Un resumen de la vida de este psiquiatra.

La historia de la psicopatología está llena de importantes figuras que realizaron numerosas aportaciones al campo de la psicología y de la salud mental. Una de ellas es Eugen Bleuler (1857-1939), el psiquiatra suizo que acuñó el término de “esquizofrenia”, y que incluía un grupo de trastornos heterogéneos.

Bleuler también habló de los síntomas de la esquizofrenia, y los diferenció en dos grupos: los básicos y los accesorios. En este artículo encontrarás una breve biografía de Eugen Bleuler, recorriendo su trayectoria formativa y laboral, y conociendo las aportaciones que hizo, especialmente en relación a la esquizofrenia.

Eugen Bleuler: inicios

Paul Eugen Bleuler (1857-1939) fue un psiquiatra suizo que nació en el año 1857 en una ciudad cercana a Zúrich, Zollikon, y que murió en la misma ciudad el año 1939, a la edad de 82 años. Hijo de Johann Rudolf Bleuler y de Pauline Bleuler-Bleuler, realizó la carrera de Medicina en la Universidad de Zurich. Allí, años más tarde, ejerció como profesor de psiquiatría.

En 1881 se graduó como médico y empezó a trabajar como médico asistente en la Clínica Psiquiátrica Waldau de Berna, ciudad suiza. Ahí trabajó para Gottlieb Burckhardt, otro importante psiquiatra suizo. Tres años más tarde, en 1884, Bleuler dejó esa clínica y empezó a viajar para seguir formándose como médico, con figuras como Jean-Martin Charcot, en París, Bernhard von Gudden, en Munich, y en Londres.

Después de esos viajes volvió a su país natal, concretamente a Zúrich, y trabajó como psiquiatra interno en el Hospital Universitario de Burghölzli (Zúrich). Seguidamente, en el año 1886, Eugen Bleuler asumió el cargo de director en una Clínica Psiquiátrica de Rheinau.

La labor de Bleuler ahí fue muy importante, ya que mejoró las condiciones de los pacientes institucionalizados. Finalmente, doce años más tarde, Bleuler fue nombrado director en el hospital anterior donde había trabajado, el Hospital Universitario de Burghölzli. Eugen Bleuler atendía especialmente al estado clínico global del paciente, es decir, observaba todos los síntomas que la persona presentaba en un momento concreto, y realizaba una valoración global.

Influencia de Freud

Eugen Bleuler siguió bien de cerca los pasos de Sigmund Freud, influenciándose de su obra y de sus aportaciones al campo de la psicología y la salud mental. Además, se interesó especialmente por la hipnosis.

Bleuler opinaba que los procesos mentales complejos podían ser inconscientes, tal y como defiende el psicoanálisis de Freud. Es por ello que Bleuler se interesó por que sus empleados en el Hospital de Burghölzli pudieran estudiar este tipo de procesos, desde una perspectiva psicoanalítica.

Sin embargo, aunque Eugen Bleuler se dejó nutrir por el psicoanálisis, y siguió esta orientación teórica durante gran parte de su trayectoria académica y profesional, se acabó distanciando de la misma, por no compartir sus principios con tanta determinación como Freud. Bleuler consideraba esta corriente psicológica como excesivamente dogmática.

Aportaciones a la investigación en salud mental

Algunas de las obras más relevantes de Eugen Bleuler fueron: Demencia precoz. El grupo de las Esquizofrenias (1993) y Tratado de Psiquiatría (1924) (1ª edición española). En cuanto a sus aportaciones, Bleuler es especialmente conocido por acuñar los términos de “esquizoide”, "esquizofrenia" y “autismo”.

Para llegar al término de esquizofrenia, partió de la demencia precoz propuesta por Emil Kraepelin, psiquiatra alemán y el primero en definir lo que luego sería llamado esquizofrenia.

Término de “esquizofrenia”

Concretamente, Eugen Bleuler introdujo mundialmente el concepto de “esquizofrenia”, y acuñó el término, en una conferencia en Berlín, el 24 de abril de 1908. Lo hizo a través de un tratado que elaboró, y que se basaba en el estudio de 647 pacientes que había atendido.

El término “esquizofrenia”, para Bleuler, aludía a una disociación de las funciones cerebrales normales que aparecía en este tipo de pacientes. La palabra proviene del griego, y significa “división” o “escisión” (esquizo) y “mente” o “razonamiento” (frenia).

Según el autor, en las personas con esquizofrenia, existía una separación o fisura entre las ideas (pensamiento) y los sentimientos; así, defendía que estos dos elementos se encontraban desligados, separados o disgregados.

Grupo de esquizofrenias

Para Eugen Bleuler, el concepto de “esquizofrenia” englobaba las formas de demencia precoz ya propuestas por Kraepelin, junto a la demencia juvenil, la idiocia adquirida, la catatonia y la hebefrenia. Así, el término “esquizofrenia” de Bleuler sustituyó al de “demencia praecox” de Kraepelin, e incluía un grupo de trastornos y no sólo uno, como defendía Kraepelin.

Bleuler insistía mucho en la heterogeneidad del concepto de esquizofrenia, ya que su “grupo de esquizofrenias” incluía trastornos muy heterogéneos de un paciente a otro.

Esquizofrenia simple

Bleuler, además, también consideró los subtipos de esquizofrenia: paranoide, catatónica y hebefrénica, que ya había introducido E. Kraepelin. Estos subtipos ya no aparecen en el DSM-5, pero sí en el DSM-IV-TR. Como aportación importante, a estos subtipos Eugen Bleuler les añadió uno nuevo: la esquizofrenia simple.

La esquizofrenia simple se caracteriza porque el paciente nunca ha presentado síntomas positivos (psicóticos), pero sin embargo, sí manifiesta síntomas negativos como abulia, aplanamiento afectivo o apatía.

Actualmente, este subtipo de esquizofrenia lo podemos encontrar como diagnóstico oficial en la CIE-10 (Clasificación Internacional de Enfermedades) y en el anexo del DSM-IV-TR (Manual Diagnóstico de los Trastornos Mentales). En el DSM-5, sin embargo, ya ni se menciona.

Las 4 Aes de Bleuler

Otra aportación muy interesante que realizó Eugen Bleuler fue la de las “4 Aes” de la esquizofrenia. Estas 4 Aes se referían a los síntomas básicos del trastorno, y los síntomas accesorios.

Para Bleuler, los síntomas básicos eran aquellos que siempre están presentes en la esquizofrenia (no tienen porqué estar todos); es decir, según él, manifestar uno de ellos ya era indicativo de padecer el trastorno. Los síntomas accesorios, sin embargo, no tienen por qué aparecer siempre.

Las 4 Aes (síntomas básicos), indican la letra (A) por la que empiezan los cuatro síntomas, que eran los siguientes:

1. Falta de Asociación

Es la falta de asociación entre las ideas que expresa el paciente; es decir, se trata de una alteración en el pensamiento que se traduce en el lenguaje a través de incoherencias, ilogicidad, etc.

2. Afecto aplanado

Es un síntoma negativo consistente en la ausencia de cualquier expresión emocional o afectiva (o la práctica ausencia). El paciente parece “como si no sintiera nada”.

3. Ambivalencia

La ambivalencia se manifiesta en el comportamiento del paciente, que se muestra un tanto incoherente, desorganizado, “de un lado a otro”, etc. Hoy en día lo traduciríamos como un comportamiento desorganizado, síntoma positivo típico de la esquizofrenia.

4. Autismo

Finalmente, la 4ª A que propone Eugen Bleuler es la de Autismo; de esta forma, el paciente se muestra distante, como “encerrado en su mundo”, aislado, con unos intereses muy restringidos, etc.

Síntomas accesorios

Los síntomas accesorios que propuso Bleuler fueron: los delirios, las alucinaciones, el negativismo, las alteraciones en el lenguaje, los síntomas somáticos y la catatonia. Es decir, síntomas únicamente positivos, según la clasificación de síntomas de la esquizofrenia.

Eugenesia

Un dato importante de Eugen Bleuler y que también merece la pena comentar es que defendió la esterilización eugenésica forzada en personas con un diagnóstico de esquizofrenia (o con predisposición a padecerla).

Esto implicaba esterilizar a estas personas sin su consentimiento, y sin una justificación médica o clínica previa. La eugenesia, por su parte, es una corriente, o una filosofía, que defiende el “perfeccionamiento” de la especie humana a través de la aplicación de las leyes biológicas de la herencia.

Bleuler opinaba que de esta forma se evitaría la perpetuación del trastorno, evitando así el “deterioro racial” de la especie humana. Estas ideas las plasmó en su obra “Tratado de psiquiatría”, que tiene fecha del 1924 (1ª edición española).

Referencias bibliográficas:

  • Bleuler E. (1993). Demencia Precoz. El grupo de las Esquizofrenias. 2ª ed. Trad. D. Ricardo Wagner. Ed. Lumen. Buenos Aires. Argentina.
  • Moskowitz A, Heim G. Eugen Bleuler's Dementia Praecox or the Group of Schizophrenias (1911): A Centenary Appreciation and Reconsideration. Schizophrenia Bulletin 2011; 37, 3:471-479.
  • Pacheco, L. (2015). A modo de fichas sobre clásicos de la Psiquiatría: Eugen Bleuler. Lmentala.net, 35: 1-5.