Carnap fue uno de los principales exponentes del positivismo lógico.

Rudolf Carnap (1891-1970) fue un filósofo alemán pionero en el positivismo lógico, el empirismo y la lógica simbólica. Es reconocido como uno de los más grandes exponentes de la filosofía de la ciencia de los inicios siglo XX, ya que entre otras cosas contribuyó a la consolidación de un paradigma de rigor científico dentro de la filosofía.

A continuación veremos la biografía de Rudolf Carnap, incluyendo algunos de los aspectos más importantes de su vida y obra.

Rudolf Carnap: biografía de un filósofo de la ciencia

Rudolf Carnap nació el 18 de mayo de 1891 en Ronsdorf, un municipio ubicado al noroeste de Alemania. Del año de 1910 al año 1914 se formó en filosofía y en lógica tradicional, así como en matemáticas, en la Universidad de Jena.

En dicha institución trabajó junto con Gottlob Frege, quien era reconocido como el máximo exponente de la lógica matemática del siglo XIX. En la misma universidad, pero en el año de 1921 se graduó como doctor con una investigación sobre el concepto de espacio, que dividió en tres tipos: el espacio formal, el espacio físico y el espacio intuitivo.

A partir de esto comenzó a desarrollarse de manera importante como filósofo de la ciencia y discute las teorías de la lógica simbólica y de la física; momento en el que también abordó temas relacionado el tiempo y la causalidad.

El círculo de Viena y el empirismo lógico

En los albores intelectuales de la Viena del siglo XX, existía un pequeño grupo de filósofos y matemáticos que se reunían para discutir algunos temas relacionados con la filosofía y la ciencia. Este grupo era conocido como el círculo de Viena, y su fundador, el empirista lógico Moritz Schlick, había invitado a Carnap a trabajar junto con ellos, dentro del círculo y también en la Universidad de Viena.

Parte del trabajo del círculo de Viena consistía en crear una perspectiva científica del mundo, en donde fuera posible aplicar la precisión de las ciencias exactas en las reflexiones y las teorías filosóficas. En contraste con el enfoque de la lógica tradicional, que estudia los principios de la demostración y verificación de inferencias mediante un lenguaje sin formalización estricta; Rudolf Carnap defendió los principios de la lógica simbólica o lógica matemática. Está última traduce y sistematiza, mediante un lenguaje formalista, nociones intuitivas de las matemáticas como los conjuntos, los números, los algoritmos, entre otros.

A través del concepto de criterio de estabilidad, Carnap y otro filósofos del empirismo lógico rechazaron las tradiciones más especulativas teología y la metafísica, no tanto por considerarlas falsas sino porque no hacen afirmaciones significativas en términos lógicos y formalistas. Además, consideraban que muchas de las preguntas filosóficas no tenían un sentido real, y que se planteaban por retórica y lenguaje excesivo.

Empirismo lógico de Carnap en Alemania y Estados Unidos

A partir de aquí realizó distintas conexiones con filósofos de la ciencia de tradición empirista que trabajaban en Alemania, y finalmente, en el año de 1930 crea un foro especial para el desarrollo de una nueva filosofía científica, llamada Erkenntniss.

Mediante la influencia del empirismo alemán, Carnap sostuvo que los términos y los enunciados de primer orden eran reductibles a aquellos de segundo orden a través de un principio que se conoce como principio de reductibilidad.

De acuerdo con esto, todos los conceptos utilizados para describir el hechos empíricos son completamente definibles por términos que se refieren exclusivamente a aspectos de la experiencia inmediata. Entonces, todos los enunciados empíricos son susceptibles de convertirse en enunciados sobre experiencias inmediatas.

En su periodo dentro del círculo y la Universidad de Viena, Carnap desarrolló un enfoque más liberal del empirismo, a partir del que defendía que los conceptos de la ciencia empírica no son completamente definibles por en términos puramente experienciales; pero que, por lo menos, pueden ser definidos mediante “enunciados de reducción” y “enunciados de observación”. Estos últimos pueden servir para confirmar una declaración empírica, aunque no tanto para ofrecer una prueba estricta de existencia o refutación.

Finalmente se desempeñó como profesor e investigador en la Universidad de Praga, pero ante el conflictivo contexto político previo a la segunda guerra mundial, Carnap se va a Estados Unidos, donde se nacionalizó en el año de 1941. En este país ejerció como profesor en la Universidad de Chicago, como investigador en Harvard y posteriormente realizó en la UCLA. A través de nuevas influencias e intereses, Carnap continuó teorizando sobre la semántica, el principio de verificación, la probabilidad, la inducción y filosofía del lenguaje.

Obras destacadas

La publicación más importante de Rudolf Carnap, que entre otras cosas lo consagró como uno de el más importante de los positivistas lógicos del siglo XX, fue el libro Sintaxis lógica del lenguaje, del año de 1934. Sostuvo que no existe la lógica o el lenguaje verdadero, más allá de los objetivos concretos que se persiguen cuando lo utilizamos.

Otras de las obras más importantes de Rudolf Carnap son Des Logische Aufbau der Welt (La estructura lógica del mundo), y Pseudoproblemas de filosofía, ambas del año de 1928. Entre las obras más recientes y también destacadas se encuentran Dos ensayos en entropía, de 1977; dos volúmenes de Estudios en lógica inductiva y probabilidad, de 1971 y 1980 respectivamente; y Metalógica, de 1995.

Referencias bibliográficas:

  • Duignan, B. & Hempel, C. (2018). Rudolf Carnap. Recuperado 23 de julio de 2018. Disponible en https://www.britannica.com/biography/Rudolf-Carnap.
  • Arthur, P. (1963). The Philosophy of Rudolf Carnap. Recuperado 23 de julio de 2018. Disponible en http://fitelson.org/confirmation/carnap_schilpp_volume.pdf.