El ginseng indio es usado para muchas enfermedades, pero no está comprobado que funcione en la mayoría de ellas. Wikimedia Commons.

Son muchas las plantas que tradicionalmente se han usado con la finalidad de combatir alguna afección médica. Entre ese gran abanico de componentes presentes en la naturaleza encontramos a la ashwagandha, también conocida como hierba mora, ginseng indio o bufera.

En este artículo vamos revisar cuales son las propiedades y beneficios medicinales que tiene esta planta para tratar un sinfín de afecciones de salud, muchas de ellas relacionadas con trastornos mentales.

¿Qué es la ashwagandha?

La ashwagandha es una planta que según la medicina tradicional (y por consiguiente no sujeta al método científico) tiene una gran cantidad de usos, según sea el caso. Pertenece a la familia de las Solanaceae, y es originaria de La India. Se ha popularizado mucho en varios países para tratar afecciones, a pesar de no tener respaldo firme sobre sus propiedades curativas. Sin embargo, hay cierta evidencia de que ayuda a combatir el estrés.

En la tradición Ayurveda (ciencia de la vida) el sistema médico propio de la India, que se ha practicado desde hace muchos años, esta planta es usada para elaborar un tónico revitalizante; es por eso que se emplea para básicamente cualquier dolencia.

Esta planta ha conseguido trascender sus fronteras y ahora es empleada en muchos países como alternativa para tratar las dolencias físicas o incluso emocionales que puedan estar aquejando a las personas.

Propiedades del ginseng indio

En las próximas líneas daremos un repaso a las propiedades medicinales que son atribuibles a la bufera.

1. Alcaloides

Gracias a los alcaloides esta planta contiene componentes analgésicos y sedantes. En total presenta 12 tipos de alcaloides, de los cuales los más relevantes son; somníferos, anaferina, y pseudotropina.

2. Lactonas esteroidales

Esta planta tiene funciones antiinflamatorias, gracias a los más de 30 withanolidos que se encuentran en ella; la la witaferina A y el withanolide D son dos de los que más destacan a nivel farmacológico. Estos tienen un efecto en el organismo humano como si de hormonas esteroidales se tratara.

3. Trietilenglicol

La eficacia de este componente para mejorar la calidad del sueño está bastante respaldada, ya que existen pruebas donde logra mejorar los síntomas del insomnio en ratones. Es un componente que también se utiliza en química como disolvente.

4. Flavonoides

Los flavonoides presentan capacidades antioxidantes que ayudan al cuerpo a prevenir la oxidación de sus moléculas, gracias a este componente se hace más lento el proceso de reacción química en el cual el organismo hace trasferencia de electrones de una sustancia a un agente oxidante.

5. Sales minerales

Las sales minerales que más se encuentran presentes en esta planta medicinal son el hierro y el potasio, ayudando a mantener la salud de los huesos, además de dotar al cuerpo de una importante carga energética durante el día.

¿En qué casos se emplea esta planta?

La hierba mora es conocida por sus propiedades curativas, pero no por el hecho de contener los elementos listados anteriormente, cuyo descubrimiento es relativamente reciente. Así, popularmente se asume que la ashwagandha tiene propiedades revitalizantes, además funcionar como; analgésico, relajante sobre el Sistema Nervioso Central (SNC), y anticonvulsivo, entre otros.

Estas son las afecciones para las que popularmente se usa esta planta medicinal, independientemente de su eficacia real para tratarlas:

  • Artritis
  • Ansiedad
  • Problemas de equilibrio
  • Dificultades para dormir (Insomnio)
  • Asma
  • leucoderma (afección dermatológica)
  • Bronquitis
  • Dolores en la espalda
  • Problemas menstruales
  • Enfermedad de Parkinson

La ashwagandha también es empleada para controlar los niveles elevados de grasa y azúcar en la sangre.

Algunas personas consumen esta planta a diario, con el fin de calmar los niveles de estrés que les genera la rutina diaria. Otros, lo hacen para mejorar su capacidad de memoria, entre otras funciones cognitivas como la capacidad de análisis. Sin embargo, no hay pruebas de que funcione para otra cosa que no tenga que ver con la regulación del estrés.

¿Es efectivo su uso?

La autoridad competente para determinar la eficacia de los medicamentos naturales; “Natural Medicines Comprehensive Database”, le otorga a la ashwagandha una eficacia alta en cuanto al tratamiento del estrés.

Pero en cuanto a las demás afecciones para las que suele emplearse no hay ningún sustento que pueda validar su implementación, en los tratamientos referentes a los casos que veremos a continuación:

  • Disminuir efectos secundarios de antipsicóticos
  • Trastorno de hiperactividad y déficit de atención (THDA)
  • Trastorno bipolar
  • Fatiga en personas tratadas por cáncer (quimioterapia)
  • Diabetes
  • Colesterol alto
  • Infertilidad masculina
  • Artritis
  • Enfermedad de Parkinson
  • Alteración del funcionamiento del sistema inmunológico
  • Fibromialgia
  • Inducir el vómito
  • Problemas hepáticos
  • Prevenir los signos de envejecimiento
  • Hinchazón (inflamación)
  • Tumores
  • Tuberculosis
  • Ulceraciones.

La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales precisa de más evidencia para dar una opinión positiva sobre el uso de la ashwagandha en el tratamientos de los casos previamente mencionados.

Referencias bibliográficas:

  • MedlinePlus (2017). US National Library of Medicine.
  • Withania somnifera (2012). Dunal. Tropicos. Missouri Botanical Garden.