Resulta increíble reflexionar sobre cómo son capaces de cambiar el curso de la historia una serie de individuos de forma puntual. Sin duda, este es el caso de Isaac Newton, un pensador multidisciplinar que dedicó su vida a la física, teología, investigación, alquimia y el cálculo matemático.

¿Qué habría sido de la ciencia moderna sin sus aportes? ¿cómo sería el mundo de la física a día de hoy si nunca hubiera sido publicada la obra Philosophiæ naturalis principia mathematica, donde se describen la ley de la gravitación universal y las bases de la mecánica clásica?

Sin duda, a pesar de que todos los seres humanos somos esenciales para nuestra sociedad de una forma u otra, existen personas que han cambiado la cultura y la percepción del mundo que nos rodea. Para muchos científicos, la obra magna de Isaac Newton es considerada la publicación científica más importante de la historia, que se dice pronto.

Por ello, para cualquier lector ávido de conocimiento científico, el acercamiento a la figura de Isaac Newton y de sus aportes al mundo de la investigación es algo esencial. Recordemos: para poder avanzar, tenemos que tener claro de dónde venimos. Por ello, en este artículo encontrarás una biografía resumida de Isaac Newton y una explicación sobre los aportes a la ciencia más relevantes de esta increíble figura.

Isaac Newton: la biografía de uno de los pensadores más relevantes de la Historia

Newton nació el 4 de enero de 1643, cerca de la periferia de la ciudad de Grantham (Lincolnshire, East Midlands, Inglaterra) donde pasó sus primeros años de vida. Isaac mostró un fuerte espíritu religioso durante sus primeras etapas vitales, cosa que se demuestra con un “cuaderno de pecados” que redactó durante su juventud, el cual fue subastado en 1936 y adquirido por la universidad de Cambridge.

Como curiosidad, algunas de las “transgresiones” ejercidas por este joven pensador son cuanto menos rocambolescas: escupir agua o usar la palabra dios abiertamente son dos ejemplos de los 57 recogidos.

No queremos realizar un repaso vital detallado de cada una de las etapas de esta fascinante figura, pues creemos fehacientemente que sus obras hablan por sí solas. Nos limitaremos a decir que a los 18 años ingresó en la universidad de Cambridge, y a la temprana edad de 26 años, sucedió a su propio maestro Isaac Barrow en la cátedra de matemáticas de su universidad.

Su desarrollo como científico

Tras esto, en 1672 ingresó en la Royal Society, una sociedad que reúne a los principales científicos ingleses, la cual a día de hoy continúa operativa bajo el nombre de “La Real Sociedad de Londres para el Avance de la Ciencia Natural”. En 1687, a petición de un amigo, publica el tratado Principios matemáticos de la filosofía natural o "Philosophiæ naturalis principia mathematica". Esta es, sin duda, una de las obras más importantes en los ámbitos de la ciencia en general y la física de toda la historia.

Newton pasó por distintos cargos públicos esenciales para la dirección de su país, pues fue diputado del parlamento, director de la Casa de la Moneda e incluso ocupó el lugar de presidencia de la Royal Society en el año 1703. Por su puesto, durante todos estos años dio forma a una serie de contribuciones esenciales que listaremos a continuación.

En este punto, es esencial hacer un apunte: por muy idolatrada que se tenga a una figura y por potente que sea su legado, un humano no deja de ser eso, un individuo. Así pues, la vida de Newton no estuvo libre de tribulaciones y malestares, pues por ejemplo, en el año 1693 sufrió una gran crisis psíquica, durante la cual se aisló y se privó a sí mismo de alimento y sueño. Durante esta época sufrió de depresión y paranoia recurrente, lo que hace que muchos especialistas sospechen que parecía de esquizofrenia y trastorno bipolar.

Estamos ante una persona polifacética y fascinante, pues a pesar de ser un increíble pensador y una mente inusitada, Newton no toleraba las críticas, presentó fuertes rivalidades con otros investigadores de la época y llegó a desear la muerte a más de uno. Desde luego, la personalidad no resta legitimidad a la obra, pero siempre debemos recordar que estamos ante seres humanos, es decir, entes imperfectos como cualquiera de nosotros.

Últimos años y muerte

Isaac abandonó este mundo a los 84 años de edad (1727) tras varios problemas renales, a causa de un cólico nefrítico. Cabe destacar que, a pesar de sus fuertes rivalidades, acusaciones de plagio y celos manifiestos con el filósofo y matemático Gottfried Leibniz, nunca perdió el respeto y la devoción tanto del pueblo como de la comunidad científica. Esto culminó en el año 1705, cuando recibió el título de “Sir” (caballero) de manos de la reina Ana.

Aportes a la ciencia

Una vez hemos recorrido la vida de este polifacético personaje, es hora de sumergirnos en su legado y obra.

1. La ley de la gravitación universal

Bernard Cohen, un historiador y científico contemporáneo de origen estadounidense, afirma que «el momento culminante de la Revolución científica fue el descubrimiento realizado por Isaac Newton de la ley de la gravitación universal». No estamos ante una simple fórmula, sino frente al entendimiento de la mayoría de los fenómenos físicos observables por el ojo humano.

Esta es una de las múltiples leyes físicas formuladas en el libro "Philosophiae Naturalis Principia Mathematica", la cual describe la interacción gravitatoria entre cuerpos con masa. Esto es, establece una relación proporcional entre la fuerza gravitatoria y la masa de los cuerpos. Para mantener las cosas simples: podemos afirmar que la fuerza con que dos masas se atraen es proporcional al producto de sus masas dividido por la distancia que las separa al cuadrado. Así, cuanto más cercanos y masivos sean dos cuerpos, más intensamente se atraerán.

2. Las 3 leyes de Newton

El espacio de redacción es finito, pero las aportaciones de Newton a la física y la ciencia en general no se pueden contar ni con los dos dedos de las manos. Por ello, condensamos la extrema complejidad de las tres leyes de la mecánica clásica, también recogidas en la obra citada con anterioridad:

  • Ley de la inercia: un cuerpo permanecerá en reposo o movimiento recto con velocidad constante, a menos que se aplique una fuerza externa.
  • Ley fundamental de la dinámica: la fuerza neta que es aplicada sobre un cuerpo es proporcional a la aceleración que este adquiere en su trayectoria.
  • Principio de acción y reacción: para toda acción hay siempre una reacción opuesta e igual.

Aunque a día de hoy estas postulaciones puedan parecer “de cajón”, fueron las bases de la mecánica clásica, lo cual nos ha permitido abarcar desde el entendimiento y fabricación de máquinas hasta la comprensión del movimiento planetario, al ser conjugadas con la ley de la gravitación universal previamente descrita.

3. Otras aportaciones

A pesar de haberte presentado las postulaciones más importantes de Isaac Newton, existen aún otros muchos aportes al mundo de la ciencia por parte de esta figura que la población general no conoce.

Por ejemplo, a Newton se le atribuye la invención del cálculo infinitesimal (junto con el filósofo ya nombrado Gottfried Wilhelm Leibniz, al que Newton acusó de plagio). En resumen, se trata de una importante rama de las matemáticas enfocada en el estudio del cambio y la continuidad.

También, a este fascinante pensador se le atribuye el descubrimiento de la dispersión refractiva, es decir, la descomposición del haz de luz blanco en los diferentes colores que lo componen (rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul, añil y violeta). Así pues, demostró que la luz del sol está compuesta por la suma de todos los colores. Casi nada.

Nos dejamos muchas más postulaciones e ideas en el tintero, pero podemos resumir el trabajo científico de Newton en el asentamiento de las bases de la mecánica clásica, diversos trabajos sobre la luz y ópticas y el desarrollo del cálculo infinitesimal en el ámbito matemático.

Resumen

Estamos ante un verdadero genio y titán de su época, que además de realizar múltiples trabajos de investigación esenciales para el desarrollo científico, fue una figura pública de renombre, hasta ganarse el estatus de caballero en el año 1705.

A pesar de todos sus logros no era un ser humano exento de fallos, y por ello se vio envuelto en intensas polémicas y roces con otros pensadores de la época durante parte de su vida. A esto se le suma un fuerte espíritu teológico y la sospecha de diversos desórdenes mentales, entre los que se atribuyen un posible trastorno bipolar o esquizofrenia. A pesar de tratarse de un ser humano (con los fallos que esto conlleva), la obra y el legado de esta impresionante figura perdurará hasta que la humanidad llegue a su fin.

Referencias bibliográficas:

  • Westfall, R.S., & Devons, S. (1981). Never at rest: A biography of Isaac Newton.
  • Marquina, J.E. (2005). La construcción newtoniana de la gravitación universal. Revista mexicana de física, 51(En1), pp. 45 - 53.
  • Ley de la gravitación universal, concepto.de. Recogido a 10 de septiembre en https://concepto.de/ley-de-gravitacion-universal/
  • Leyes de Newton: significados.com. Recogido a 10 de septiembre https://www.significados.com/leyes-de-newton/#:~:text=Las%20tres%20leyes%20de%20Newton,principio%20de%20acci%C3%B3n%20y%20reacci%C3%B3n.