¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

8 hábitos para aumentar la autoestima

Así es como podemos implementar hábitos para aumentar nuestro nivel de autoestima.

Hábitos para aumentar la autoestima

Seguro que alguna vez te has sentido desanimado/a al plantearte proyectos o tareas cotidianas que supongan un reto, una experiencia habitual que ocurre sobre todo cuando no confiamos en nosotros mismos.

Es normal que esto ocurra de vez en cuando; el modo en el que nos percibimos a nosotros mismos varía según las circunstancias y, al ser dinámico, puede dar lugar a momentos en los que no nos sentimos preparados para hacer todo aquello que la vida pide de nosotros. Sin embargo, cuando esta experiencia se prolonga en el tiempo, ello es indicativo de que seguramente sufrimos un problema de baja autoestima.

La buena noticia es que no tenemos por qué resignarnos a sentirnos mal con nosotros mismos. Existen varias maneras de mejorar la autoestima y aunque las más eficaces pasan por acudir a psicoterapia, algunas son tan sencillas que pueden basarse en hábitos relativamente sencillos.

Hábitos clave para aumentar la autoestima en tu día a día

La autoestima es la forma en la que nos analizamos y valoramos a nosotros mismos de manera global, como seres individuales. Esto implica que la autoestima está compuesta por una parte textual (puede ser reflejada en frases y palabras) y otra emocional que nos toca más de cerca. La combinación de estas dos dimensiones de la autoestima hace que esta nos influya en todos los aspectos de la vida, y es por ello que conviene mantenerla en buen estado, sin dejar que nos arrastre hacia la tendencia a juzgarnos de una manera muy injusta y vinculada al auto-sabotaje constante.

Así pues, la autoestima constituye un elemento esencial en la vida de cualquier persona, y para aumentarla podemos poner en práctica una serie de hábitos muy útiles que puedan ser implementados en nuestro día a día.

1. Haz ejercicio regularmente

Hacer ejercicio moderado regularmente es uno de los hábitos más sencillos para mantener un buen equilibrio emocional, dado que influye tanto en la salud física como en la mental. No se trata de simplemente ponernos en forma y gustarnos ante el espejo; la propia experiencia de ejercitarnos genera en nosotros un efecto instantáneo de satisfacción ante nuestros logros.

El ejercicio puede ser de cualquier tipo, lo importante es que sea lo suficientemente intenso como para que suponga un reto y nos conecte con el aquí y ahora, dejando ir los pensamientos intrusos que suelen afectarnos cuando nos sentimos con baja autoestima.

2. Rodéate de personas que te valoren

Los seres humanos somos seres sociales, lo cual significa que necesitamos la compañía de otras personas para desarrollarnos y realizarnos saludablemente, así como también para sentirnos mejor a lo largo de nuestra vida. Buena parte de lo que creemos saber acerca de nosotros mismos lo extraemos del modo en el que vemos que los demás reaccionan ante nosotros, y es por ello que para mantener una buena autoestima hay que saber a quién merece la pena dedicar nuestro tiempo.

Aumentar la autoestima

Para aumentar la autoestima es necesario estar con aquellas personas que nos hacen sentir bien o que nos llevan a vernos a través de la lente de la crítica constructiva; no se trata de estar solamente con aduladores, sino con personas que se sienten bien compartiendo con nosotros lo que les gusta acerca de nuestra acciones y manera de ser, y que no tienen interés en hundir nuestra autoestima para volvernos dependientes de ellas (algo por desgracia común en las relaciones tóxicas).

3. Dedica tiempo libre a tus aficiones

Hacer lo que de verdad nos llena en la vida y dedicar tiempo a realizar aquellas aficiones que nos hacen felices es otra de las mejores formas que existen de mejorar nuestros niveles de autoestima. Nos permite demostrarnos de qué somos capaces en áreas del conocimiento o de la habilidad técnica que aportan significado a nuestras vidas.

4. Mantén un autodiálogo positivo contigo mismo

El autodiálogo es la manera en la que nos comunicamos con nosotros mismos. Algunas personas tienen tendencia a hablar consigo mismas antes de realizar alguna tarea complicada o bien para darse ánimos ante una prueba complicada.

Este hábito, lejos de ser una excentricidad, es una buena forma de comunicarnos con nosotros mismos y algo que recomiendan encarecidamente muchos psicólogos, especialmente para aquellas personas con problemas de autoestima.

Así pues, para mejorar nuestra autoestima debemos modificar un estilo de autodiálogo negativo y sustituirlo por uno más positivo. Esto significa que debemos empezar a hablarnos de manera positiva y respetuosa, destacando cuando sea necesario los éxitos y las cosas buenas que hacemos y también dándonos ánimos o siendo comprensivos cuando algo nos sale mal, para aprender de los errores.

5. Escribe un diario personal

Aumentar el conocimiento sobre uno mismo es la mejor manera de mejorar nuestros niveles de autoestima, por eso resulta tan importante ir rellenando un diario personal en el que escribamos nuestras emociones, miedos o problemas diarios.

Cuando nos conocemos mejor y somos capaces de identificar nuestras emociones, también seremos más capaces de modificarlas por otras más positivas, lo cual nos permitirá vivir mejor y ser más felices en la vida, con mayores niveles de autoestima.

6. Convierte la autocrítica en propuestas concretas

Las personas con baja autoestima tienen tendencia a ser autocríticos consigo mismos hasta niveles excesivos, ya que de manera sistemática consideran que lo hacen todo mal.

Para superar esta visión sobre uno mismo debemos convertir la autocrítica hacia nosotros y nuestro rendimiento en propuestas concretas, para saber de manera específica qué debemos cambiar con el objetivo de ser mejores.

7. Evita el perfeccionismo disfuncional

La baja autoestima también está causada muchas veces por un exceso de perfeccionismo en determinadas personas.

Esto consiste en que la persona nunca está contenta con su rendimiento ni con el resultado de su trabajo. Para mejorar este problema podemos fijarnos metas más realistas y alcanzables.

8. Evita expresarte en términos absolutos

Algunas personas con baja autoestima suelen albergar pensamientos muy drásticos sobre sí mismos, del tipo: “Soy un inútil” “Nada me sale bien” o “Jamás voy a conseguirlo”.

Para mejorar nuestra autoestima debemos modificar esos pensamientos tan absolutos por algunos más positivos y realistas. De esta forma podemos empezar a pensar “Esto no me ha salido, pero si me esfuerzo lo lograré” o bien “Esto no se me da bien pero otras cosas sí”.

¿Buscas asistencia psicológica para potenciar tu autoestima?

La Psicología ofrece herramientas de gestión emocional muy eficaces para superar los problemas de autoestima. Por eso, si te interesa contar con ayuda profesional, ponte en contacto con nosotros.

En Instituto Mente Feliz te ofrecemos servicios de psicoterapia y formación en regulación emocional, autoliderazgo y Atención Plena.

Psicóloga

Barcelona
Terapia online

Lorena Irribarra es Directora de Mentefeliz, centro situado en Barcelona en el que colaboran profesionales expertos en formación y programas de Mindfulness MBSR de la Universidad de Massachusetts; ofrece psicoterapia individual, coaching, terapia de pareja y formación y training para particulares y empresas.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados