¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Las 60 mejores frases de Rosa Luxemburgo

En esta selección de frases de Rosa Luxemburgo conocerás ideas clave que definieron a esta filósofa.

Xavier Molina

Xavier Molina

Frases de Rosa Luxemburgo

Rosa Luxemburgo fue una teórica marxista polaca de origen judío, nacida en la ciudad Zamosc durante el año 1871.

Luxemburgo fue la líder del partido Socialdemócrata del Reino de Polonia y durante un tiempo fue una de las mujeres más importantes de su época. A lo largo de su vida realizó algunos discursos de gran importancia y en la actualidad, aún muchas personas secundan algunas de sus ideas más relevantes.

Si te interesa saber más sobre esta pensadora o te gustaría descubrir algunos de sus reflexiones más interesantes, sigue leyendo; aquí encontrarás una selección de frases de Rosa Luxemburgo.

Las frases de Rosa Luxemburgo más memorables

Estas son algunas de las reflexiones y frases más famosas e interesantes de la reconocida Rosa Luxemburgo.

1. Sin elecciones generales, sin libertad de prensa, sin libertad de expresión y reunión, sin la lucha libre de opiniones, la vida en todas las instituciones públicas se extingue, se convierte en una caricatura de sí misma en la que sólo queda la burocracia como elemento activo.

Según Rosa Luxemburgo la sociedad europea en aquellos tiempos estaba corrupta, contagiada por una clase dirigente que totalmente era capaz de hacer con aquellas personas más humildes todo aquello que deseaba.

2. Mañana la revolución se levantará nuevamente, haciendo sonar sus armas y para horror suyo proclamará con sonido de trompetas: ¡Fui, soy y seré!

Los principios morales considerados más básicos debían prevalecer por encima de todo, y sobre todo debían prevalecer por encima de todos aquellos oligarcas que hasta entonces no permitían su correcto desarrollo.

3. No debemos olvidar que no se hace la historia sin grandeza de espíritu, sin una elevada moral, sin gestos nobles.

Solo realizando grandes gestas la sociedad logrará poder convertirse en el futuro una mejor versión de sí misma, esto algo que Rosa Luxemburgo siempre tuvo muy presente al igual que otros muchos grandes pensadores de la época.

4. Sobre la toma del poder del socialismo, Lenin, Trotsky y sus amigos fueron los primeros, los que fueron a la cabeza como ejemplo para el proletariado mundial; son todavía los únicos, hasta ahora, que pueden clamar con Hutten.

Como podemos ver en esta cita Rosa Luxemburgo sentía una gran admiración por otros grandes líderes de la época como por ejemplo Lenin o Trotski, dos figuras históricas sin cuya importante participación la política moderna sin duda sería totalmente diferente.

5. La esencia de la libertad política depende no de los fanáticos de la justicia, sino de los efectos vigorizantes y benéficos de los disidentes. Si la libertad se convierte en un privilegio, la esencia de la libertad política se habrá roto.

El derecho más importante que todos como personas poseemos sin duda es el derecho a la libertad, pues sin la libertad es totalmente imposible que una persona pueda llegar a desarrollar una vida mínimamente digna.

6. Quien renuncia a la lucha por el socialismo, renuncia también a la movilización obrera y a la democracia.

El socialismo era visto por esta ideología política como la única salida, la única forma de entender la sociedad que con el tiempo sin duda lograría poder mejorar la vida de todas las personas residentes en una nación.

7. Quien desee el fortalecimiento de la democracia, debe también desear el fortalecimiento, y no el debilitamiento, del movimiento socialista.

Para Luxemburgo el socialismo y la democracia siempre debían ir de la mano, pues de no ser así realmente solo se estarían pervirtiendo ambas ideologías.

8. La sed de conocimientos que demuestra la clase obrera es una de las manifestaciones culturales más notables de la lucha de clases contemporánea.

La gente de aquellos años estaba ansiosa por aprender y por ello en cuento la educación fue servida a las masas, fueron muchas las familias en toda Europa que pasaron de pertenecer a la clase humilde a formar parte de la conocida clase media.

9. Nos incumbe a nosotros defender, no sólo el socialismo, no sólo la revolución, sino también la paz mundial… La paz es la revolución mundial del proletariado.

Para que una sociedad pueda evolucionar de una forma eficiente esta indudablemente debe encontrarse en paz con el resto del mundo, pues las guerras en la gran mayoría de los casos solo suelen suponer para una nación un gran despilfarro tanto de vidas como de recursos.

10. En un sentido moral, la lucha de la clase obrera es también un índice de la renovación cultural de la sociedad.

Los tiempos cambian y la sociedad cambia con ellos, es algo totalmente lógico y entendible que llegado el momento algunas personas tomarán la decisión de rebelarse en contra de la difícil situación por la que injustamente se encontraban pasando.

11. La justicia de las clases burguesas fue nuevamente como una red que permitió escapar a los tiburones voraces, atrapando únicamente a las pequeñas sardinas.

La justicia en aquellos años no era todo lo justa que debía ser pues como podemos imaginarnos, el poderoso al final siempre lograba salirse con la suya.

12. Del tronco de esta derrota florecerá la victoria futura.

Luxemburgo siempre fue muy positiva, sabía que la victoria del socialismo como ideología al final era algo que tarde o temprano debía ocurrir.

13. Yo sé que también los bolcheviques tienen algunos yerros, sus rarezas, excesiva intransigencia, pero yo los comprendo plenamente y los justifico.

Como seres humanos nadie es totalmente perfecto, por ello Luxemburgo entendía que era algo muy normal que algunos dirigentes de izquierdas también pudieran cometer ciertos errores de vez en cuando.

14. Imponer se debería la dictadura del proletariado más ejemplar y una floreciente economía socialista. Por su definida posición revolucionaria, su fuerza ejemplar en la acción, su inquebrantable lealtad al socialismo internacional, hicieron todo lo posible en condiciones tan endiabladamente difíciles.

Para esta idealista del socialismo más revolucionario, el pueblo en su conjunto siempre debía ser el poseyera el control sobre todos los recursos de la nación.

15. Las masas son el elemento decisivo, ellas son el pilar sobre el que se construirá la victoria final de la revolución.

El número en última instancia siempre hace la fuerza, es por ello que la decisión de la mayoría siempre debe prevalecer dentro de una determinada sociedad.

Rosa Luxemburgo

16. La revolución proletaria debería arrojar un rayo de bondad para iluminar la triste vida de las prisiones, disminuir las sentencias draconianas, abolir los bárbaros castigos -las cadenas y azotes- mejorar en lo posible la atención médica, la alimentación y las condiciones de trabajo. ¡Es una cuestión de honor!

La sociedad por aquel entonces se organizaba de una forma totalmente injusta y partidaria, es por ello que simplemente parecía cuestión de tiempo de que el pueblo decidiera levantarse en armas.

17. La democracia es indispensable para la clase obrera, porque sólo mediante el ejercicio de sus derechos democráticos, en la lucha por la democracia, puede el proletariado adquirir conciencia de sus intereses de clase y de su tarea histórica.

La democracia es sin duda uno de los sistemas políticos más respaldados de la actualidad y como podemos ver en esta reveladora cita, la teórica marxista Rosa Luxemburgo ya luchaba por ella a principios del siglo XX.

18. Sería exigirles algo sobrehumano a Lenin y sus camaradas pretender que en tales circunstancias apliquen la democracia más decantada.

Luxemburgo justificó en más de una ocasión muchas de las medidas que el régimen socialista decidió tomar en Rusia, aunque muchas de estas habitualmente solían ser vistas con muy malos ojos por una gran parte de la población europea.

19. La clase obrera no estará en condiciones de crear una ciencia y un arte propios hasta que se haya emancipado de su situación actual como clase.

Sin escolarización la clase obrera nunca lograría poder prosperar, es por ello que los dirigentes revolucionarios decidieron centrar una gran parte de sus discursos en la obligatoriedad de la educación para todos los niños y niñas.

20. En Rusia solamente podía plantearse el problema. No podía resolverse. Y en este sentido, el futuro en todas partes pertenece al bolchevismo.

La revolución rusa sin duda sentó un precedente nunca antes contemplado en Europa y ese precedente no era otro, que si el pueblo decidía levantarse en armas este era simplemente imparable.

21. Lo más notable de esto es que todos los afectados, el conjunto de la sociedad, consideran y tratan a la crisis como algo fuera de la esfera de la voluntad y el control humanos, un golpe fuerte propinado por un poder invisible y mayor.

Según el criterio de esta pensadora el pueblo de a pié no era el que debía pagar las consecuencias de una eventual crisis económica, pues habían sido los burgueses los que mediante la especulación habían forzado en primera instancia su aparición.

22. Si la dictadura del proletariado lo fue o lo es todavía, se debe solamente a la forma de actuar del proletariado alemán, a su vez una expresión distorsionada de la lucha de clases socialista.

Si el proletariado se hubiera levantado en armas en toda Alemania no hubiera existido nada en aquel momento que hubiese podido pararlo y siendo totalmente consciente de esto, Luxemburgo no paró de alentar a las masas con el fin de que se produjese una revolución.

23. Hay que dar vuelta un mundo. Pero cada lágrima que corre allí donde podría haber sido evitada es una acusación; y es un criminal quien, con inconsciencia brutal, aplasta una pobre lombriz.

Para Rosa Luxemburgo el mundo era tremendamente injusto por aquél entonces y por ello, la revolución socialista era un hecho inevitable que simplemente estaba forzado a ocurrir.

24. No se trata de tal o cual cuestión táctica secundaria, sino de la capacidad de acción del proletariado, de su fuerza para actuar, de la voluntad de tomar el poder del socialismo como tal.

El proletariado unido representa una de las fuerzas más poderosas que existe en la sociedad, pues como es sabido en la superioridad numérica suele residir la victoria.

25. Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres.

La libertad es el bien más preciado que como seres humanos todos poseemos, si fuéramos poseedores de dicho derecho simplemente nos terminaríamos convirtiendo en meros esclavos de una clase dirigente.

26. Todo lo que sucede en Rusia es comprensible y refleja una sucesión inevitable de causas y efectos, que comienza y termina en la derrota del proletariado en Alemania y la invasión de Rusia por el imperialismo alemán.

Fueron muchos los motivos que finalmente impulsaron la revolución y el imperialismo alemán, sin duda fue por aquel entonces uno de sus desencadenantes más potentes.

27. La Historia es el único maestro infalible, y la revolución la mejor escuela para el proletariado.

La revolución era un suceso que en aquellos años parecía sencillamente imparable, y como muchos descubrirán con el paso del tiempo esta finalmente llegaría a materializarse de forma relativamente exitosa.

28. Hay que distinguir en la política de los bolcheviques lo esencial de lo no esencial, el meollo de las excrecencias accidentales. En el momento actual, cuando nos esperan luchas decisivas en todo el mundo, la cuestión del socialismo fue y sigue siendo el problema más candente de la época.

Como teórica marchista Luxemburgo sabía muy bien que el socialismo no estaba exento de errores, pues como muchos ya sabemos no existe nada creado por el ser humano que sea totalmente perfecto.

29. De motor del desarrollo capitalista, el militarismo se ha vuelto una enfermedad capitalista.

Al principio del siglo XX las principales naciones capitalistas se habían centrado en gran medida en su militarización, algo que como podemos ver en esta cita no gustó nada a Rosa Luxemburgo.

30. La capacidad de acción es lo esencial y duradero en la política bolchevique. En este sentido, suyo es el inmortal galardón histórico de haber encabezado al proletariado internacional en la conquista del poder político y la ubicación práctica del problema de la realización del socialismo, de haber dado un gran paso adelante en la pugna mundial entre el capital y el trabajo.

Como descubrimos en esta cita, Luxemburgo durante toda su vida siempre alabó con gran fervor todas las grandes gestas que por aquellos tiempos los socialistas realizaban, La revolución como podemos imaginarnos sin duda fue un gran soplo de aire fresco, para todas aquellas personas que por entonces vivían por debajo del umbral de la pobreza.

31. A pesar de que los obreros crean con sus manos el sustrato social de esta cultura, sólo tienen acceso a la misma en la medida en que dicho acceso sirve a la realización satisfactoria de sus funciones en el proceso económico y social de la sociedad capitalista.

Debemos ser conscientes de que en aquellos tiempos solo los hijos de la gente pudiente podían ir a la escuela, las personas humildes en cambio normalmente comenzaban a trabajar desde su más tierna niñez.

32. Que los socialistas gubernamentales alemanes clamen que el gobierno bolchevique de Rusia es una expresión distorsionada de la dictadura del proletariado.

A principios del siglo XX eran muchos los países que poseían sus propios pensadores revolucionarios y aunque en algunas naciones estos logran prosperar, en otras en cambio no tuvieron la misma fortuna.

33. El liderazgo ha fallado. Incluso así, el liderazgo puede y debe ser regenerado desde las masas.

Los revolucionarios socialistas eran por aquellos tiempos grandes defensores del sistema democratico, algo que lamentablemente algunos parecieron olvidar con el paso de los años.

34. Una revolución proletaria modelo en un país aislado, agotado por la guerra mundial, estrangulado por el imperialismo, traicionado por el proletariado mundial, sería un milagro.

Para que una revolución pueda llevarse a cabo deben darse una gran cantidad de casualidades, pues de otra manera esta tarde o temprano terminará siendo aplastada por la clase dirigente.

35. Toda la fuerza del movimiento obrero moderno descansa sobre el conocimiento científico.

Al llegar la revolución los pensadores y científicos fueron tratados con gran respeto, pues eran muchos los revolucionarios conscientes de que eran esas personas quienes más tarde deberían volver a erigir su sociedad.

36. Es en la proeza del Bolchevismo– como siempre en las grandes conexiones históricas – los errores y equivocaciones puntuales desaparecen sin dejar rastro.

Ciertamente los líderes socialistas no están exentos de cometer errores, pero para esta revolucionaria el fin era algo que indudablemente justificaba los medios.

37. En toda sociedad de clases, la cultura intelectual (arte y ciencia) es una creación de la clase dominante.

La información como suele decirse es poder y justamente por ello, que las personas con más cultura de una forma u otra siempre terminan controlando la sociedad.

38. Sólo la conciencia de clase resuelta y consecuente de la socialdemocracia, es la única que puede desencadenar esa energía de las masas y moldearla como un factor decisivo en la vida política.

Como bien nos dice Rosa Luxemburgo en esta cita, para que se pueda dar un primer paso hacia la socialdemocracia la clase obrera siempre habrá tenido que tomar consciencia sobre su propia existencia.

39. Socialismo o barbarie.

Como vemos para esta célebre pensadora el Socialismo era la forma de organización más justa que cualquier sociedad podía adoptar, un pensamiento que en la actualidad todavía es secundado por millones de personas de todo el mundo.

40. Los bolcheviques demostraron ser capaces de dar todo lo que se puede pedir a un partido revolucionario genuino dentro de los límites de las posibilidades históricas. No se espera que hagan milagros.

Ciertamente el ascenso de los bolcheviques fue muy importante en aquellos tiempos, los discursos de algunos pensadores como Lenin, Engels y Trotsky lograron cautivar el corazón de millones de personas.

41. Lo más notable de esto es que todos los afectados, el conjunto de la sociedad, consideran y tratan a la crisis como algo fuera de la esfera de la voluntad y el control humanos, un golpe fuerte propinado por un poder invisible y mayor, una prueba enviada desde el cielo, parecida a una gran tormenta eléctrica, un terremoto, una inundación.

El crack del 29 fue una gran crisis económica que sin duda lo cambió todo a su paso pues incluso en los países más ricos como por ejemplo los EEUU, muchas personas pasaron de llevar traje y corbata a tener que pasar por una hambre severa.

42. La libertad, sólo para los miembros de gobierno, sólo para los miembros del Partido, aunque muy abundante, no es libertad del todo.

Aunque tras la revolución la burguesía rusa fue extinguida una nueva clase dominante rápidamente emergió en su lugar, y esta clase por supuesto no es otra que el propio funcionariado.

43. El liberalismo económico es la zorra libre en el gallinero libre.

El liberalismo económico puede ser un arma de doble filo bastante peligrosa, pues debemos ser muy conscientes de que son muchos los factores que pueden convertir un hecho determinado en negativo o positivo para una sociedad.

44. Quieren apuntar como nuevos descubrimientos todas las distorsiones que prescribieron en Rusia como por ejemplo la necesidad y la compulsión, que en última instancia son sólo un producto secundario de la bancarrota del socialismo internacional en la actual guerra mundial.

Con el paso de los años el socialismo demostró en más de una ocasión ser un tipo de organización con varios defectos a pulir y en buena parte es debido a ello, que en la actualidad este tipo de sociedades son cada vez más escasas.

45. Las masas han estado a la altura, ellas han hecho de esta derrota una pieza más de esa serie de derrotas históricas que constituyen el orgullo y la fuerza del socialismo internacional.

Tras años de lucha al final el socialismo consiguió hacerse con el poder en ciertas regiones de Europa, algo que sin duda fue un gran alivio para muchos de los partidarios de esta forma de organización social.

46. El peligro comienza cuando hacen de la necesidad una virtud, y quieren congelar en un sistema teórico acabado todas las tácticas que se han visto obligados a adoptar en estas fatales circunstancias, recomendándolas al proletariado internacional como un modelo de táctica socialista.

Dependiendo de cual sea nuestra nacionalidad nuestra idea personal sobre lo que representa el proletariado puede ser totalmente diferente, es por ello que las ideas socialistas en aquellos tiempos no llegaron a calar en ciertos países.

47. Es necesario preparar a las masas en forma tal que ellas nos sigan con entera confianza.

Solo con una confianza ciega por parte de sus ejecutores una revolución socialista puede llegar a prosperar, es por eso que Rosa Luxemburgo siempre hizo especial hincapié en que todos los idearios revolucionarios debían esforzarse para intentar obtener una total confianza por parte de las masas.

48. Todos estamos sujetos a las leyes de la historia, y el ordenamiento socialista de la sociedad sólo podrá instaurarse internacionalmente.

En esta cita se nos revela una premisa muy importante del sistema socialista, y es que este solo puede funcionar correctamente si recibe el respaldo de la comunidad internacional.

49. A pesar de que los obreros crean con sus manos el sustrato social de esta cultura, sólo tienen acceso a la misma en la medida en que dicho acceso sirve a la realización satisfactoria de sus funciones en el proceso económico y social de la sociedad capitalista.

El capitalismo puede ser visto como un sistema organizacional poco solidario, pues como muchos de vosotros quizás ya sabréis en la actualidad el 90 por ciento de la riqueza mundial es poseída por tan solo unos pocos hombres y mujeres.

50. La potencia del proletariado está fundada sobre su conciencia de clase, sobre su energía revolucionaria, que es dada a luz por esa conciencia, y sobre la política independiente.

Todos los hombres y mujeres revolucionarios de aquellos tiempos sabían muy bien que no había nada que pudiera parar la fuerza de una turba enajenada, y es por ello que todos sus discursos siempre iban enfocados hacia un posible despertar de la clase obrera.

51. Quien no se mueve, no siente las cadenas.

Para esta célebre política era incomprensible que algunas personas no fueran conscientes de la difícil situación por la que estaban pasando, y por ello mediante este tipo de frases esta intentaba poder contagiarles su fervor revolucionario.

52. Cuando actúan ocultando su genuino e incuestionable rol histórico bajo la hojarasca de los pasos en falso que la necesidad los obligó a dar, prestan un pobre servicio al socialismo internacional por el cual lucharon y sufrieron.

El triunfo del socialismo en aquellos años de principios del siglo XX fue algo que demandó un gran esfuerzo por parte de muchas personas, e incluso muchos hombres y mujeres tuvieron que dar sus vidas con el fin de que la revolución pudiera llegar a triunfar.

53. La libertad es siempre y exclusivamente libertad para el que piensa de otro modo.

Debemos aprender a respetar las ideas de los demás, pues esta es la única vía posible si deseamos que ellos también respeten nuestras propias ideas.

54. El objetivo de la cultura de clases es en parte asegurar la satisfacción directa de las necesidades del proceso social, y en parte satisfacer las necesidades intelectuales de la clase gobernante.

Pensar que pertenecemos a una determinada clase social dependiendo del seno en el que nacemos es un total error, pues cada uno de nosotros somos totalmente libres como individuos de poder ascender (vía meritocracia) en la escalera social.

55. En esta erupción de la división social en el seno de la sociedad burguesa, en la profundización internacional y el enaltecimiento del antagonismo de clases radica el mérito histórico del Bolchevismo.

Para Luxemburgo era un gran logro que la clase obrera hubiera logrado tomar conciencia de su propia existencia, un hecho que sin duda es totalmente indispensable para que esta pueda alcanzar en el futuro el total control de la sociedad.

56. No se puede por menos de ser firme como la roca a la vista de esa masa informe y gelatinosa que es el oportunismo menchevique.

Llegada la revolución algunas personas decidieron hacer fortuna valiéndose de ella, algo que para esta mujer líder del partido Socialdemócrata era sencillamente una aberración.

57. ¡El orden reina en Berlín!, ¡lacayos estúpidos! Su orden está edificado sobre arena.

Como marxista acérrima que Rosa Luxemburgo era ella sabía muy bien que no existía nada en aquel momento, que pudiera llegar a parar una posible revolución armada y combativa de la clase obrera.

58. Hay una sola manera de imponer y salvaguardar la paz: ¡la victoria del proletariado socialista!

Para Rosa de Luxemburgo la revolución del proletariado era algo que simplemente debía ocurrir, incluso sin importar el hecho de que algunas personas pudieran terminar sufriendo graves consecuencias.

59. Si la producción capitalista tiene en sí misma mercado ilimitado, es decir, si la producción y el mercado se identifican, las crisis, concebidas como manifestaciones cíclicas, son inexplicables.

Aunque el capitalismo ha demostrado con el paso del tiempo ser una forma de organización adaptable, nadie sabe a ciencia cierta qué ocurrirá con él en el futuro. Algunos economistas a día de hoy ya auguran que un posible crack bursátil peor que el del 29, puede estar mucho más cerca de lo que nos imaginamos.

60. No hay socialismo al margen de la solidaridad internacional del proletariado y no hay socialismo al margen de la lucha de clases.

Para que un sistema socialista sea capaz de poder salir adelante en el mundo moderno este debe contar indudablemente con el apoyo de la comunidad internacional, pues de otra forma este tarde o temprano sufrirá irremediablemente algún tipo de desabastecimiento.

Xavier Molina

Xavier Molina

Psicólogo social

Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona. Máster en terapia cognitivo-conductual. Posgrado en Nutrición y Alimentación Sanitaria y Social por la UOC. Posgrado en Intervención psicosocial. Máster en Actividad Física y Salud por la UB.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados