¿Cómo superar a esa persona?

Varios consejos para superar a la persona de quien te has enamorado y no te ha correspondido.

Cómo superar a esa persona

¿Alguna vez has conocido a alguien de quien te has enamorado y has considerado muy especial para ti, pero no has tenido la oportunidad de poder empezar una relación?

¿O, por el contrario, la has tenido, pero esa persona ha decidido ponerle fin?

El reto de superar a la persona de quien te has enamorado

Cuando vivimos una situación así, la ruptura con esa persona se convierte en algo muy doloroso. Algunas personas llegan incluso a sentir un dolor físico, una presión en el pecho muy intensa o bien un nudo en la garganta que no les permite articular palabra. Los pensamientos en bucle siempre son los mismos: “¿Qué he hecho mal?”, “¿Por qué no me llama?”, “¿Por qué ya no le intereso?”, “¿Cómo puedo reconquistarlo/a?”.

A estas preguntas se suma la necesidad que tiene nuestra mente de combatir lo mal que nos sentimos al pensar que esa persona ya no nos quiere a su lado, de encontrar un momento en el día para poder dibujar y fantasear con un escenario diferente. Un escenario en el que esta persona vuelve, nos dice que se ha dado cuenta de que somos muy importantes y nos pide una oportunidad.

En este sentido, nuestra mente intenta encontrar el equilibrio para sobrevivir a las emociones tan negativas que sentimos a lo largo del día. Al fin y al cabo, no es agradable levantarse cada día pensando en esa persona, en lo que teníamos, y en lo que ya no nos da.

Ese momento de fantasía suele producirse cuando nos vamos a dormir. Iniciamos nuestro sueño con una situación agradable que nos ayude a descansar, pero esto no hace más que alimentar el bucle en el que estás metido y no te permite avanzar. ¿Por qué? Porque al despertarnos al día siguiente, y comprobar que lo que nos gustaría, no ocurre, el dolor, la frustración y el choque con la realidad, es más doloroso.

Consejos a tener en cuenta

¿Qué podemos hacer al respecto para superar la ruptura lo antes posible?

1. Piensa en esa persona en negativo

Cuando estamos enamorados, tenemos la tendencia a idealizar a la persona que queremos conquistar. Sus defectos y las cosas que no nos gustan pasan desapercibidas, llegando a ser capaces de aceptar lo que sea necesario por tal de conseguir su amor.

Baja a la realidad. Deja de pensar en todas las cosas buenas que vivisteis o que te dijo. Céntrate en pensar qué es lo que no te gustaba, lo que te avergonzaba o lo que te hacía sentir mal. Céntrate en lo que no te da en el momento presente. ¿De verdad crees que es el amor de tu vida? Tan importante era todo lo que te aportaba como para que inviertas tiempo y dolor en querer recuperarlo/a?

2. Deja de estar pendiente de sus redes sociales

¡Deja de hacer un seguimiento de sus historias y sus publicaciones, así nunca conseguirás sacarlo/a de tu cabeza!

3. No publiques cada minuto de tu vida para llamar su atención o esperar una reacción

Quien quiera saber de ti y cómo estás, te escribirá sin necesidad de tener que contestar a una historia o publicación que hagas en redes sociales. Si te piensa, te buscará.

4. Activa tu vida social

Si miras a tu alrededor, te darás cuenta de que tienes mucha gente dispuesta a disfrutarte y dedicarte su tiempo para hacerte sonreír. Aprovecha a esos amigos, familia o compañeros, que están presentes en tu día a día, para hacer planes y actividades que te permitan distraerte y valorar las cosas bonitas que tiene la vida tiene preparadas para ti.

5. Háblalo si lo necesitas pero sin que se convierta en el centro de tus conversaciones

Muchas personas necesitan desahogarse y compartir sus inquietudes. Esto es muy saludable si te ayuda a descargar tensiones y vaciar un poco la mente de tantos pensamientos en bucle.

Algunos encuentran respuestas u otras formas de ver la situación gracias al feedback que se recibe de los demás, pero tu desamor no debe convertirse en el centro de las conversaciones en tus reuniones sociales. Sin darte cuenta, estarás siempre pensando y hablando de lo mismo. Alimentamos de forma inconsciente algo que debemos eliminar de nuestro pensamiento.

6. Coge distancia física con esa persona

No provoques los encuentros ni frecuentes los lugares donde sabes que lo encontrarás. No te autoengañes. Sabes dónde puedes encontrar a esta persona, y si ya te ha demostrado que no tienen ningún interés en ti, no provoques encuentros que no harán más que causarte más dolor.

Cuando hay dolor, es que algo no funciona bien. Cuando no hay interés, no hay señales. Hacernos cientos de preguntas sólo servirá para alimentar nuestra angustia. No disponemos de las respuestas, sólo de los hechos. Y sabes bien, que cuando queremos saber algo de alguien, agudizamos el ingenio para conseguir contactar con esa persona. Somos capaces de mover cielo y tierra por encontrarla. Si alguien te busca, te encontrará, pero deja de querer llegar a ese lugar donde nadie te espera. Quiérete, valórate y encontrarás lo que mereces sin necesidad de sufrir para conseguirlo.

Psicóloga

Sabadell
Terapia online

Lydia Fiz es Psicóloga General Sanitaria y formada en psicopatología legal, forense y criminológica, con consulta en Sabadell y Manresa.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados