El origen y la solución para la ansiedad (los 4 factores imprescindibles)

Ideas clave para entender el origen y la manera de solucionar los problemas de ansiedad.

Rubén Camacho

Rubén Camacho

El origen y la solución para la ansiedad (los 4 factores imprescindibles)

La ansiedad es uno de los problemas psicológicos y emocionales que más nos afectan, condicionan y limitan en nuestro día a día.

En nuestra era moderna vivimos una auténtica pandemia de ansiedad. Si hace apenas unas décadas era un problema que afectaba a un porcentaje escaso de la población, hoy día está presente en nuestras vidas con frecuencia.

¿Por qué cada vez sentimos más ansiedad? ¿Qué es lo que hace que dure tanto tiempo? ¿Podemos solucionarla sin recurrir a una medicación constante?

El alcance de los problemas de ansiedad

Antes del año 2020, mi trabajo como psicólogo y coach consistía en acompañar a personas en sus procesos de cambio personal, para conseguir cambios específicos en relación a su bienestar, gestión de emociones, relaciones de pareja, enfoque profesional, o también para superar dificultades concretas relacionadas con una ruptura o conflictos inesperados. La ansiedad estaba presente en un tercio de las personas a las que acompañaba.

La ansiedad es un problema muy común, pero la solución no puede limitarse a medicar masivamente a la población. La medicación afronta el síntoma, pero no la causa de la ansiedad. Este es el motivo por el cual tantas personas arrastran la ansiedad con los años. Los ansiolíticos relajan nuestra musculatura y diafragma y nos impiden llegar a un estado ansioso, pero tienen un efecto temporal y los secundarios también nos afectan y perjudican nuestra salud.

Por estos motivos he preparado este artículo, en el que incluyo un vídeo titulado "Ansiedad: el cambio más necesario". Soy Rubén Camacho, psicólogo y coach de empoderamientohumano.com, y ante todo te envío muchos ánimos para que hoy sea un antes y un después en tu relación con esta sensación y dificultad tan desagradable.

La generalización del malestar

Las personas que han vivido sus procesos de cambio y han superado la ansiedad (que comenzaron a experimentar por diversos motivos, tales como una ruptura, una pausa en la pareja, situaciones de incertidumbre, miedos, inseguridad) cada cierto tiempo me preguntan: "Rubén, hoy he sentido que la ansiedad ha vuelto por un momento".

El principal problema que tenemos con la ansiedad es que es una experiencia tan desagradable que nos hace sentir miedo, y eso aumenta la ansiedad. Sentir ansiedad en ciertos momentos de nuestra vida es normal (ante una experiencia intensa, una mudanza, un primer día de trabajo, cuando esperas los resultados de unas pruebas médicas, o incluso si ves una película de terror).

El problema con la ansiedad no es sentirla, sino generalizarla. Cuando nos acostumbramos a vivir con ansiedad estamos en un estado de alerta, la ansiedad nos agota, la sentimos en la boca del estómago y puede afectar a tu digestión, a tu descanso, llega la falta de sueño, los pensamientos intrusivos, y produce tanto agotamiento que también te lleva hacia el desánimo como mecanismo de defensa.

¿Qué es realmente la ansiedad? ¿Cómo se origina?

La ansiedad en realidad es un estado de miedo que se ha generalizado. Nos hemos acostumbrado a vivir con miedo, no necesariamente por un suceso concreto, sino por no haber sabido entender y gestionar esas emociones a tiempo.

A su vez, vivimos en un sistema social, de vida y trabajo cada vez más caótico, estresante, materialista y cargado de sobre información (lo cual nos induce ansiedad).

Imagina un animal que está en el bosque y le rodea un perímetro de depredadores: siente que en cualquier momento se lo van a comer. Por este motivo comienza a respirar de forma apresurada, hacia el pecho, con el propósito de estar listo para escapar en cualquier momento. Es una respiración de miedo donde el diafragma expulsa el aire con rapidez y presiona la boca del estómago...

Sí, ese es el motivo por el cual sientes la ansiedad en la boca del estómago (y también es la explicación de las famosas "mariposas" en el estómago cuando somos adolescentes y nos enamoramos). La ansiedad es siempre un resultado de tu mecánica respiratoria. Es tu forma de respirar lo que induce la ansiedad.

Cuando nos acostumbramos a vivir en un estado de alerta (por miedos frecuentes que no hemos sabido gestionar, un ambiente muy negativo, rutinas estresantes, no saber poner límites a las personas, sobre cargarte de responsabilidades que no puedes asumir, etc.) la ansiedad se generaliza y condiciona nuestra vida. Es un estado tan agotador que te lleva al desánimo y dificulta el sueño y el descanso (al respirar de forma tan superficial, es totalmente incompatible con el descanso, que necesita de una respiración completa).

Este es también el motivo por el cual cualquier solución contra la ansiedad será totalmente inútil si no te enfocas primero en tu forma de respirar. Ni los fármacos, ni una terapia meramente verbal puede solucionar un problema que no te ocurre solo temporalmente, sino cada día. Vamos entonces con las 4 claves para solucionar la ansiedad y prevenirla en el futuro.

Las 4 claves para solucionar y prevenir la ansiedad de forma definitiva

Vivir experiencias estresantes o traumáticas en nuestra vida es algo inevitable. Respirar según un estado de alerta y sentir cierta ansiedad también lo es. Pero llegar a vivir según un estado ansioso no es útil ni necesario.

Primera clave: respiración completa

Si el principal motivo es tu forma de respirar (lo cual motiva todo lo demás, ya que tu respiración induce que ciertas emociones sean más intensas, como el miedo y la inseguridad, así como la intensidad y frecuencia de pensamientos intrusivos), la solución siempre debe tener como pilar la respiración.

Cualquier proceso o solución que descuide tu forma de respirar será como querer mejorar tu forma física solo con alimentos saludables y sin hacer ejercicio.

Para solucionar la ansiedad y prevenirla es necesario en primer lugar disminuir su intensidad. Esto afecta no solo a la sensación desagradable de la boca del estómago o pecho sino también al resto de sintomatología (como los pensamientos intrusivos o rumiaciones).

Trabajar con tu respiración implica que la haces completa, es decir, respiras de tal forma que el aire llega hacia tu ombligo. Esta es la respiración natural del ser humano cuando está en paz o profundamente dormido.

Trabajando con tu respiración completa podrás ir poco a poco normalizando esta forma de respirar. Necesitarás ser paciente, ya que al ser la respiración un hábito de 24 horas, la ansiedad resulta pegajosa y necesitamos tiempo.

Segunda clave: aprender a entender y a gestionar tus emociones

El origen de la ansiedad es tu mecánica respiratoria, pero ante todo el problema nace de la forma en la que entiendes y gestionas tus emociones.

Sentir miedo, inseguridad, culpa, ira, incluso desánimo, es funcional y práctico en ciertos momentos de nuestra vida.

Sin embargo, si no aprendemos a entender y gestionar lo que sentimos esas emociones pueden hacerse demasiado intensas, frecuentes y duraderas. Este es el motivo por el cual aparece la ansiedad: el miedo se hace demasiado intenso y se generaliza.

La forma de gestionar tus emociones no es con actividades o lecturas, sino con tus acciones. Es lo que haces lo que te lleva a gestionar tu emoción de una forma u otra. Por este motivo lo que a ti te funcione será algo siempre particular, único, que descubrimos en un proceso de cambio profundo, práctico, totalmente personal y privado.

Tercera clave: la paciencia y la constancia

La ansiedad es pegajosa. A veces, se mantiene durante años. Es necesario entonces contar con la paciencia, ya que el proceso puede llevar un tiempo.

Sin embargo, no es necesario que sean demasiados meses o años. Si el proceso es práctico y trabajamos cada día, la intensidad de la ansiedad puede bajar en pocas semanas y aprendemos a gestionarla de forma estable.

Cuarta clave: compañía

Somos seres sociales, que aprenden, cambian y se transforman a través de las relaciones. La compañía es imprescindible en este proceso, pero no una compañía que te guíe o aconseje, sino que te ayude a verte como un espejo limpio para poder entender lo que te ocurre con perspectiva y así encontrar soluciones.

Empoderamiento Humano

Empoderamiento Humano

Licenciado en psicología y Máster en Coaching

Profesional verificado

Málaga

Terapia online

Voy a hacerte ahora una propuesta especial. En empoderamientohumano.com y en mi perfil de Psicología y Mente puedes encontrar la opción de agendar una sesión exploratoria conmigo, que podemos tener vía Whatsapp. En esa sesión, totalmente confidencial y privada, nos conocemos, profundizamos en tu problemas, encontramos una solución y estable y vemos cómo puedo acompañarte para que consigas superar al ansiedad al 100%.

Superar la ansiedad es posible si el cambio se da en ti. Sé lo difícil que es, así que te envío muchos ánimos, ilusión, compromiso y sobre todo mucha confianza.

Rubén Camacho

Rubén Camacho

Psicólogo y coach

Málaga

Terapia online

Psicólogo, coach y director de Empoderamiento humano, escuela de desarrollo personal online donde podrás comenzar procesos de cambio y transformación en tu vida para aumentar tu bienestar, mejorar tu autoestima y relaciones personales, conocerte mejor, gestionar tus emociones o mejorar tu productividad y liderazgo como profesional. Rubén es licenciado en Psicología (UNED) y Máster en Coaching y gestión del talento (EUDE, asociado a la Universidad Complutense de Madrid). Tiene más de 10 años de experiencia y ha acompañado a personas de hasta 5 países diferentes a conseguir el cambio y el desarrollo personal o profesional que necesitaban y se merecían.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados