Unsplash

Una de las grandes motivaciones de los seres humanos es tener éxito en el amor y pasar una vida llena de alegrías junto a la persona que amamos. Desgraciadamente, esto no siempre ocurre, porque los noviazgos y los matrimonios pueden romperse en cualquier momento por muchos motivos, y las relaciones duradera no son especialmente comunes

Los divorcios son frecuentes en la actualidad y, de hecho, España es uno de los países delanteros en cuanto a este fenómeno, con una tasa de divorcio de un 61%, según Business Insider. Unos resultados que indican la complejidad de mantener una relación saludable y duradera. Por eso la ciencia parece haberse interesado por descubrir las claves que hacen que una pareja no se rompa. En este artículo encontrarás las diez razones para tener una pareja duradera.

Cómo ser feliz con tu pareja

Como indican las estadísticas, las relaciones de pareja no son fáciles. Cada componente de ésta tiene su propia visión del mundo, sus inquietudes, sus gustos y ha vivido sus experiencias. Esto hace que muchas veces los miembros de la pareja discrepen y entren en conflicto, algo normal teniendo en cuenta que cada uno de los enamorados tiene sus necesidades. El problema no son los conflictos en sí, sino cómo los afrontamos y los solucionamos.

Seguramente hayas escuchado muchas veces que la clave de la estabilidad en el amor se encuentra en la comunicación. En realidad, la comunicación es esencial a la hora de interpretar los las acciones de otras personas y dar nuestra opinión. Además de una buena comunicación, hace falta otras habilidades sociales para que la pareja funcione: capacidad de negociación, empatía, escucha activa, tolerancia, etc.

Las razones por las que una relación dura

Seguramente te hayas preguntado alguna vez, “¿qué es lo que hace que una pareja dure a pesar de los malos momentos o los baches que se puedan cruzar en el camino de la relación?”. 

Esto es exactamente lo que se planteó Mark Manson, periodista y redactor de la revista Quartz, que antes de casarse realizó una encuesta a 1.500 personas sobre cuáles son las claves de una relación exitosa. A continuación puedes encontrar los resultados y conclusiones de su encuesta:

1. Respetar o dejar la relación

Cuando compartimos la vida con otra persona es necesario que haya respeto. Es lógico que ambos miembros no siempre estén de acuerdo, pero para que la relación funcione, éstas han de estar dispuestas a respetarse.

Esto incluye respetar las formas de pensar y las opiniones del otro y, además, hace falta que exista la expresión de ese respeto, por ejemplo, el contacto visual que demuestra sinceridad. Nadie quiere estar con alguien que no le respeta, porque causa malestar y afecta a la autoestima.

2. Hablar de todo (también de lo malo)

Como ya se ha comentado, la comunicación es uno de los factores más importantes para que la relación funcione. 

Comunicarse de forma eficiente hace referencia a decir lo que uno piensa de forma asertiva, escuchar de manera activa lo que el otro quiere decir (no solo con su lenguaje verbal, sino también no verbal) y sus necesidades y no evitar esos temas que pueden ser complicados. Los temas poco agradables también se han de tocar (con confianza y respeto) y no deben evitarse porque tarde o temprano volverán a aparecer.

3. Realismo ante todo

Tener expectativas realistas es necesario para que una relación funcione. Es normal que al principio, en la fase de enamoramiento, nuestra percepción de la vida sea magnífica, pero con la habituación de la relación pueden aparecer algunos problemas que es necesario trabajar para solucionar.

Una relación es una negociación constante en la que hay que poner de nuestra parte, por lo tanto, no solo de la atracción se vive y se mantiene una pareja. Ser conscientes de que los altibajos pueden aparecer es el primer paso para poder solucionar los problemas cuando se presentan.

4. La importancia de la elección de la pareja

Puede ocurrir que algunas personas llenen el vacío que sienten con otra persona, al sentir pánico a solos, miedo a la incertidumbre y debido a la existencia de la presión social que nos obliga a tener pareja.

Esto ocurre con más frecuencia de lo que uno piensa, porque los amigos y familiares pueden hacernos sentir como fracasados por estar solteros. Estar con alguien por miedo a estar solo es un gran error, y demuestra una gran debilidad emocional y un gran miedo a encontrarse con uno mismo. Uno debe quererse a sí mismo para poder querer a los demás. Las personas dependientes hacen que una relación se convierte en asimétrica, es decir, en una relación tóxica.

5. Estar en pareja no significa perder el espacio de uno mismo

Cada persona tienes sus intereses y sus motivaciones, que son esenciales para su propio desarrollo personal y su felicidad.

Estar con alguien no significa que tengamos que renunciar a nuestra propia identidad. De hecho, hacer esto te convierte en una persona demasiado obsesionada con la relación. El proyecto de vida en pareja debe combinarse con el proyecto vital de uno mismo.

6. Estar al lado de la pareja en los momentos de cambio

Cuando una relación es sana, la pareja disfruta de los triunfos de cualquiera de los dos miembros. Por eso cada uno debe compartir cosas en común pero debe tener su propia vida (profesionales, amistades, etc.). Cuando uno de los dos consigue logros en su vida o tiene momentos difíciles, ambos deben apoyarse y mostrarse unidos.

7. Actitud reconciliadora frente a los conflictos

Los conflictos son habituales en las relaciones de pareja y las discusiones pueden aparecer por diferentes causas. Las parejas duraderas no son ninguna excepción y también se pelean. Ahora bien, lo que provoca que las parejas sigan juntas es la capacidad de resolución de conflictos y una actitud que busque el diálogo y la unión en vez de la separación.

8. Relaciones íntimas satisfactorias

Tener buenas relaciones intimas es otra de las claves por las que la relación dura. Aquellas parejas que le prestan atención a este punto, intentando que esta situación no se vuelva monótona, son las que gozan de mayor estabilidad.

Mantener viva la llama de la pasión es muy importante en la estabilidad del noviazgo y el matrimonio. Puedes saber más sobre los beneficios de ser bueno en la cama en este enlace.

9. Las pequeñas cosas hacen feliz a las parejas

Puede que tengamos grandes expectativas sobre lo que debe ser nuestra pareja. En realidad, lo que importa son las pequeñas cosas y los detalles diarios que compartes con la persona que amas. Esas palabras, esos momentos, esos gestos... harán que exista una conexión profunda y, por tanto, una mayor unión.

10. Saber perdonar

Nadie es perfecto y todos nos equivocamos, incluso nosotros. Nuestra pareja también puede cometer errores y, por tanto, para que la pareja sea duradera, es necesario saber perdonar. Puede que lleguemos a discutir y la otra persona reconozca su parte de culpa. Cuando esto ocurre, hay que cerrar heridas y examinar los motivos por los que merece la pena seguir unidos.