Tratamiento del Trastorno Límite de la Personalidad: ¿cómo se abordan las comorbilidades?

El TLP se caracteriza por la desregulación emocional y las conductas impulsivas.

tratamiento-trastorno-limite-personalidad

El trastorno borderline es un trastorno de la personalidad que se caracteriza por la desregulación emocional, conductas impulsivas o de autodestrucción y relaciones conflictivas. Este trastorno por lo general se asocia a una serie de diferentes trastornos emocionales, comportamentales, alimentación, personalidad, entre otros. Estas comorbilidades van a desencadenar una serie de sintomatologías que van a complicar los mismos síntomas del trastorno de limite.

Dentro de las comorbilidades más frecuentes son los trastornos de ansiedad como la ansiedad generalizada, obsesivo compulsivo, pánico o estrés postraumático, así como los trastornos del ánimo como la depresión, distimia, ciclotimia y bipolaridad. Dentro de los trastornos de la alimentación tenemos la anorexia y bulimia. En el ámbito de los trastornos de la personalidad se encuentran el paranoide, dependiente, narcisista y el antisocial. En lo referente a las adicciones se suelen ver más el consumo de alcohol, drogas, sexo y juegos.

Por ser un trastorno muy complejo y complicado es importante que las personas que padecen de TLP busquen ayuda profesional especializada ya que por su complejidad amerita un abordaje más minucioso e integral a la vez. Por todo lo enunciado ya anteriormente quiero iniciar a profundizar la temática dando a conocer el concepto.

¿Qué es el trastorno límite de la personalidad?

Es el trastorno de personalidad más frecuente en el género femenino y se caracteriza por desregulación emocional, inestabilidad severa y problemas interpersonales. Este desequilibrio constante hace que las personas que padecen lleguen a realizar actos de autolesión e intentos suicidas por lo que se considera un problema de alto riesgo. Según del DSM-5, los síntomas son:

  • Impulsividad
  • Inestabilidad afectiva y reactividad al estado de animo
  • Alteración de identidad
  • Comportamientos autodestructivos, auto lesivos y suicidas
  • Relaciones interpersonales inestables y disfuncionales
  • Temor al abandono real o imaginativo
  • Sensación de vacío
  • Dificultad para gestionar la ira
  • Ideas paranoides

Las causas del trastorno son muy complejas, entrando en juego no solo factores genéticos o hereditarios, sino la propia fisiología del cerebro y el ambiente, es decir, el modo cómo el entorno influye en nosotros.

¿Cuáles son los tipos?

El TLP se clasifica de la siguiente manera:

1. Personalidad limite impulsiva

Son aquellas personas que buscan emociones muy fuertes, arriesgadas, impredecibles, susceptibles, muy enérgicas y suelen aburrirse rápido. Asimismo, tienen pensamientos suicidas y comportamientos autolesivos.

2. Personalidad limite desanimada

Suelen ser codependientes, buscan aprobación y aceptación debido a su sentimiento de inferioridad e insuficiencia y poco asertivos por ello son propensos a la depresión.

3. Personalidad limite petulante

Son pesimistas, impacientes, predecibles, irritables, críticos, poca tolerancia a la frustración lo que termina en estallidos de ira. Son personas depresivas, paranoicos y utilizan el comportamiento agresivo - pasivo.

4. Personalidad limite autodestructiva

De personalidad introvertidos que no se aman, temen el abandono, codependientes, depresivos, autodestructivos y con alta tendencia de suicidio.

que-es-trastorno-limite-personalidad

¿Cuáles son los tratamientos psicoterapéuticos?

El TLP se aborda de distintas formas:

1. Terapia cognitiva conductual

El objetivo de esta terapia es cambiar los pensamientos irracionales y el comportamiento desadaptativos asociados al trastorno.

2. Terapia dialéctica conductual

Tiene por objetivo entrenar a los pacientes en la regulación de sus emociones, habilidades de afrontamiento adaptativo a los eventos diarios de la vida y así mejorar las relaciones intrapersonales e interpersonales.

3. Terapia basada en la mentalización

El objetivo de esta es ayudar a conectar los pensamientos y emociones mediante la función reflexiva de la mente. Esto va generar comportamientos más adecuadas y mejores relaciones interpersonales.

4. Terapia de esquemas

Un enfoque innovador e integrado de otros enfoques terapéuticos como cognitivo conductual, Gestalt, teoría de apego y elementos dinámicos lo que permite un abordaje integral. La terapia se esquemas tiene por objetivo identificar y superar la evitación cognitiva y conductual; y descubrir los orígenes de esquemas disfuncionales tempranos y la influencia de todo ello en su vida y por último se le entrena a desarrollar estrategias psicológicas para que el adulto sano sea el que tome el rol y afronta la vida de una manera adaptativa o adecuada y a la vez cure a los otros modos des adaptativos.

¿Cuáles son las comorbilidades?

Según los estudios de Gasulla las comorbilidades más frecuentes en TLP son:

  • Ansiedad: TLP y Trastorno de ansiedad generalizada, pánico con agorafobia, fobia social. Es muy común que los que padecen de TLP manifiesten síntomas de ansiedad de cualquier tipo.

  • TOC. La tasa de prevalencia que existe en los trastornos de personalidad en pacientes con trastornos de ansiedad son altas ya que hay un 35% con TEPT, un 47% con pánico con agorafobia y con ansiedad generalizada, un 48% con fobia social y un 52% con TOC.

  • TDAH. El padecer TDAH en la infancia influye de manera positiva a que aparezcan las características clínicas de un TLP en la etapa de la adolescencia y adulto.

  • Trastorno por consumo de sustancias. Los pacientes con TLP por lo general tienden al consumo de alcohol y el abuso de drogas es una práctica frecuente y relativamente estable en este tipo de población. El consumo de alcohol puede ser visto como un intento para regular o para evadir las emociones negativas que padecen estos pacientes, es decir, como una técnica de afrontamiento desadaptativa.

  • Trastorno disociativo de la identidad. El trastorno de identidad disociativo se asocia con trastorno límite de la personalidad y viceversa, y las personas que tienen ambos trastornos tienen mayor comorbilidad y trauma.

  • Trastorno de la personalidad antisocial, narcisista, dependiente. Este trastorno antisocial y el TLP tienen una superposición en los síntomas y factores de riesgo, lo que sugiere que podrían reflejar la misma forma de psicopatología. La investigación ha encontrado de forma consistente altas tasas de comorbilidad entre el trastorno narcisista y el límite de la personalidad debido al tipo de apego que tuvieren en la infancia. Asimismo, hay estudios donde evidencias la relación entre el TLP y el trastorno dependiente de la personalidad.

  • Trastorno psicótico. Hay estudios que validan la psicosis que puede aparecer en el TLP debido al estrés que experimentan estos pacientes, los síntomas psicóticos más comunes son las alucinaciones auditivas, similares a las que aparecen en la esquizofrenia con contenido negativo y de crítica.

  • Trastorno del sueño. El TLP se asocia con diferentes tipos de trastorno del sueño ya sea de la continuidad del sueño, alteraciones en el sueño de onda lenta y el sueño REM.

  • Trastorno depresivo, distimia, ciclotimia y trastorno bipolar. El trastorno distímico surge cuando una persona tiene un estado de ánimo bajo en comparación con pacientes sanos durante un periodo prolongado de 2 años como mínimo, se ha visto que también está relacionado con el TLP. La ciclotimia es muy típico del trastorno bipolar y este si tiene mucha relación con el TLP, lo que agrava la situación del paciente.

  • Trastornos de alimentación. Este trastorno es muy frecuente en los TLP impulsivos y los de tipos controladores.

  • Asperger. A pesar de ser diferentes problemas tienen en común algunas características como la incapacidad de desarrollar y mantener relaciones sociales óptimas.

comorbolidades-trastorno-limite-personalidad

Conclusiones

Se puede decir que el trastorno límite, es un trastorno de la personalidad que se caracteriza por impulsividad, inestabilidad emocional y comportamientos des adaptativos que perjudicaran sus relaciones a nivel personal e interpersonal. Por otro lado, en lo referente a las comorbilidades el trastorno límite presenta asociación con trastornos como: ansiedad generalizada, trastornos depresivos, TDAH, TOC, TEPT, asimismo, trastornos del sueño, alimentación; trastornos de personalidad narcisista, paranoide, antisocial; trastornos psicóticos, dependencia a sustancias, etc. Esto no quiere decir que todos los que tienen el trastorno límite presenta todos los trastornos mencionados, sino que va adepender de las causas y el tipo del trastorno límite que presenta cada paciente.

  • American Psychiatric Association (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. 5th ed. Arlington, VA: American Psychiatric Publishing, Inc.
  • Caldera, S. (2022). TLP y las comorbilidades más comunes. https://www.amaitlp.org/tlp-y-las-comorbilidades-mas-comunes/
  • Gasulla, M. (2015) Revisión bibliográfica sobre la comorbilidad del trastorno límite de la personalidad con otros cuadros clínicos. https://repositori.uji.es/xmlui/bitstream/handle/10234/153006/TFG_2014_GasullaBellidoM.pdf?sequence=1

Artículos relacionados

Artículos nuevos

Quizás te interese