Lograr una buena adhesión al tratamiento es un reto que las disciplinas relacionadas con la salud llevan persiguiendo mejorar desde hace décadas.

Y es que tanto en la toma de medicamentos como al acudir a las citas de intervención o de seguimiento, la tasa de abandono es muy elevada, y es conocido el impacto negativo que esto supone para la salud. La OMS ha alertado en numerosas publicaciones de su importancia, especialmente en el caso de las enfermedades crónicas. ¿Qué se puede hacer al respecto?

Las causas de la falta de adhesión a la terapia

Diversos estudios han analizado las causas de esta elevada falta de adhesión al tratamiento, encontrándose cinco grandes factores:

  • Factores socioeconómicos
  • Factores relacionados con el tratamiento
  • Factores relacionados con el paciente
  • Factores relacionados con la enfermedad
  • Factores relacionados con el equipo sanitario

Todos ellos interactúan entre sí y juegan un papel fundamental a la hora de explicar por qué muchos pacientes terminan abandonando un tratamiento que han iniciado, incluso cuando ya han empezado a notar los efectos beneficiosos de este.

¿Cómo solucionar el problema? El poder de los recordatorios

Entre las estrategias propuestas para mejorar la adherencia, ya en 1988 un estudio publicado por Masur y Anderson analizaba la posibilidad de utilizar recordatorios, como llamar al paciente por teléfono o enviarle una tarjeta recordatoria dentro de las técnicas comportamentales para mejorar la adhesión.

Con la llegada de los móviles, diferentes estudios han investigado la eficacia de utilizar recordatorios a través de sms o alarmas diarias y, con los smartphones, se abre la posibilidad de utilizar esta clase de recursos a través de APPs que hagan esta labor.

Diversos monográficos como el de la SEFH de 2017 y revisiones de publicaciones apuntan a la importancia de los recordatorios como forma de aumentar la adherencia terapéutica. Un pequeño detalle como encontrarse un aviso en el momento oportuno puede hacer que el tratamiento continue sin interrupción, sobre todo cuando se está varios días seguidos sin contacto directo con un profesional de la salud que supervise nuestro caso.

Por ello, todo indica que esta clase de estímulos simples son capaces de mejorar el grado de compromiso que los pacientes tienen con respecto a la terapia.

El caso de los servicios de salud mental

Especialmente importante es conseguir una mejor adhesión al tratamiento en pacientes en el área de la salud mental, ya que los estudios realizados en personas de este colectivo han aportado pruebas de que la depresión, la ansiedad y el estrés son factores predictores de una menor adherencia al tratamiento.

Los estudios realizados acerca de la percepción de los pacientes a los que se les brindan herramientas de recordatorio apuntan a que la gran mayoría de ellos aceptan este tipo de ayuda y están satisfechos con la misma una vez puesta en marcha.

Los estudios y revisiones que se realizan también muestran la necesidad de ayudar a los adolescentes y jóvenes, más relacionados con las nuevas tecnologías, a los que el apoyo a través de aplicaciones móviles les puede ser especialmente interesante ya no sólo como vía de recordatorio de alarmas si no como forma de recibir material psicoeducativo o apoyo de otras personas en su situación, factores que también se saben relevantes a la hora de mejorar la adhesión al tratamiento.

PsicoReg: una aplicación con múltiples recursos

PsicoReg

En esta línea, una de las APP que está funcionando muy bien es PsicoReg (psicoreg.com), una potente herramienta que permite compartir material psicoeducativo con el paciente así como recordar las citas a través de la APP, realizar registros, diseñar seguimientos de tareas, almacenar el historial clínico y, además, facilita el cumplimiento de la normativa de protección de datos.

Mediante una interzaz sencilla y fácil de utilizar tanto por el psicólogo por el paciente, esta aplicación permite que ambos estén conectados entre sesiones, de manera que la influencia de la psicoterapia se haga notar incluso cuando la persona que necesita ayuda profesional no está en la consulta. Recursos como PsicoReg ayudan a que los pacientes vayan adoptando hábitos de manera consistente a lo largo de semanas y meses, algo que es fundamental no solo para que sigan yendo a reunirse con los terapeutas, sino para que la intervención funcione y la persona vea mejorar su calidad de vida.

Si te interesa saber más acerca de los recursos que PsicoReg pone al alcance de los profesionales de la salud mental, accede a los datos de contacto de los miembros del equipo de PsicoReg haciendo clic aquí.