En las manifestaciones es fácil reconocer evidencias de pensamiento grupal. Wikimedia Commons.

Una sociedad se caracteriza por estar formada por una gran cantidad de personas o sujetos individuales, con sus propias características y maneras de pensar idiosincrática. Sin embargo, existen una serie de normas o pensamientos comunes dentro de una sociedad que crean un entramado de creencias, afirmaciones y normas sociales universales.

Una de las propuestas que intenta dar explicación a este fenómeno es la teoría de las representaciones sociales. En este artículo trataremos de revisar en qué consiste dicha teoría, así como las principales características de estas representaciones, sus elementos y sus funciones.

  • Artículo relacionado: "[Historia de la Psicología: autores y teorías principales](/psicologia/historia-de-la-psicologia"

¿Qué es la teoría de las representaciones sociales?

A lo largo de la historia de la psicología han sido varios los autores que han intentando desarrollar el concepto de representación social, no obstante esta teoría encuentra en el psicólogo social Serge Moscovici su mayor representante.

En el año 1961, Moscovici publicó su tesis doctoral en la que por primera vez mencionaba el concepto de representación social. Aunque la definición de este término ha ido evolucionando a lo largo de los años su esencia permanece intacta.

Según este teórico de la psicología social, las representaciones sociales son sistemas cognitivos con una lógica y enunciado propio. Dentro de estas representaciones sociales encontramos estereotipos, creencias, afirmaciones o valores que ayudan a las personas a orientarse y dominar su medio social.

Las representaciones sociales proporcionan un código de comunicación común con el que nombrar y clasificar de manera grupal los diferentes aspectos del mundo en el que vivimos. Asimismo, estos sistemas de códigos, principios y juicios clasificatorios conforman y guían la manera en la que las personas actúan en la sociedad, ya que establecen las normas y los límites que se encuentran dentro de la conciencia colectiva.

Es decir, la teoría representaciones sociales establece que existe una forma de pensamiento social o colectivo mediante el cual los individuos obtienen cierta percepción común de la realidad y además, actúan en relación a ella.

Finalmente, estas representaciones sociales pueden cambiar a través de los diferentes grupos de personas o culturas, por lo que estudiar cada de una las resentaciones sociales de una comunidad nos permite conocer cómo es dicha sociedad, así como la manera en la se regula y se compara con otras.

Características de las representaciones sociales

Con el objetivo de facilitar la comprensión y delimitación del concepto de representación social, los diversos teóricos que la estudian han elaborado un listado de las características que la definen y diferencian de otros fenómenos de pensamiento social.

1. Hace referencia a un aspecto concreto

Una representación social siempre hace alusión a un aspecto concreto que no puede materializarse físicamente. Es decir, las representaciones sociales son capaces de convertir una percepción o un aspecto abstracto en un concepto concreto que se presenta en la mente de todas las personas.

Un ejemplo pueden ser los estereotipos, los cuales a partir de una percepción establecen una sentencia o resolución de manera universal.

2. Son simplificadoras

La transformación de aspectos concretos en imágenes mentales universales permite la simplificación de estas, haciéndolas mucho más accesibles y entendibles para la sociedad.

3. Están en constante evolución

Desde el momento de la aparición de una representación social esta se encuentra en constante construcción y evolución. Este trabajo de elaboración es tanto de naturaleza personal como grupal, los que significa que los individuos no son sujetos pasivos que absorben representaciones sociales, sino que las fabrican y transforman adaptándolas al momento presente.

4. Tienen un carácter social

Tal y como su propio nombre indica, las representaciones sociales son sociales porque son creadas y compartidas por un grupo de personas con la finalidad de categorizar un fenómeno o evento social, explicar sus características e incorporarlo a la realidad.

5. Parten del sentido común

Las representaciones sociales forman una especie de pensamiento natural, no institucionalizado que encuentra su base en el sentido común. A partir de la comunicación entre las personas y los medios un nuevo elemento o imagen se integra en el pensamiento y discurso colectivo.

6. Son estructuras cognitivo-afectivas

Este fenómenos posee un aspecto afectivo. Las representaciones sociales son estructuras cognitivo-afectivas que interpretan, explican, escogen, conectan e interrelacionan todos aquellos datos que provienen del entorno.

7. Poseen una función práctica

Finalmente, las representaciones sociales poseen una finalidad práctica que permite utilizarlas como guía de orientación y comportamiento que posibilita a la persona interaccionar de manera satisfactoria con la sociedad que le rodea.

Elementos que las conforman

Los teóricos de la psicología social establecen la existencia de tres elementos principales que se encuentran dentro de las representaciones sociales. Estos elementos son: la información o contenido, el objeto y el sujeto.

1. Información o contenido

Para que una representación social pueda formarse esta necesita de un contenido. Este contenido esta formado por toda aquella información, saberes y conocimientos que existe en torno a un objeto o fenómeno social.

Dentro de este contenido podemos encontrar tres dimensiones diferentes:

  • Dimensión figurativa: son las imágenes mentales asociadas dicho fenómeno
  • Dimensión simbólica: el fenómeno adquiere un significado y puede ser transmitido a través del lenguaje
  • Dimensión afectiva: consiste en la valoración que la sociedad otorga a dicho fenómeno

2. Objeto

Evidentemente, dicha información debe de estar relacionada por necesidad con un objeto social, fenómeno o evento, el cual constituye el elemento central de la representación.

3. Sujeto/s

Finalmente, las representaciones sociales necesitan de un sujeto o grupo de sujetos que las asimilen y transmitan. El o los individuos son los agentes activos que perciben el fenómenos social, elaboran los contenidos de la representación y las comparte con el resto de personas.