El apellido Gandhi se asocia instintivamente con la India, pero no solo por Mahatma, también por la política Indira Gandhi.

Dedicaremos estas líneas a conocer mejor la vida de esta importante personalidad a través de una biografía de Indira Gandhi. Conoceremos cuáles fueron sus logros más importantes y las contribuciones que durante su mandato se realizaron en el país donde gobernó durante más de una década, además de ocupar otros cargos.

Breve biografía de Indira Gandhi

Indira Gandhi nació en Allahabad, en el año 1917, con el nombre de Indira Priyadarshini Nehru. Provenía de una familia de tradición Pandit de Cachemira. El padre, llamado Jawaharlal Nehru, fue un activista en los círculos que promovían la independencia de la India de la corona británica y gracias a esta labor llegó a la primera línea de la política, llegando a ser el Primer Ministro del país.

De hecho, aún a día de hoy, ostenta el registro del Primer Ministro con más tiempo en el cargo en la India, pues estuvo casi 17 años, primero mientras el país estaba bajo el dominio británico y después cuando se constituyó como una república independiente. Toda esta actividad provocó que Indira Gandhi pasara poco tiempo con su progenitor, por lo que casi toda su infancia la vivió únicamente en compañía de su madre, Kamala Nehru.

Pero la situación de la madre no era nada fácil, pues padecía de una salud muy delicada y de hecho fallecería a causa de la tuberculosis, siendo Indira Gandhi aún muy joven, en el año 1936. Siendo el contacto con su padre prácticamente nulo, y con su madre prácticamente postrada en la cama por las afecciones que sufría, su educación se llevó a cabo a través de tutores. Se escolarizó en diferentes instituciones hasta completar la enseñanza primaria y secundaria.

Después se matriculó en la institución Santiniketan, que posteriormente daría origen a la Universidad de Visva-Bharati. Pero las constantes enfermedades de su madre le hicieron abandonar los estudios al poco tiempo. Tras el fallecimiento de su progenitora, retomó su formación, esta vez en la Universidad de Oxford, en la disciplina de historia. Esta etapa en Europa estuvo marcada por problemas de salud. Viajaba con frecuencia a Suiza para recibir tratamientos.

Regreso a la India y comienzo de la carrera política

En 1941, en plena Segunda Guerra Mundial, Indira Gandhi se vio obligada a regresar a la India, aún sin haber podido completar su carrera. Aunque es cierto que Oxford le expidió un título a nivel honorífico, tiempo después. Los años en Inglaterra, además de la propia formación, le permitieron conocer a Feroze Gandhi, que se convertiría en su marido. A pesar del notable apellido, no era pariente de Mahatma. De este matrimonio nacerían en los años venideros dos niños, Rajiv y Sanjay.

Una vez en la India, Indira Gandhi retomó el contacto con su padre, que por entonces ya ostentaba el cargo de Primer Ministro, y comenzó a trabajar como colaboradora de su gabinete. Esto le permitió acercarse de pleno al mundo de la política de primer nivel, que sería el campo en el que desarrollaría su actividad profesional desde entonces. Pocos años después, alcanzó el cargo de presidenta del Congreso.

El padre de Indira falleció en 1964, y para entonces, ella fue elegida como uno de los componentes del Consejo de Estados, el Rajya Sabha, a las órdenes de Lal Bahadur, Shastri, el Primer Ministro. Bajo dicho gobierno, también ostentó el cargo de Ministra de Información y Radiodifusión. A la muerte del líder del partido, Indira Gandhi fue la sucesora para dirigir dicha formación.

Indira Gandhi, Primera Ministra

Fue en el año 1966 cuando Indira Gandhi alcanzó la cota más alta del poder en la India, como Primera Ministra. Si bien algunos dirigentes del partido esperaban que se comportara como una figura débil debido a los prejuicios existentes en aquel entonces por el hecho de ser una mujer, Indira pronto demostró que contaba con las habilidades necesarias para desempeñar su cargo sin dejarse llevar por los que querían ejercer influencias sobre ella.

A lo largo de este primer mandato tuvo que tomar decisiones realmente duras. Algunas suponían la fragmentación de su propio partido, pero otras iban mucho más allá, pues tuvo que liderar la liberación de Bangladesh, lo que suponía iniciar un conflicto armado con Pakistán. Estos hechos hicieron cambiar toda opinión previa que pudiera tenerse sobre ella, y ahora se la consideraba una lideresa absolutamente consolidada.

Para el siguiente mandato, en el año 1971, Indira Gandhi se propuso la eliminación de la pobreza en la India, un problema que asolaba la nación. Esta política le supuso el apoyo de grandes grupos de población que vivían en situación desfavorecida. En este mandato tuvo lugar también la guerra contra Pakistán mencionada anteriormente. La victoria sobre la misma le otorgó una gran popularidad.

Pero era una época económica complicada para la India. La inflación aumentaba cada vez más y en 1973 llegó la crisis del petróleo, lo que agravó aún más la situación. Esto dio alas a la oposición, que cada vez era más fuerte.

Escándalo y estado de emergencia

En 1975, una sentencia concluyó que Indira Gandhi había realizado mala praxis en algunas actuaciones durante su gobierno para beneficiarse en las campañas electorales. Esto supuso su destitución en el escaño que poseía, pero no abandonó el cargo de Primera Ministra, pues al ser parte de la Rajya Sabha, podía seguir ostentando dicho puesto, según la Constitución de la India.

Esta decisión resultó polémica y se generaron protestas en la calle donde muchos ciudadanos manifestaron su malestar al respecto, generando una ola de disturbios. La decisión de Indira Gandhi para poder afrontar la situación, fue declarar el estado de emergencia. Comenzó una campaña de detenciones masivas sobre los manifestantes violentos.

La situación se agravó y comenzaron los toques de queda, la restricción de las libertades e incluso un procedimiento de censura en determinadas publicaciones que no se correspondían con los intereses del gobierno. A su vez, Indira Gandhi remodeló el gobierno para asegurarse que su gabinete estaba formado únicamente por personas leales a ella. También se modificó la ley para no necesitar del Parlamento para legislar.

A esta acumulación de poderes se sumó la presencia de su hijo, Sanjay Ghandi, como figura destacada del gobierno, sin contar con un cargo concreto dentro del mismo. El hecho de que su propio hijo, sin un cargo electo, ejerciera tuviera tanto poder, fue otro de los motivos que agravó la impopularidad creciente de Indira Gandhi.

Elecciones y salida del gobierno

En 1977, Indira Gandhi decidió convocar elecciones. El escándalo en el que se había visto envuelta, sumado a la declaración del estado de emergencia, prorrogado durante casi dos años, había dejado muy debilitada su imagen. Sin embargo, ella consideraba que aún contaba con el apoyo suficiente como para revalidar su cargo.

En su propio partido existían divisiones en torno a la deriva que estaba tomando el poder en la India debido a la forma de gobernar de Indira Gandhi. Cuando llegaron las elecciones, su partido sufrió una estrepitosa derrota, haciendo que incluso la propia Indira perdiera su escaño. Tuvo que ser a través de otra circunscripción, y en 1978, cuando volvió a la cámara.

Se vio envuelta en un nuevo escándalo en el que se le acusaba de haber conspirado para asesinar a los líderes de la oposición mientras duraba el estado de emergencia. Se la expulsó del Congreso. Pero el partido en el gobierno, la Unión Janata, comenzó a resquebrajarse por una serie de disputas internas entre los miembros de la coalición. Un nuevo gobierno fue formado gracias al apoyo de Gandhi, a cambio de la retirada de los cargos hacia ella y su hijo.

Vuelta al poder y asesinato

En las elecciones de 1980, Indira Gandhi consiguió volver al poder, logrando de nuevo el cargo de Primera Ministra de la India. Su hijo Sanjay murió al poco tiempo durante un accidente aéreo. Este hecho provocó que Indira convenciese a su otro hijo, Rajiv, para entrar en su gabinete, pues solo quería gente de su más absoluta confianza, y nadie mejor que sus propios hijos.

Durante esta legislatura, la política de Indira Gandhi estuvo marcada por los problemas derivados de las reivindicaciones del pueblo Sij, que buscaba la independencia de la región de Panyab para lograr así un Estado confesional. La respuesta de Indira fue la de la represión, llegando a culminar en la llamada Operación Blue Star, que fue una incursión militar a un templo Sij.

Se aplastó sin contemplaciones a toda la resistencia, implicando la muerte de muchos civiles en el proceso. La operación fue muy controvertida, y muchos acusaron a Indira Gandhi de utilizarla con el fin de promocionarse políticamente para la siguiente legislatura.

El 30 de octubre de 1984, Gandhi pronunció un discurso en el que literalmente dijo que estaría orgullosa de morir sirviendo a su país. Solo un día después, dos de sus guardaespaldas, de confesión Sij, asesinaron a Indira Gandhi, en represalia por la Operación Blue Star. Recibió 31 disparos.

Referencias bibliográficas:

  • Jayakar, P. (1992). Indira Gandhi: A Biography. Penguin Books.
  • Malhotra, I. (2014). Indira Gandhi: A personal and political biography. Rajkamal Electric Press.
  • Malik, Y.K. (1987). Indira Gandhi: Personality, political power and party politics. Journal of Asian and African Studies.