear temas de conversación

Aunque las relaciones amorosas y la convivencia con la pareja sean muy importantes en nuestras vidas (hasta el punto de que nuestra vida con y sin novio/a suele ser muy diferente), eso no significa que todo lo que ocurre en este aspecto de la vida ha sido totalmente consensuado. Muchas veces, las cosas son tal y como surgen, sin que las cuestionemos, debido al respeto que nos produce plantear ciertos temas.

La terapia de pareja es perfecta para romper el hielo en este sentido; esto puede servir para descubrir nuevas compatibilidades enTre ambos y para evitar asimetrías en las que una persona sufre sin que la otra lo sepa.

¿Te interesa ir a terapia de pareja?

Logo Psicotools

Si vives en la zona de Barcelona y crees que te podría ir bien acudir a terapia de pareja para darle una oportunidad de mejora a tu relación, puedes contar con nuestro equipo de profesionales del centro de psicología Psicotools, cuyas instalaciones se encuentran en la Avinguda de Vallcarca nº 196, en la zona Norte del distrito de Gràcia.

Partiendo de la combinación de diferentes técnicas y herramientas terapéuticas ayudamos a matrimonios y noviazgos en crisis para resolver problemas de comunicación, falta de confianza, falta de compatibilidad en la vida sexual, crisis por infidelidad, y muchas otras alteraciones que pueden afectar al vínculo amoroso y a la convivencia.

Si te interesa ver nuestros datos de contacto y leer más acerca de lo que ofrecemos, encontrarás más información sobre el centro Psicotools accediendo a esta página.

Referencias bibliográficas:

  • Christensen A., Atkins D.C., Baucom B., Yi J. (2010). "Marital status and satisfaction five years following a randomized clinical trial comparing traditional versus integrative behavioral couple therapy". Journal of Consulting and Clinical Psychology. 78 (2): 225 - 235.
  • Lewis, T.; Amini, F.; Lannon, R. (2000). A General Theory of Love. Random House.
  • Morgan, J.P. (1991). What is codependency? Journal of Clinical Psychology 47(5): pp. 720 - 729.