A veces encontrar un tema de conversación con alguien puede resultar complicado, especialmente si pretendemos salirnos de tópicos habituales como el tiempo, el ámbito laboral o los hobbies.

En ocasiones es mejor intentar sorprender a alguien con preguntas inesperadas que pueden ayudarte a comprender mejor a la persona y a establecer una conversación un poco menos convencional y algo más divertida.

Preguntas con las que sorprender y sacar temas de conversación

Es por ello que a lo largo del presente artículo se plantean preguntas divertidas con las que sorprender a alguien.

1. ¿Por qué crees que te pusieron tu nombre?

Todos los nombres propios tienen un significado o se derivan de vocablos referidos a diferentes elementos. Mucha gente conoce o puede investigar su significado. Sin embargo no es tan frecuente que se intente vincular dicho significado con los pensamientos, expectativas y creencias de las personas que lo escogieron.

2. Si fueras un producto, ¿cuál sería tu eslogan?

Si bien en el mundo en el que vivimos es importante la imagen personal y en muchas ocasiones podemos intentar hacer ver nuestras virtudes o “vendernos” en puestos de trabajo o ante potenciales parejas, no solemos pensar en nosotros mismos como si fuésemos un producto de teletienda. Es por ello que hacer pensar en qué eslogan se tendría si se fuera uno puede ser divertido, intentando sintetizar nuestras virtudes de manera que resultemos lo más atractivos posibles sin faltar a la verdad.

3. Si dirigieras una película, ¿a qué género pertenecería?

Esta pregunta puede darnos información sobre la manera de ver la vida de la persona que contesta, o bien sobre cómo le gustaría verla.

4. ¿Qué querías ser de adulto cuando eras niño?

Recordar nuestra infancia puede ser algo placentero y melancólico para muchos siempre y cuando ésta haya sido feliz. Los sueños y los modos de pensar propios de la infancia pueden ser divertidos de recordar, entre ellos los referidos a nuestra ocupación soñada.

5. ¿Qué le preguntarías a tu yo de dentro de veinte años?

La incertidumbre respecto a cómo estaremos y qué viviremos con el paso de los años es algo muy frecuente de encontrar en la población occidental. Imaginarse conversando con un yo más vivido sobre cómo ha llegado adonde está o que llegaremos a pensar o experimentar con el tiempo puede generar una gran cantidad de preguntas y aspectos que deseamos conocer de nuestro porvenir.

6. Si pudieras viajar en el tiempo, ¿viajarías al pasado o al futuro?

Los viajes en el tiempo son un tópico en la realización de preguntas a la hora de intentar sorprender a los demás. Sin embargo, este tipo de preguntas ayuda a hacer ver si la persona está más enfocada a determinar cómo las cosas han llegado a ser como son (o bien en pensar cómo cambiaría el pasado) o si siente curiosidad sobre dónde llegaremos.

7. Si fueses capaz de cambiar algo en el mundo... ¿qué cambiarías?

El mundo no es necesariamente justo. Existe una gran cantidad de cosas que quisiéramos que no fueran como son, desde asuntos trascendentales hasta pequeños detalles sin importancia.

8. Si te dijesen que eres inmortal y que ninguno de tus actos va a ser castigado, ¿qué sería lo primero que harías?

Muchas veces coartamos nuestros deseos e impulsos por el miedo a las consecuencias y al juicio social. Si nuestros actos no tuvieran consecuencias, ¿que querríamos hacer?

9. ¿Cómo intentarías seducirme?

Si bien puede ser incómoda para algunas personas, esta pregunta puede ser divertida tanto para el que pregunta como para el cuestionado al ser inesperada. Además puede dar pie a facilitar una representación de dicho intento, poniendo algo más fácil romper el hielo en el caso de que exista un interés real.

10. Si pudieras cenar con cualquier personaje histórico, ¿a quién elegirías?

Conocer a una persona que sea una referencia o que nos cause interés nos daría la oportunidad de saber cómo han sido, que han pensado, que han hecho o que han sentido a lo largo de sus vidas dichas personas. Asimismo, permite ver los ámbitos que le causan inquietud y curiosidad a la persona que es preguntada.

11. ¿Sin cuál de los cinco sentidos podrías vivir?

El ser humano goza de diferentes sentidos con el cual es capaz de percibir los estímulos que le rodean y adaptarse al medio. La pérdida de uno de ellos puede suponer severas dificultades. Esta pregunta permite valorar qué aspectos vitales consideramos más necesarios percibir.

12. Si comer y beber lo que quisieras no tuviese ninguna consecuencia, ¿qué comerías más a menudo?

Hoy en día sabemos que de cara a mantener nuestro estado de salud y nuestra forma física es necesario comer de forma controlada y equilibrada, evitando en la medida de los posible los grandes excesos.. Pero si esto último no fuera un problema, podríamos consumir nuestros platos y bebidas favoritos con mucha mayor frecuencia. Esta pregunta permite saber las preferencias y los gustos culinarios de nuestro interlocutor, siendo un tema de conversación que puede dar mucho juego.

13. Si tuvieras diez segundos para un deseo, ¿qué pedirías?

Saber lo que uno quiere a veces no es sencillo, especialmente si se pide que se formule al momento y sin tiempo para reflexionar. A través de esta pregunta se estimula que el sujeto piense rápido y conteste de la forma más instintiva y menos censurada posible.

14. ¿Qué superpoder querrías tener?

Tener la capacidad de realizar grandes proezas o poseer habilidades increíbles es algo con lo que muchos niños y jóvenes (y no tan jóvenes) han soñado alguna vez. Preguntar por el tipo de habilidades especiales les gustaría tener puede servir para que ver qué les gustaría ser capaces de hacer y para qué emplearían dichas habilidades.

15. ¿Cómo comprobarías si fue antes el huevo o la gallina?

Se trata de hacer pensar al interlocutor sobre cómo sería capaz de resolver esta paradoja, intentando que haga uso de la lógica o de la intuición.

16. ¿En qué época te hubiese gustado vivir?

La historia de la humanidad es amplia y ha atravesado por periodos muy distintos con el paso de los tiempos. A muchas personas les entusiasmaría la idea de haber nacido en otro tiempo para comprobar cómo era la vida en dicha época, o por considerar que la situación fue o será mejor que la actual en algunos aspectos.

17. ¿Cuál ha sido el sueño más extraño que has tenido nunca?

Nuestros sueños y deseos son elementos que escapan a nuestro control consciente y que reflejan aspectos de nuestra personalidad y psique de las que en ocasiones no somos conscientes.

18. ¿Una fantasía inconfesable?

A veces tenemos deseos y fantasías que nos avergüenza contar, sea por su fuerza o por su contenido. Sin embargo, expresarlo es un elemento liberador que a la vez permite aumentar el nivel de confianza con la persona a la que se le cuenta.

19. Imagina que te confundieran con un actor/actriz famoso. ¿Con quién sería?

El tipo de vida, la forma de ser o incluso el rol o papel que ejerce sea en su vida real o en el escenario hace que muchos famosos y celebridades sean objeto de admiración e incluso de envidia. Comentar con quién nos gustaría que nos confundieran nos deja ver qué valores respetamos del otro a la vez que permite compartir puntos en común y divergentes entre el/la admirado/a y el admirador/a.

20. ¿Qué harías si un/a desconocido/a te besara en plena calle?

La exposición a situaciones controladas hace que las personas seamos capaces de poner en práctica estrategias y conductas que hemos ensayado con anterioridad, sabiendo en muchos casos cómo se debería responder. Sin embargo, dichas estrategias pueden no tener en cuenta algunas situaciones inesperadas, tales como la propuesta.

21. Si pudieras encerrar a alguien de por vida, ¿a quién sería?

Una pregunta interesante en la que la persona preguntada puede reflejar sus sentimientos por alguien en concreto, así como el porqué.

22. Si un oso te atacara, ¿qué harías para sobrevivir?

Imaginar la propia actuación en una situación extrema puede no parecer algo divertido, pero estimula la creatividad y dependiendo el contexto e imaginación de cada uno puede dar para una conversación interesante e incluso sorprendente.

23. ¿Qué es lo más loco que has hecho por amor?

Cuando nos enamoramos somos capaces de las más grandes locuras, muchas de las cuales hacemos completamente felices de llevarlas a cabo. Rememorar lo que somos capaces de hacer puede llenarnos de melancolía o bien sonreír ante lo que hemos sido capaces de hacer.

24. ¿Qué parte de tu cuerpo te gusta más y por qué?

Si bien esta pregunta puede parecer narcisista, ayuda a focalizar la atención en un aspecto de sí mismo que la persona preguntada considera positiva, pudiendo servir para aumentar la autoestima y ser consciente de la propia belleza.

25. ¿Cómo harías reír a alguien?

Hacer reír a alguien es por lo general un pequeño placer, dejando una sensación de bienestar cuando dicha risa es provocada intencionalmente o produce un bienestar no derivado de la humillación o la vejación. Imaginarse cómo provocar la risa a alguien también, especialmente si se trata de alguien querido.

26. Si pudieses intercambiar tu vida con alguien, ¿con quién sería?

Esta pregunta ayuda a ver qué cosas y aspectos de su vida cambiaría la persona a la que se le pregunta, así como a quien admira y que elementos de dicha persona le hacen merecedor de respeto.

27. ¿Qué harías si ganaras la lotería?

El dinero es un elemento que si bien no da la felicidad, contribuye a permitir tener una vida tranquila en la que no tener que preocuparse por necesidades básicas. Si bien se trata de una pregunta muy típica, puede hacer pensar en qué nos gusta y haría ilusión conseguir si no estuviéramos limitados por aspectos como el económico.

28. ¿Qué animal te gustaría ser y por qué?

La fauna y flora de nuestro planeta nos ha interesado desde el inicio de los tiempos, observando a las diferentes especies y sus características. Con el paso de los siglos hemos simbolizado en dichos animales determinados valores, virtudes y defectos. Conocer qué animal nos gustaría ser puede servir para observar los valores y/o características que a una persona le gustaría tener o el tipo de vida que considera que le gustaría llevar.

29. Si te tuvieras que poner un nombre a ti mismo, ¿cuál sería?

Cada uno de nosotros tiene un nombre que ha recibido de sus progenitores, familiares o tutores. Dicho nombre, generalmente, no es elegido por el propio individuo. Se trata de algo de lo que no solemos preocuparnos. ¿Pero qué ocurriría si tuviéramos que ponernos nosotros mismos el nombre? ¿Qué escogeríamos y en base a qué lo haríamos?

30. ¿De qué tipo de publicación serías portada?

Nuestro yo ideal, nuestras apetencias y gustos, quien quisiéramos ser, en qué nos gustaría destacar… estos aspectos no suelen ser comunicados de forma habitual. Imaginarse siendo la portada de algo puede ayudarnos a ver qué quiere o qué aspectos de su persona considera o quiere que sean reconocidos.

31. ¿A quién querrías ver desnudo/a y a quién odiarías ver así?

Imaginarnos la desnudez de alguien por quien nos sentimos atraídos por alguien o imaginarse a alguien que no nos atrae tal y como vino al mundo puede dar pie a prolongadas conversaciones más o menos amenas. Una pregunta que puede ser incómoda, pero cuya respuesta puede ser divertida de escuchar.

32. ¿Qué es lo más vergonzoso que te han pillado haciendo?

Todos tenemos pequeños secretos o cosas que nos avergonzaría que los demás nos vieran hacer, y que en alguna ocasión nos han pillado haciendo. Si bien puede ser embarazoso de confesar, ayuda a conocer más a la persona a la vez que es un tema de conversación divertido y ameno.

33. ¿Qué harías si te diera un ataque de risa en una situación inapropiada o en lugar del que no puedes salir?

A veces nos entra un pequeño ataque de risa en los momentos más inoportunos. En situaciones tensas, o en momentos en que no resulta apropiado y de las que no podemos salir fácilmente (una clase, una reunión de trabajo). Imaginarse la escena y pensar y sentir que haríamos en dicha situación puede ser divertido.

34. ¿Qué canción odias pero sin embargo te sabes de memoria?

Es frecuente que la mayoría de la gente tenga alguna canción o género musical que aborrezca o que le parezca pesada o cansina. Sin embargo, en ocasiones es posible sorprenderse tarareando dichas canciones.

35. ¿Cuál es el momento en el que te has sentido más sexy a lo largo de tu vida?

Sentirse admirado y deseado por alguien que nos atrae es algo que a la mayoría de la gente le gusta. Saber en qué momento se ha tenido dicho sentimiento puede traer a la mente recuerdos agradables y divertidos para quien es preguntado.

36. ¿Qué es lo que te pone más nervioso?

Las cosas que irritan o ponen nervioso a cada uno pueden ser múltiples y variadas. Explicarlas y contrastar las diferencias entre personas pueden ser entretenido y sorprendente a la par que sirve para comprender mejor a la otra persona.

37. Si fueras un fantasma que habita una casa encantada, ¿Cómo atraerías a la gente dentro?

Una gran cantidad de películas de terror tienen lugar en mansiones y casas encantadas en las que un grupo (generalmente familias o grupos de amigos) deciden pasar la noche. Por lo general, dichas mansiones suelen estar desocupadas y casi vacías salvo por la presencia de espíritus que no suelen poder abandonar el lugar. Si quienes lo habitaran estuviesen con vida probablemente podrían sentirse aburridos y solos. La cuestión es pensar que haría una persona si fuera el fantasma de cara a atraer compañía y divertirse.

38. Si pudieses saber sólo una cosa del futuro, ¿qué preguntarías?

Conocer qué nos depara el futuro es algo bastante frecuente. Pero quienes quieren conocer cómo será el futuro del mundo suelen querer saber una gran cantidad de aspectos. Elegir una sola cosa es complicado, teniendo que reflexionar sobre qué elemento nos causa mayor curiosidad.

39. ¿Cómo sería un día perfecto para ti?

Todos tenemos cosas que hacen que nuestro día sea mejor o peor. Expresar qué nos haría felices puede provocar que soltemos una sonrisilla al imaginárnoslo.

40. Si te gastaran una broma pesada, ¿cómo te vengarías?

Que nos gasten determinadas bromas puede provocarnos enfado y rabia, así como el deseo de vengarnos. Pensar en cómo devolveríamos determinados tipos de broma y elaborar un pequeño plan puede hacer que sintamos cierto placer perverso.

41. ¿Qué es lo más extraño que has hecho por comer algo que te apetecía?

Con el estómago no se razona, y por eso hay veces en las que los antojos nos hacen realizar acciones extrañas, impropias de nosotros mismos. Comentar este tipo de anécdotas puede servir tanto para conocer más la personalidad del otro como para reír.

42. ¿Cuál es el tema sobre el que te avergüenza saber tan poco?

Todos somos ignorantes de muchos aspectos de la vida, y por eso nuestro nivel de conocimiento suele tener lagunas llamativas que nos puede dar vergüenza destapar. De todas formas, reconocerlo es el primer paso para solucionarlo, y si además nos sirve para pasar un rato divertido, mejor.

43. ¿Cuál ha sido la caída más graciosa que has tenido?

Los golpes y las caídas, si no dejan secuelas y los daños son leves, pueden ser algo muy gracioso; solo hace falta ver que tienen su propio género audiovisual, el slapstick. Así que rememorar esos pequeños accidentes puede despertar risas.

44. ¿Qué tipo de personas te asustan más?

Aquello a lo que le tenemos miedo nos define, y si esto lo aplicamos a las relaciones personales, puede llegar a ser tan entretenido como significativo.

45. ¿En qué ciudad en la que no has estado te gustaría gastar un millón de euros?

Imaginar situaciones en las que se tiene más poder del que resulta habitual puede dar mucho juego, especialmente si a la pregunta le añadimos una pequeña prueba oculta para saber hasta qué punto se conoce los sitios en los que no se ha estado.

46. ¿Cuál es el pub o discoteca más extraño en el que has estado?

Para rememorar alguna noche épica en un sitio mugriento o con alguna característica única.

47. ¿Quieres más a tu perro (o gato) que a algún otro miembro de tu familia?

Algunas mascotas son como familiares.

48. ¿Te has sentido atraído hacia una hermana (o hermano) de un amigo/a?

Todos tenemos algún amigo que tiene un hermano o hermana realmente atractivo/a.

49. ¿Cuál ha sido tu peor borrachera?

Casi todos hemos tenido alguna noche en que hemos perdido hasta la dignidad.

50. ¿Alguna vez te has descargado una app para ligar?

Típica pregunta divertida a la que poca gente quiere responder.