Estas son las principales ventajas de contar con la ayuda de un psicólogo al estudiar. Unsplash.

Pasar por un periodo de preparación para las oposiciones suele ser un reto complicado de gestionar. La dificultad de este procedimiento de selección suele ser alta o muy alta, y es por ello que presentarse a estas pruebas supone realizar un sacrificio importante durante meses o años.

Sin embargo, en esa fase de preparación para las oposiciones no solo hay que invertir tiempo y esfuerzos: también hay que saber cómo gestionar eso de un modo eficiente e inteligente, acorde a nuestras propias necesidades, flaquezas y fortalezas. Es por ello que, más allá de las obligadas sesiones de estudio y entrenamiento, contar con los servicios de un profesional de la psicología puede ser una ayuda muy útil.

¿Cómo puede ayudar a aprobar las oposiciones un psicólogo?

Está claro que para realizar exitosamente una serie de pruebas en las oposiciones no existen recetas mágicas que nos hagan obtener una plaza sin esforzarnos. Sin embargo, más allá de eso podemos exprimir al máximo nuestro potencial sin desperdiciar gotas de sudor en métodos que no funcionan. Los psicólogos son una gran ayuda en este aspecto.

A continuación veremos una serie de ventajas que puede ofrecer el hecho de prepararse para las oposiciones bajo la supervisión y orientación de un psicólogo.

1. Ayuda a detectar fortalezas y debilidades

Contrariamente a lo que suele creerse, quien mejor conoce a una persona no es siempre esa misma persona. Hay muchos aspectos de las capacidades y las características de la personalidad de un individuo que escapan a la consciencia de sí mismo.

Por eso, las personas con formación y experiencia en intervención psicológica son útiles a la hora de detectar las características psicológicas de la persona y ver en qué grado encajan con el tipo de objetivos que plantea un sistema de oposiciones, para hacer que las personas den lo mejor de sí mismas partiendo de los rasgos que las hacen únicas. Cada caso es diferente y requiere de un modelo de adaptación a las metas distinto.

2. Entrena en estrategias para mantener la motivación

La motivación está detrás de buena parte de los éxitos que vayamos a alcanzar a lo largo de nuestras vidas, y el paso por unas pruebas de oposiciones no es una excepción. Y hay que tener en cuenta que la motivación no es algo que simplemente surge del interior de uno mismo de manera espontánea, sino que depende de nuestra interacción con el contexto.

Así, los psicólogos pueden entrenar a las personas para automotivarse de cara a realizar aquellos esfuerzos que, aunque de un modo racional saben que deben hacer, por un motivo u otro estos deseos no se plasman en la práctica.

3. Ayuda a combatir la ansiedad y la rumiación

Ante un proceso de estudio o entrenamiento tan exigente como el que precede pasar por oposiciones, es fácil que la ansiedad causa estragos en la salud de los aspirantes opositores. Tanto el estrés como las ideas recurrentes basadas en preocupaciones que aparecen una y otra vez en la consciencia de los estudiantes pueden, con el tiempo, ir acumulándose hasta dañar significativamente su calidad de vida.

Por eso, estar bajo la supervisión de los psicólogos permite contar con una serie de medidas de prevención para que no se llegue a ese punto o, en caso de que ya se presenten ese tipo de problemas, estrategias para tratar y combatir esos los fenómenos psicológicos dañinos.

4. Asesora para convertir el esfuerzo en hábito

Cualquier persona que haya pasado alguna vez por un proceso de selección exigente sabe que, en comparación con los primeros días de estudio, las rutinas de preparación de la segunda semana y en adelante son mucho más fáciles de afrontar, y así progresivamente.

Los primeros pasos son siempre los más complicados, porque en esa fase de preparación aún no se ha desarrollado el hábito. Incluso es posible que si se emprende mal esta dinámica de estudio, nunca se llegue a dedicar a la preparación las horas diarias necesarias para llegar a los objetivos, lo cual tiene efectos cada vez más perjudiciales a medida que va pasando el tiempo y hay menos días para tenerlo todo listo.

Los psicólogos ayudan a que la disciplina pase de la teoría a los hechos en las personas que acuden a ellos para prepararse unas oposiciones, dado que desarrollan conjuntamente con sus clientes unos planes y horarios de estudio o entrenamiento que a la vez van monitorizando para asegurarse de que se cumplen. En caso de que surjan problemas, buscarán la mejor solución posible.

5. Entrenan en técnicas mnemotécnicas

Al contrario de lo que se suele creer, la capacidad para memorizar información no es algo fundamentalmente inmutable, sino que puede ser entrenado hasta llegar a extremos espectaculares.

Gracias a las técnicas mnemotécnicas es posible memorizar más en menos tiempo, lo cual es especialmente útil en las pruebas basadas en demostrar conocimientos teóricos.

¿Cómo buscar asesoramiento?

UPAD

Hay varios centros de psicología que ofrecen servicios especializados para opositores que quieren prepararse en las mejores condiciones posibles. UPAD Psicología y Coaching, ubicado en Madrid, es uno de ellos. Trabajo en técnicas de gestión de la atención, motivación personal, preparación en toma de decisiones dirigidas a objetivos, entrenamiento en alto rendimiento... Todos los frentes que deben cubrir los opositores son tratados por su equipo, con amplia experiencia en este ámbito.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que los centros de psicología que se centren en ofrecer tratamientos en trastornos mentales o problemas relacionales no tienen por qué ofrecer esta clase de servicios, dado que la naturaleza de la necesidad de un opositor en lo que respecta a su preparación para las pruebas es muy diferente. Por este motivo hay que prestar atención a que ofrezcan intervención psicológico orientado a contextos competitivos o de entrenamiento personal dirigido a pasar por procesos de selección.