La depresión es un trastorno que se ha asociado a una alta comorbilidad con otros trastornos psicológicos, además de problemas de salud tales como diabetes y cardiopatología.

Se considera el principal motivo por el que las personas se suicidan y, pese a los grandes avances en contra de la estigmatización, todavía a día de hoy se siguen creyendo muchos mitos acerca de los trastornos depresivos.

A continuación veremos diversas estadísticas sobre la depresión que evidencia cómo de grave es el problema, la importancia de seguir un tratamiento y la necesidad de informar a la población sobre sus consecuencias a nivel de salud, laboral, familiar y económico.

15 estadísticas sobre la depresión

La depresión es un trastorno mental muy frecuente, el cual se ha asociado con una alta comorbilidad con otros trastornos, especialmente los trastornos de ansiedad, además de varias enfermedades médicas.

Aquí encontrarás unos cuantos datos, acompañados por sus porcentajes, cifras y fuentes, que exponen las estadísticas sobre la depresión y su seguimiento en los últimos 10 años.

1. Cantidad de personas con depresión

Como ya íbamos comentando, la depresión es un trastorno mental muy frecuente. La Organización Mundial de la Salud (OMS) apunta que más de 300 millones de personas podrían ser diagnosticada con un trastorno depresivo. No obstante, hay estadísticas que son todavía más pesimistas, indicando que esta cifra ya llegaría a cerca de 350 millones de personas.

Para comprender mejor estas cifras, el que haya unas 350 millones de personas con depresión sería equivalente a la actual población de España multiplicada por siete. El porcentaje de personas que la sufren a lo largo de su vida se situaría entre el 8% y el 15%

2. Depresión y suicidio

Si bien no son todas las personas quienes cometen suicidio personas con un trastorno del estado de ánimo, cabe destacar que un importante porcentaje de ellas sí que se suicida porque no ve un final a su sufrimiento.

Cada año terminan con su vida cerca de 800.000 personas, siendo la segunda causa de muerte entre personas de 15 a 29 años.

Dado el alto riesgo de suicidio en la población con trastornos depresivos, es de suma importancia entender cómo se origina el trastorno y sofisticar los tratamientos psicológicos y farmacológicos.

En el caso de España, el riesgo de suicidio es 21 veces superior en la población deprimida en comparación con la general. La tasa de suicidio en españa es de 7 por cada 100.000 habitantes, lo que significan 10 muertes cada día.

3. Porcentaje de personas quienes reciben tratamiento

Pese a que existen tratamientos eficaces y en los que se requieren pocos recursos técnicos para ser aplicados, más de la mitad de la población de afectados por la depresión en todo el mundo no recibe ningún tratamiento.

Los porcentajes varían en función del país, pero en aquellos que todavía se encuentran en vías del desarrollo o que han padecido un conflicto bélico hace poco, el porcentaje de personas deprimidas sin recibir tratamiento alguno puede alcanzar el 90%.

4. Depresión en Europa

En todo el viejo continente hay países con altos casos de depresión. El ránking sitúa a Alemania como el país con más casos, teniendo más de 4 millones, seguida por Italia y Francia, con más de 3 millones cada uno y, en cuarto lugar, se encuentra España, con más de dos millones.

Para comprender mejor la cantidad de personas deprimidas que hay en España, basta con imaginarse a toda la población de Castilla y León (2,5 millones) deprimida.

5. Porcentajes por género

En todos los países europeos, y acorde con la tendencia mundial, hay más casos de mujeres deprimidas (5,1% del total de mujeres) que de hombres deprimidos (3,6% del total de hombres). En el caso de España, la depresión afecta al 9,2% de mujeres, mientras que en hombres afecta al 4%.

En España, el riesgo que la población general desarrolle una vez en su vida un episodio de depresión grave es, como cabe de esperar, el doble en mujeres (16,5%) que en hombres (8,9%).

6. Riesgo a tener depresión una vez en la vida

Factores como ser menor de 29 o mayor de 55, pobreza, desempleo o adicciones a drogas recreativas, tabaco o alcohol incrementan los porcentajes. La prevalencia de depresión es el doble en personas quienes se encuentran en situación de desempleo (9,2) en comparación con aquellas que están trabajando (3,1%).

7. Depresión en población infantil

En población infantil a nivel mundial, la OMS calcula que un 2% de los niños entre los 6 a 12 años sufre depresión. El porcentaje aumenta en la franja de los 12 a los 14 años, oscilando entre el 4% y 6%.

8. Consumo de fármacos

Las estadísticas con respecto al consumo de fármacos en España son las siguientes: cerca del 10,7% de la población consume tranquilizantes, relajantes o somníferos (13,9% en mujeres y 7,4% de los hombres), el 4,8% antidepresivos (6,7% de las mujeres y 2,7% de los hombres).

9. Búsqueda de ayuda profesional

Un 5,4% de la población española indica haber acudido a un profesional de la salud mental, sea psicólogo o psiquiatra mínimo una vez durante el último año (6,1% de las mujeres y 4,6% de los hombres).

10. Impacto económico

De acuerdos con datos de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), la depresión cuesta a los países miembros hasta un 4% del PIB. Aunque se trate de un dato de hace una década, se estimó que la depresión en el año 2010 costó a la Unión Europea 92.000 millones de euros.

Se ha relacionado la pérdida de productividad provocada por el absentismo y el presentismo en torno al 50% de todos los costes relacionados de una u otra forma con la depresión.

11. Abandono del tratamiento

Es preocupante ver que cerca de la mitad de los pacientes, un 43%, abandona el tratamiento.

Se sabe que una gran cantidad de los pacientes que continúan el tratamiento no lo siguen a rajatabla, especialmente si se trata del psicofarmacológico. Esto es debido a que algunos antidepresivos tardan varias semanas en hacer efecto, y los pacientes desean resultados a corto plazo.

12. Discapacidad, problemas de salud y hospitalización

En España, la depresión provoca una discapacidad funcional completa de 47 días al año en promedio, un una discapacidad funcional parcial de 60 días al año.

La depresión ha sido asociada con un factor de riesgo en enfermedades físicas, especialmente aquellas relacionadas con el corazón o problemas metabólicos como la diabetes. En Europa la depresión representa más del 7% de la mortalidad prematura.

La relación inversa ha sido también investigada, encontrando que cerca del 21,5% (16.3% en hombres y 31.8% en mujeres) de pacientes que se encuentran hospitalizados pueden presentar sintomatología depresiva. Cerca del 20% de los pacientes que son atendidos en la Atención Primaria española presentan trastornos depresivos.

13. Mejoría con antidepresivos

De acuerdo con una investigación del grupo de Furukawa (2016), cerca del 54% de los adultos con depresión que son tratados con fármacos antidepresivos notan una mejoría cercana al 50% de su sintomatología. Curiosamente, entre el 30 y 40% de los adultos que se les receta un fármaco placebo vieron también reducida su sintomatología en un 50%.

14. Mejoría con psicoterapia

El 62% de los adultos muestran mejoría tras asistir a psicoterapia, siendo el porcentaje de 66% en aquellos quienes han ido a un psicoterapeuta que les ha aplicado un tratamiento cognitivo-conductual, de acuerdo a una investigación de Cuijpers et al (2014).

En el caso de la población infantil, la mejoría es del 33%

15. Recaídas

En cuanto a las posibilidades de que una persona quien ha padecido un episodio depresivo vuelva a manifestar otro a lo largo de la vida, las estadísticas varían de forma destacable.

En términos generales, se ha relacionado la aparición de un episodio depresivo con una mayor probabilidad de que se dé una recaída después, a corto o largo plazo. Cerca del 60% de los pacientes que ha sufrido un episodio depresivo presenta al menos uno nuevo a lo largo de su vida.

No obstante, y de acuerdo con una investigación llevada a cabo por el grupo de Monroe en 2012, cerca del 50% de la población que ha vivido una depresión solo vivirá esa depresión en concreto.

No obstante, otra investigación (Richards, 2011) muestra los siguientes datos: entre el 25-40% de los pacientes quienes se recuperan tras el tratamiento tendrán otro episodio depresivo durante los siguientes 2 años, un 60% de ellos pasados 5 años y un 85% pasados 15 años

Referencias bibliográficas:

  • Fernández, Fernando & Martínez, África & Martín, Ana & Pérez-Fuentes, María & Molero Jurado, María Del Mar & Gázquez Linares, José. (2015). Prevalencia de la depresión en España: Análisis de los últimos 15 años. European Journal of Investigation in Health, Psychology and Education. 5. 10.1989/ejihpe.v5i2.118.
  • Cuijpers, P., Stringaris, A. y Wolpert, M. (2020). Treatment outcomes for depression: challenges and opportunities. The Lancet, 1-2.
  • Furukawa TA, Cipriani A, Atkinson LZ, et al. (2016) Placebo response rates in antidepressant trials: a systematic review of published and unpublished double-blind randomised controlled studies. Lancet Psychiatry; 3: 1059–66.
  • Cuijpers P, Karyotaki E, Weitz E, Andersson G, Hollon SD, van Straten A. (2014) The effects of psychotherapies for major depression in adults on remission, recovery and improvement: a meta-analysis. J Affect Disord; 159: 118–26.
  • Bear HA, Edbrooke-Childs J, Norton S, Krause KR, Wolpert M. (2019) Systematic review and meta-analysis: outcomes of routine specialist mental health care for young people with depression and/or anxiety. J Am Acad Child Adolesc Psychiatry 2019; published online Dec 24. https://doi.org/10.1016/j.jaac..12.002.
  • Monroe SM, Harkness KL. (2012) Is depression a chronic mental illness? Psychol Med; 42: 899–902.
  • Organización Mundial de la Salud. (30 de enero de 2020). Depresión. Recuperado de: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/depression