La psicología moderna y, en especial, su rama experimental, no sería la misma de no haber sido por las grandes contribuciones de Charles Spearman.

Este psicólogo inglés es ampliamente conocido en el ámbito de la investigación por sus contribuciones estadísticas en el estudio de los procesos psicológicos, además de ser el autor de una de las teorías sobre la inteligencia humana más conocidas dentro del ámbito.

Veamos en más profundidad la vida de Charles Spearman, cuya vida, por giros de los acontecimientos, pasó de estar encaminada a defender su país a centrarse en las aptitudes intelectuales de los seres humanos.

Biografía de Charles Spearman

Charles Edward Spearman nació en Londres, Reino Unido, el 10 de septiembre de 1863, falleciendo en la misma ciudad el 17 de septiembre de 1945, con 82 años de edad.

Un comienzo tardío

Los inicios de Spearman en el campo de la psicología se podrían considerar tardíos, debido a que inició los estudios en 1898, teniendo 34 años de edad y tras haber formado parte, durante 15 años, como oficial en el segundo batallón de la Royal Munster Fusiliers en la India (1885-1897).

Su decisión de comenzar estudios de psicología experimental fue posiblemente influída por el hecho de que, mientras se encontraba en el subcontinente indio, se documentó sobre esta disciplina en sus ratos libres.

En aquella época, la psicología británica se caracterizaba por ser considerada una rama de la filosofía. Es por ello que Charles Spearman prefirió irse al extranjero, concretamente a Leipzig, Alemania, para poder cursar estudios en psicología experimental, la cual disponía de cierta independencia con respecto al campo de la filosofía.

Spearman tuvo la oportunidad de recibir conocimientos procedentes del mismísimo Wundt, sin embargo, no compartía su gusto en centrarse en procesos psicológicos básicos, tanto cognitivos como perceptivos, sintiendo el británico predilección por situaciones más complejas que se dan en la vida real, como, por ejemplo, el desempeño escolar.

Tras pasar dos años estudiando psicología en la Universidad de Leipzig, fue llamado a filas para servir a Gran Bretaña en la guerra segunda de los Boers (1899-1902). Volvió del conflicto, graduándose finalmente en psicología el año 1907.

Publicaciones y fama

La popularidad de Spearman es, sobre todo, debida a la publicación de dos artículos en el American Journal of Psychology en 1904, cuando todavía se encontraba estudiando psicología. A día de hoy, estos dos artículos siguen teniendo repercusión, llevando más de 2.000 citaciones cada uno.

El primero, ‘The proof and measurement of association between two things’, pretuvo expandir la idea de Galton sobre el coeficiente de correlación.

Spearman, pese a considerar como importantes los hallazgos realizados por Galton, y otros grandes investigadores destacables como Pearson y Bravais, no los consideraba tan útiles para el campo de la psicología experimental, creyendo que se debían reformular y adaptarlos a las demandas de la disciplina.

En ese mismo artículo, Spearman introduce el concepto de correlación parcial, como forma de control de las variables extrañas.

El otro artículo, ‘general intelligence, objectively determined and measured’, Charles Spearman hace una crítica a la investigación experimental previa, además de tratar de demostrar la fuerza del coeficiente de correlación.

Leyó sobre estudios anteriores que no habían logrado encontrar correlaciones, y apuntó posibles fallos metodológicos, junto con la falta de motivación de los participantes y errores a la hora de medir y analizar los resultados.

Influencia en la psicología

Tras la publicación de los dos artículos anteriormente mencionados, a Spearman le fue ofrecido un cargo en la University College de Londres para encargarse del programa de psicología experimental en esa universidad, además de trabajar como profesor en la institución.

Esto fue la simiente para el surgimiento de lo que se llamó ‘la escuela londinense de las diferencias individuales’, en la que fueron miembros personajes de la talla de Raymond Cattell, Hans Eysenck y Cyril Burt, entre otros, durante unos 30 años. Spearman y sus estudiantes continuaron abordando la inteligencia humana y su naturaleza, publicando en 1927 ‘The Abilities of Man’.

A continuación se explican con más detalle las dos principales contribuciones a la psicología de Spearman, en especial, en el ámbito del estudio de la inteligencia y el uso de la estadística en la investigación psicológica.

Teoría de la inteligencia

Spearman expuso su teoría bifactorial de la inteligencia, de acuerdo a la cual la ejecución de cualquier actividad mental depende de dos factores distintos.

En primer lugar, está el factor general o ‘g’, el cual es la base común de la inteligencia y que, aunque se da de forma variable según el individuo, éste se mantiene estable en el individuo para cualquier situación.

En segundo lugar están los factores específicos o ‘s’, los cuales son todas las capacidades específicas, que no únicamente se muestran de forma diferente entre individuos, sino que también varían entre capacidades de una misma persona.

Así pues, de acuerdo con la visión sobre la inteligencia propuesta por Spearman, este constructo es entendido de forma que existe un factor general que es estable en la persona y una serie de factores específicos, que son independientes entre sí, los cuales se manifiestan en forma de fortalezas y debilidades aptitudinales variadas.

Esta propuesta de Spearman no dejó indiferente a nadie, además de ser una de las primeras investigaciones en las que aplicó el análisis factorial y aportó el coeficiente de correlación que lleva su mismo apellido.

Thurstone criticó en 1938 lo observado por Spearman, dado que defendió la idea de la existencia de múltiples inteligencias o aptitudes intelectuales, que se daba de forma variada.

Este autor aseguró en un principio que existían por lo menos siete: numérica, razonamiento, espacial, perceptiva, memoria, fluidez verbal y comprensión verbal.

Posteriormente, el mismo Thurstone coincidió con Spearman en relación a la existencia de un factor general entre las medidas de las habilidades. Años más tarde, en 1963, Cattell también dio apoyo a las ideas de Spearman, pero con cambios a la hora de definir los factores detrás de la inteligencia.

Cattell propuso la existencia de dos tipos de factores, los cuales se diferencian en función de la edad: inteligencia fluida, más o menos similar al factor ‘g’ de Spearman, e inteligencia cristalizada, más relacionada con el conocimiento en un sentido más cultural de la palabra.

Hoy en día sigue habiendo debate sobre si existen o no diferentes cualidades en términos de inteligencia, aunque la posición mayoritaria es que sí que los hay.

La gran aportación de Spearman, la existencia de que por lo menos existe un factor presente en todas las actuaciones en las que se requiere el uso de la inteligencia, sigue siendo considerado uno de los grandes descubrimientos dentro de la psicología experimental.

Análisis factorial y coeficiente de correlación de Spearman

El análisis factorial es un método estadístico que sirve para hallar relaciones entre múltiples medidas consideradas correlacionadas. Spearman contribuyó de forma significativa en la refinación de este método. Fue él quien acuñó el término de análisis factorial y lo utilizó en la medida de múltiples aspectos cognitivos.

De hecho, fueron los resultados obtenidos mediante análisis factorial los que permitieron a Spearman postular los conceptos de factor general y factor específico.

Spearman aplicó procedimientos matemáticos mientras realizaba sus investigaciones en psicología experimental, tratando de describir y explorar desde una perspectiva estadística los fenómenos psicológicos, algo que ha llegado a influir de forma significativa la disciplina de la mente y el comportamiento hasta nuestros días.

El coeficiente de correlación de Spearman permite correlacionar dos variables por rangos en vez de medirlas su rendimiento por separado.

Referencias bibliográficas:

  • Spearman, C. (1904a). “General Intelligence,” objectively determined and measured. American Journal of Psychology, 15(2), 201-292.
  • Spearman, C. (1904b). The proof and measurement of association between two things. The American Journal of Psychology, 15(1), 72-101.
  • Spearman, C. (1927). The abilities of man. Oxford England: Macmillan.