Unsplash

Pensar que nuestra vida va a ser perfecta es vivir en una utopía, especialmente si tenemos metas y objetivos que perseguir y si somos ambiciosos. En el camino hacia el triunfo siempre existen obstáculos que hay que sortear, por lo que hay que estar preparados para levantarse cuando tenemos algún revés.

Pero los obstáculos o trabas que puedan ir surgiendo en el camino no son el principal problema; lo que va a determinar si logramos el éxito o no es cómo afrontamos esos obstáculos. La perseverancia, la actitud positiva y, sobretodo, el levantarse a pesar de las caídas es lo que va a permitirnos lograr lo que nos hemos planteadomediante la resiliencia. Cueste lo que cueste.

Los triunfadores también han fracasado en algún momento

Hay un tipo de persona que pese a que las cosas no le salen como desea, siempre sigue ahí, luchando por lo que piensa que se merece. Es un tipo de individuo que pese a que en un momento determinado las cosas no les vayan bien, sabe que vendrán tiempos mejores y que hay que tener paciencia. Los logros llegan con el tiempo, con trabajo y empeño.

Hace unos meses, vi en un programa de televisión al famoso actor Antonio Banderas que había sido invitado, y éste comentó una anécdota que me llamó mucho la atención. Resulta que el tipo estaba disfrutando tranquilamente de la fiesta de los Oscars, cuando de golpe se le acercó un hombre a felicitarle.

Banderas, al no conocerlo, le preguntó quién era. Era el fundador de “Uber”, una de las empresas con más éxito en los últimos tiempos, y hablando entre ellos, le confesó que antes de que salieran bien las cosas y se convirtiese en un personaje exitoso, había intentado triunfar muchas veces con otros proyectos y debía mucho dinero porque las cosas no le salían bien. Banderas habló de él como un claro ejemplo de una persona que nunca pierde la esperanza y sigue adelante a pesar de los fracasos. Todo un ejemplo a seguir.

Cómo recuperarse de los fracasos

Sin duda, esa forma de pensar, lo que se conoce como persona mentalmente fuerte, es digna de admirar. Las personas mentalmente fuertes llevan a cabo una serie de hábitos que les convierten en quién son. Pero..¿qué es lo que les hace tan especiales? ¿Qué hábitos o comportamientos tienen cuando fracasan? A continuación puedes encontrar las 8 claves para recuperarte de los fracasos:

1. Aceptación

Lo primero que hay que hacer cuando uno se cae y quiere levantarse es aceptar que los fracasos son parte de la vida y que le ocurren a todo el mundo. El caso del fundador de Uber es solo un ejemplo, pero hay muchos más. Uno no debe ser duro consigo mismo cuando las cosas no salen como tenía pensado, y debe saber aprovecharse de estas caídas para aprender y crecer. En otras palabras, para no cometer los mismos errores.

2. Busca los errores

Una vez que se ha aceptado el fracaso como algo normal, entonces es necesario buscar los errores: ¿qué es lo que hizo que la situación acabase así? Quizás haya sido la mala planificación o quizás el resultado se debe a causas ajenas a la persona. Se cual sea el motivo, es necesario detectarlo para poder aprender del error.

3. Mente positiva

Está claro que puede ser desmotivador cuando las cosas no salen bien, y es normal que al principio nos sintamos un poco desencajados e incluso tristes. Pero para después de este periodo de ajuste, es necesario adoptar una mentalidad positiva y optimista. Hay que mirar hacia el futuro con optimismo, pues la actitud positiva puede determinar el triunfo o no, porque si pensamos en negativo, todo nos parecerá peor de lo que es.

4. Ten un plan de acción

Si has llevado a cabo el punto dos, habrás detectado el error o los errores que has cometido para que las cosas no te hayan salido bien. Si no ha sido culpa tuya el fracaso, no hay ningún motivo para cambiar. Ahora bien, si la culpa ha sido tuya, ahora es el momento de planificar la nueva situación hasta llegar al objetivo que deseas alcanzar. Esto te hará tener una visión más clara de lo que has de hacer y te servirá de feedback y motivación a medida que vayas avanzando en el camino.

5. No te quejes, actúa

Por tanto, para tener un mentalidad positiva es necesario no asumir el rol de víctima y sacar fuerzas de flaqueza. Está bien pensar que quieres cambiar, pero si no pasas a la acción, difícilmente conseguirás levantarte. Si ya tienes un plan de acción, el siguiente paso es ponerlo en marcha y fijarte objetivos concretos que te sirvan de guía.

6. Responsabilizate frente al cambio

Es mucho más fácil culpar a los demás que asumir que tienes parte de la culpa de lo que te sucede. Para poder superar las adversidades y levantarte después de un fracasar es necesario responsabilizarte del cambio. Esto significa empoderarte, autoliderarte y automotivarte en los malos momentos.

7. Desafía las creencias limitantes

Cuando fracasamos y nos culpamos por la derrota, es fácil que pensemos que somos unos perdedores y que lograr superar estos momentos difíciles no está a nuestro alcance. Debes entender que estas palabras que te dices a ti mismo son creencias limitantes, que no te dejan avanzar en el camino hacia el éxito. Por eso, es necesario que las sustituyas por creencias potenciadoras, aquellas que te permitirán superar los baches que encontrarás en el camino.

8. Confia en ti

Y gran parte estas creencias limitantes te harán creer que no puedes lograr lo que quieres. Es por eso que debes tener plena confianza en lo que haces, de lo contrario, a las primeras de cambio te vendrás abajo. Por si no lo sabías, es posible mejorar tu autoconfianza. Si deseas saber cómo hacerlo, puedes leer nuestro artículo: “Cómo aumentar la confianza en ti mismo en 6 pasos