Son muchas las guerras que se han ido sucedido tanto en el pasado como incluso hoy en día a lo largo de la historia, estallando por una gran cantidad de posibles factores y motivos: desde conflictos ideológicos a invasiones provocadas por la búsqueda de territorio o recursos. En estos conflictos bélicos se producen una gran cantidad de pérdidas, con una inmensa cantidad de víctimas.

La intervención de fuerzas externas y profesionales que ayuden a promover una regeneración y reestructuración a nivel social y económico puede llegar a resultar de gran ayuda, implementando estrategias útiles que mejoren la situación de los habitantes del país.

Un ejemplo de ello lo encontramos en William Edwards Deming, uno de los principales ideólogos que contribuyó a la recuperación socioeconómica de Japón tras los sucesos acontecidos tras la Segunda Guerra Mundial. Es sobre este relevante autor del que vamos a hablar a lo largo de este artículo, en el que vamos a ver una breve biografía de William Edward Deming.

Biografía de William Edwards Deming

William Edwards Deming nació el 14 de octubre de 1900 en Sioux City, en Iowa. Se trata del primero de tres hermanos hijos del abogado William Albert Deming y la música Pluma Irene Edwards.

La familia contaba con muy pocos recursos y vivía en un hogar humilde, en una situación precaria. Inicialmente Deming y su familia vivieron en Sioux City, para posteriormente mudarse a una granja propiedad del abuelo materno en Camp Powell, Wyoming, algo a lo que les obligó el hecho de perder una demanda judicial y la posibilidad de beneficiarse de la concesión de tierras que realizó el gobierno para favorecer la agricultura.

Pese a ello la granja era muy poco productiva y la situación de la familia era difícil y apenas tenían para comer, de modo que William Edwards Deming tuvo que empezar a trabajar a los ocho años de edad para sobrevivir. Sin embargo, pese a su pobreza los padres del pequeño dieron gran importancia a formar a sus hijos, y Deming iba a la escuela de Powell a pesar de mantenerse trabajando en distintos empleos. El joven destacaba en matemáticas e incluso diversos profesores le envalentonaron a ir a la universidad.

Formación académica y primeros años de trabajo

Cuando en 1917 cumplió los diecisiete años el joven Deming partió a Laramie para inscribirse a la Universidad de Wyoming, en la cual cursó un grado en Ingeniería Eléctrica. Terminó dichos estudios en 1921, un año después de que falleciera su madre.

Un año después se casó con Agnes Bell, con la cual tendría una hija. Posteriormente realizó un máster en Física y Matemáticas en la Universidad de Colorado y tras ello un doctorado en Física en la Universidad de Yale, en 1928, con la tesis "A Possible Explanation of the Packing Effect of Helium". En esta última universidad fue contratado como profesor a tiempo parcial.

En el 27 fue contratado por el Departamento de Agricultura de Washington y por la Oficina del Censo de los Estados Unidos, donde ejerció de consejero estadístico. Durante su ejercicio en tales labores descubrió diferentes procedimientos propuestos por Walter Shewhart, que serían base de muchas de sus ideas posteriores. Dio clases en la USDA Graduate School, y escribirió múltiples artículos y publicaciones.

Desgraciadamente tres años más tarde su esposa murió, y durante ese mismo año lo hizo también su padre. Hasta 1932 no volvió a rehacer su vida sentimental casándose con Lola Elizabeth Shupe, con quien tendría dos hijas más.

La Segunda Guerra Mundial y su papel en la recuperación de Japón

Durante los primeros momentos de la Segunda Guerra Mundial, recibió el encargo de incrementar la calidad del armamento del ejército, durante los inicios de la primera guerra mundial. En 1935 empezó a trabajar como profesor de matemáticas y estadística en la USDA Graduate School, mientras seguía estudiando metodologías estadísticas propuestas por grandes profesionales del sector.

Se retiró de la Administración en 1946, para pasar a volverse consultor y profesor de estadística en la Universidad de Nueva York. Ese mismo año fue enviado a Japón para estudiar la producción agrícola y los problemas derivados por los daños generados durante la guerra, un viaje en el que haría numerosos contactos interesados en sus teorías (las cuales no habían sido excesivamente tenidas en cuenta en Estados Unidos).

Posteriormente en 1950 sería contactado y daría numerosos seminarios en el país nipón en lo referente al control estadístico, llegando a formar a una gran cantidad de profesionales en control estadístico de los procesos y en la gestión de la calidad total.

Estas conferencias fueron transcritas y vendidas, gozando de un enorme éxito. Pese a que quisieron pagarle los derechos de autor, Deming decidió rechazarlo para en su lugar proponer usar lo que le hubiesen dado para generar un premio para empresas ejemplares (el premio Deming, hoy en día uno de los más relevantes para las empresas japonesas). Sus teorías y métodos se empezaron a aplicar rápidamente, algo que contribuyó enormemente a cambiar la economía y mentalidad del país: la necesidad de controlar la calidad de los procesos y materiales y de generar planes que ayuden a gestionarla sin derroches. También elaboró múltiples principios y obstáculos que sirvieron para favorecer el control de dicha calidad.

Prestigio y vuelta al hogar

Después de su paso por Japón la popularidad de William Edwards Deming aumentó en gran medida, realizando múltiples conferencias en diferentes partes del mundo y una gran cantidad de publicaciones.

Los ideas que ayudaron a mejorar la economía japonesa, y que hasta su paso por el país no habían sido valoradas en su país de origen, también empezaron a revisarse y a aplicarse en Estados Unidos. En 1975 Deming se retiró de la docencia, pero siguió realizando publicaciones de gran prestigio internacional. También recibió una gran cantidad de premios y distinciones, como la Medalla Nacional de Tecnología, así como doctorados honoris causa en múltiples universidades.

Muerte

La muerte le llegó a William Edward Deming el 20 de diciembre de 1933, precisamente el mismo año que fundó el Instituto W. Edward Deming. Su fallecimiento ocurrió en la ciudad de Washington D.C.

El papel de este importante estadístico, matemático, profesor y consultor fue enorme durante toda su vida, e incluso perdura más allá de su muerte. Sus métodos y principios siguen vigentes en la sociedad japonesa y se han aplicado con éxito en otras partes del mundo, aún de gran utilidad en el mundo de la gerencia.

Referencias bibliográficas

  • The W. Edwards Deming Institute (s.f.). Deming The Man. [Online]. Disponible en: https://deming.org/deming/deming-the-man.