Veamos la vida y obra de este psicólogo estadounidense.

Albert Ellis es uno de los psicólogos más influyentes y conocidos dentro del mundo de la psicología clínica, especialmente debido al hecho de ser el autor o desarrollador de la conocida como Terapia Racional Emotiva. Pero aunque esta es su contribución más conocida en realidad su obra fue mucho más prolífica, incluyendo diversos trabajos referentes a la sexualidad, la religión o la práctica de la terapia psicológica en general.

Las contribuciones e investigaciones de Ellis fueron y siguen siendo altamente relevantes dentro de la práctica de la psicología, con un enfoque particular que ha servido de inspiración a otros muchos modelos.

Conocer la vida de este autor puede ser gran interés tanto para aquellos que se dediquen a la psicología clínica como para quienes tengan interés en conocer a una de las figuras más destacadas de dicho ámbito, motivo por el cual a lo largo de este artículo vamos a ver una ligera biografía de Albert Ellis.

Una breve biografía de Albert Ellis

Albert Ellis nació el 27 de septiembre de 1913 en la ciudad de Pittsburgh, Pennsylvania, siendo el primogénito de tres hermanos nacidos de una pareja de origen judío. Su relación con sus progenitores era fría y distante, siendo su padre un hombre de negocios de poco éxito que pasaba muy poco tiempo en casa y su madre alguien fría y distante con un posible trastorno bipolar.

El propio Ellis cosideraba que en su infancia él y sus hermanos habían sido negligidos por sus padres, teniendo él que encargarse de sus hermanos menores. Aunque inicialmente esta situación le genera gran dolor, con el tiempo aprendió a sentir indiferencia hacia dicha situación. La economía familia era precaria y especialmente en la época de la Gran Depresión, algo que obligó a los menores a trabajar para subsistir..

La salud de Ellis fue delicada ya desde la infancia, al sufrir desde los cinco años problemas renales que requirieron hospitalización, además de severas infecciones que hicieron que pasara hasta los siete años visitando regularmente los hospitales. Ello afectó gravemente a su socialización, dado que no podía participar en juegos intensos.

Formación académica e inicio en el mundo laboral

Una vez terminada su formación básica, Ellis se matriculó en la Universidad de Nueva York para estudiar dentro del ámbito de la economía y comercio, concretamente cursando la carrera de Administración de Empresas en 1934. Tras ello empezaría a ejercer como tal y a trabajar junto a su hermano menor en abrir un negocio de parches y remates para pantalones.

En sus memorias Ellis relata que durante toda su vida tuvo miedo a entrar en contacto con mujeres, algo que hizo que a los diecinueve se decidiese a empezar a intentar forzarse a hablar con cualquiera que encontrara sentada en los bancos del Jardín Botánico del Bronx, con el fin a superar su temor.

En 1936 conoció a la actriz Karyl Corper, con la cual tuvo una relación tormentosa pero intensa que culminaría en boda. Sin embargo, en 1938 y un año después de su boda la pareja pediría la anulación, aunque mantendrían buena relación e incluso el autor le donaría su esperma para tener hijos.

Sería nombrado director de personal en 1938 en una conocida empresa, mientras empleaba sus ratos libres para escribir obras de diversos géneros literarios y teatrales. Aunque llegó a contar con gran cantidad de obras, no consiguió que fueran publicadas, con lo que decidió desviarse a lo académico.

Inicio del interés por la psicología y la sexualidad

En esa época también empezó a mostrar interés por el amor, el erotismo y la sexualidad, escribiendo diversos artículos e incluso un libro titulado The Case for Promiscuity que sin embargo no llegaría a ser publicado.

Todo ello terminó por llevarle a interesarse por la sexología y la psicología clínica. Este interés, el cual se acrecentó gracias a las obras de Sigmund Freud y la teoría psicoanalítica, provocó que se inscribiera en el Colegio de Profesores de la Universidad de Columbia. Allí se graduaría en 1943, para a continuación empezar a trabajar en la práctica privada.

Posteriormente haría el doctorado en Psicología Clínica. Si bien inicialmente quería que su tesis tratara sobre el tema del amor en las estudiantes universitarias, finalmente tuvo que cambiarlo debido a la censura y controversia generada.

En vez de ello lo realizó sobre los cuestionarios de personalidad, a los cuales criticó duramente e indicaría que para él solo el Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota resultaba válido a nivel científico. Terminó su doctorado en 1947, mientras vivía y seguía con la práctica clínica en su apartamento en el Bronx. Intentó trabajar como profesor de psicología, pero en esos momentos de su vida no fue aceptado. También participó en los experimentos e investigaciones de Kinsey respecto a la sexualidad humana.

Su relación con el psicoanálisis

A lo largo de su formación Ellis adquirió una gran admiración por el psicoanálisis, lo que le llevó a analizarse con Richard Hülsenbeck durante varios años y a formarse en el Instituto de Karen Horney. En ella descubrió también un concepto que luego resultaría útil en el desarrollo de su propia terapia: los debos. Asimismo, su carrera fue ascendiendo: fue contactado por la Universidad de Rutgers y por la Universidad de Nueva York para dar clases a finales de los cuarenta, y poco a poco logró el puesto de jefe de psicología clínica en el New Jersey Diagnostic Center.

Sin embargo, la poca efectividad que parecía tener el método en sus pacientes con el psicoanálisis y la influencia de autores que se habían escindido de dicha rama para generar su propia escuela (como Adler, Horney o Sullivan) terminaron por hacerle cambiar hacia una posición algo más alejada de dicha visión y centrada en la terapia breve. De hecho en 1953 abandonó el psicoanálisis y empezó a investigar y a elaborar su propia teoría, más directiva.

La terapia racional emotiva

En su clínica, Ellis empezó a aplicar técnicas más activas y directas cuando trataba a sus pacientes, que mejoraban más que ante otro tipo de aproximaciones. Sería en 1955 cuando Ellis dejaría por completo el psicoanálisis para intentar centrarse en cambiar las ideas poco adaptativas de las personas y construyeran alternativas más racionales.

Daría inicio la terapia racional emotiva conductual, inicialmente denominada terapia racional en 1955, y empezaría a mostrar su teoría en la Asociación Americana de Psicología. El hecho de que se centrara en la cognición y las creencias (en una época fundamentalmente psicoanalítica) hizo que por lo general en sus inicios fuera poco valorada a nivel académico. Su teoría indica que nuestra conducta viene determinada por la presencia de un evento activador que genera una reacción emocional en base a la activación previa de un sistema de creencias. Así, la causa de la conducta o emoción no es el evento en sí sino el sistema de creencias que este despierta.

En 1956 con la bailarina Rhoda Winter Russell, una unión que terminó en divorcio pocos años después. Su primera gran publicación, en la cual explicaría su visión y terapia, aparece en 1959 bajo el título Cómo vivir con un neurótico. Ese mismo año fundó el Instituto Albert Ellis, en un edificio de Manhattan que compararía en 1965. Además de su terapia original, Ellis elaboró también una serie de talleres durante los viernes por la noche que se convertirían en una gran fuente de satisfacción para él.

Su interés por lo sexual y su contacto con Kinsey siguió a lo largo de los años, de tal modo que también publicaría diferentes libros sobre el tema, entre los que destaca “Sexo sin culpa”. Asimismo inicialmente consideraba la homosexualidad una patología, pero con el paso de los años dicha visión fue modificada y pasó a considerarla una orientación sexual.

También participó y colaboró con profesionales como Aaron Beck en aspectos como las creencias y la cognición. El auge de la corriente cognitivo-conductual propulsó su carrera al recibir tu teoría mayor apoyo, y con el tiempo fue cambiando el nombre de su terapia hasta la actual terapia racional emotiva. Asimismo, trabajó aspectos como la integridad y la religión durante dos décadas siguientes, y fundó la “Escuela de la Vida” para niños en 1970.

Convivió como pareja con Janet Wolfe entre 1965 y 2002, momento en que esta decide cesar su relación. Tras esta ruptura y con el paso del tiempo comenzaría una relación con la psicóloga Debbie Joffe, con la cual contrajo matrimonio en 2004. A lo largo de su vida ha sido considerado junto con Rogers y Freud como una de las figuras más influyentes en el ámbito de la psicología, además de haber recibido múltiples distinciones a nivel profesional.

Últimos años y muerte

A pesar de su gran prestigio, ello no impidió que sus últimos años tuviera que hacer frente a diversas dificultades. Entre ellos destaca el intento por parte de la junta de directivos del Instituto de cesar su participación en la junta y del ejercicio profesional dentro del mismo centro (sosteniendo los directivos que el autor tenía un estilo confrontativo, excéntrico y derrochador que ponía en riesgo el buen funcionamiento del instituto), si bien en 2006 la Corte Suprema tomó la decisión de reintegrarle en la junta directiva del Instituto que llevaba su nombre.

Durante la primavera de ese mismo 2006 Ellis tuvo que ser ingresado en el hospital por una neumonía, una hospitalización que se prolongaría hasta catorce meses (en las que pese a ello continuó escribiendo y dando entrevistas). Después de más un año de hospitalización, Albert Ellis pidió ser llevado a su casa, en la parte superior del Albert Ellis Institute. Su muerte se produjo durante el año 24 de julio de 2007, en los brazos de su esposa, por culpa de una insuficiencia cardíaca y renal.

El legado de Albert Ellis es inmenso: su terapia racional emotiva, además de utilizarse aún actualmente, puede considerarse una precursora de los grandes desarrollos cognitivo-conductuales. También aparece ligado a una gran cantidad de profesionales con quien mantuvo contacto y con quienes contribuyó en múltiples estudios.

Referencias bibliográficas:

  • Chávez, A.L. (2015). Albert Ellis (1913-2007): La vida y obra de un terapeuta cognitivo. Rev.PSicol, 5 (1): 137-146. Universidad Católica de San Pablo.
  • Ellis, A. (2010) All out: an autobiography. USA: Prometheus Books.
  • Lega, L & Velten, E. (2007). Albert Ellis: An authorized biography. New York: Insight Media.