Síndrome del Compañero de Piso en la pareja: características y efectos

Veamos los efectos del síndrome del compañero de piso en un matrimonio o noviazgo en crisis.

Síndrome del Compañero de Piso en la pareja

Cuando una relación de pareja fracasa, son muchas las preguntas que podemos hacernos para averiguar qué falló exactamente y cuál fue el motivo de la ruptura.

Es posible que en ocasiones la relación se enfríe, se termine la pasión y las muestras de intimidad, pero las personas sigan conviviendo bajo un mismo techo porque siguen teniendo intereses comunes, algo que sucede más veces de las que creemos.

Este fenómeno es conocido en psicología como el “síndrome del compañero de piso” y se da en aquellas parejas que acaban viviendo juntas pero sin compartir todo aquello que es habitual en una pareja: principalmente intimidad y sexo.

Este síndrome es una de las principales causas de divorcios y separaciones que se producen a lo largo de la vida de una pareja y lo cierto es que se trata de un fenómeno social y psicológico que cuenta con características y causas muy concretas.

Si deseas conocer más acerca de este fenómeno, a continuación presentamos un resumen especializado sobre las características y causas principales del llamado síndrome del compañero de piso en el contexto de la pareja.

Características del síndrome del compañero de piso

Estas son las principales características que pueden hacernos identificar un síndrome del compañero de piso en la pareja.

1. Buena relación

Una de las principales características de este síndrome tan particular es el hecho de que la pareja sigue manteniendo una buena relación, con respeto y cordialidad; sin embargo, la llama de la pasión se ha extinguido.

La buena relación entre ambas partes también contribuye a que sea más difícil romper con la pareja y generalmente las personas con este tipo de relación acaba cediendo.

2. Solo los proyectos en común sostienen la relación

Muchas parejas que acaban sintiéndose como compañeros de piso siguen teniendo muchos proyectos en común, como pueden ser la crianza de los hijos, el hecho de mantener una casa, la hipoteca, deudas o cuentas bancarias en común.

Todos estos intereses comunes hacen que sea muy difícil separarse o divorciarse, por lo que la pareja decide seguir adelante con su relación.

3. Preferencia por los hijos

Otra de las características básicas del síndrome de los compañeros de piso es la preferencia que acaban desarrollando los progenitores por sus hijos en detrimento de la relación con el otro miembro de la pareja, hasta el punto que la relación de matrimonio o noviazgo se ve arrinconada.

Esto significa que antes de pasar tiempo con la pareja, el padre y la madres prefiere pasar el tiempo con sus hijos: cenando con ellos; acompañándolos a dormir y durmiendo con ellos, y brindándoles un apoyo permanente durante las 24 horas del día.

4. Falta de intimidad

La falta de intimidad y de sexo suele ser a la larga, la principal característica del síndrome del compañero de piso en la pareja, un problema que acaba deteriorando la relación y poniendo en peligro su futuro.

La intimidad también puede consistir en hacer cosas juntos, tener una cita romántica, salir algún fin de semana al pueblo o tener una conversación larga y profunda con quien antaño fue nuestra media naranja.

5. Monotonía

La monotonía y la rutina son también experiencias habituales de pérdida de conexión o pasión en la pareja. Surge la sensación de que en el ámbito íntimo todo se basa en realizar actos repetitivos, como si fuese un trámite burocrático. Es por eso que las relaciones deben basarse en la improvisación, la creatividad y en sorprender diariamente a la otra persona, para que la convivencia siga siendo apasionante.

Síndrome del Compañero de Piso en la relación

Principales causas del síndrome del Compañero de Piso

Existen muchas causas que pueden acabar generando el síndrome del compañero de psico en muchas parejas, estas son las más importantes.

1. Falta de tiempo en común

Pasar poco tiempo en común es una de las causas más habituales por las que una pareja acaba distanciándose y termina por vivir como si fueran compañeros de piso: sin intimidad ni conexión real entre ambos.

Las dificultades para conciliar el trabajo con la vida en pareja y las exigencias de la vida familiar con hijos que deben ser atendidos constantemente acaban teniendo como consecuencia un enfriamiento progresivo de la relación amorosa, porque no hay posibilidad material de conectar emocionalmente.

2. Conflictos sin resolver

Los conflictos frecuentes y aquellos que llevan tiempo sin resolverse también es otra de las causas habituales que pueden llegar a generar un síndrome del compañero de piso en la pareja.

Este tipo de conflictos enquistados y dilatados en el tiempo acaban separando a la pareja y tarde o temprano acaban generando un gran malestar y una situación de desconexión mutua entre las dos personas.

3. Falta de cuidados comunes

La falta de cuidados comunes dilatada en el tiempo también puede acabar pasando factura en la pareja y terminar por enfriar la relación.

Algunos cuidados y atenciones que sí podían darse durante la fase de enamoramiento previa pueden acabar perdiéndose por el camino y hacer sentir a uno o ambos miembros de la pareja que ya no importan a la otra persona.

4. Falta de comunicación

La falta de comunicación suele ser la clave de muchos de los problemas que surgen en la pareja y uno de los déficits que erosionan en mayor medida la convivencia y la relación entre dos personas que viven juntas.

Cuanta menos comunicación haya en la pareja, más probable es que se acabe desarrollando una dinámica de compañeros de piso.

5. Pérdida de la magia

La magia, la pasión y la conexión que existían en los primeros compases de la relación, durante el período de enamoramiento, se acaban agotando con el tiempo.

Es trabajo de la pareja conseguir que esta magia no se pierda del todo y se siga manteniendo viva la llama de los primeros mese de relación.

Tomas Santa Cecilia

Tomas Santa Cecilia

Psicologo Consultor: Master en Psicología Cognitivo Conductual

Profesional verificado
Madrid
Terapia online

6. Interferencia de los hijos

Los padres con hijas e hijos sufren con mayor frecuencia este tipo de síndrome, ya que con la llegada de los niños a la vida en pareja, estos pasan a ser el principal interés por cada uno de los progenitores y el centro de su nuevo mundo. Esta interferencia puede darse de muchas formas durante la vida en pareja.

7. Obsesión por el trabajo

La obsesión por el trabajo en uno o ambos miembros de la pareja puede ocasionar que esta acabe por distanciarse emocionalmente y que cada vez tengan menos muestras de intimidad y pasión.

Algunas personas que deciden volcarse totalmente en sus trabajos teniendo pareja pueden acabar perdiendo la calidad de vida que tenían en el ámbito amoroso y familiar, llegando a terminar viviendo en la misma casa pero sin ningún tipo de pasión ni vida en pareja.

Psicólogo

Madrid

Tomás Santa Cecilia es psicólogo, consultor, formador y Director de CECOPS Centro de Consultoría Psicológica. Es Licenciado en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid, Máster Profesional en Psicología Cognitivo Conductial Avanzada (Albor-Cohs) y Miembro de The New York Academy of Sciences y de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS) entre otras cosas. Trabaja desde el Análisis Conductual Aplicado y la Terapia Cognitivo-Conductual.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados

Artículos nuevos

Quizás te interese

Consulta a nuestros especialistas