¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Triscaidecafobia (fobia al número 13): síntomas, causas y tratamiento

Veamos qué es la triscaidecafobia y de qué manera puede llegar a afectar a la calidad de vida.

Erin Sánchez

Erin Sánchez

11 mayo, 2022 - 16:06

Triscaidecafobia

La triscaidecafobia es la fobia al número trece; el sujeto que la sufre siente tal miedo intenso e irracional ante este número que lo evita a toda costa.

En este artículo hablaremos de la triscaidecafobia, y veremos cómo se define esta fobia, cuál es su relación con la superstición y qué ejemplos se vinculan con ella.

¿Qué es la triscaidecafobia?

La triscaidecafobia o fobia al número trece es un miedo intenso e irracional al número 13. Si nos fijamos en la etimología del término “treis” se traduce como tres y “deca” diez pudiendo traducir “triscaideca” como trece. Para considerar el miedo como fobia debemos comprobar que este es excesivo, que genera un malestar o alteración de la funcionalidad del sujeto, es decir, repercute en su vida.

Para ver el alcance que tiene la valoración negativa del número trece, cabe destacar que un 10% de la población general refiere preferir no vincularse con este número, pese a ser menor el porcentaje de sujetos que pueden recibir el diagnóstico de fobia.

Síntomas

La quinta Edición del Manual Diagnóstico de la Asociación de Psiquiatras Americanos (DMS 5) clasifica las fobias dentro de la categoría del trastorno de ansiedad. Las fobias específicas se definen como un miedo o ansiedad intensa por un objeto o situación específica, observándose este miedo casi siempre de manera desproporcionada y produciéndose evitación del estímulo fóbico. Como sucede con la mayoría de trastornos de ansiedad, los síntomas deben estar presentes mínimo 6 meses.

Fobia al trece

La triscaidecafobia está clasificada como tipo de fobia específica porque no coincide con ninguno de los especificadores concretos. Dada la repercusión que comporta la sintomatología fóbica en la vida de la persona será necesario acudir a psicoterapia.

Debemos tener en cuenta que para cumplir criterios y, por tanto, poder realizar diagnóstico y considerarlo fobia, tiene que observarse malestar o deterioro de la calidad de vida; por tanto, la intervención será indispensable para poder recuperar la funcionalidad.

Evitación del número trece

Vemos también cómo la utilización del número 13 se evita en distintos lugares o profesiones. Algunos rascacielos no tienen la planta número trece, pasan directamente a la catorce. También se observa esta evitación en calles, número de casa, filas de aviones, saltando directamente de la doce a la catorce o incluso en el número de habitación de hotel.

El documento nacional de identidad, el DNI, tampoco consta el número trece. El famoso escritor John Ronald Reuel Tolkien, en su libro El Hobbit, relata cómo los enanos piden encontrar uno más para añadirse con ellos al viaje para evitar ser trece. Asimismo, cantantes y compositores han evitado utilizar el número trece para numerar sus canciones.

Esta evitación también la vemos en deportes como el automovilismo o el motociclismo, donde sus participantes rechazan llevar el dorsal trece. Esta relación del trece con la mala suerte en las creencias supersticiosas se ve reforzada también cuando, en vez de evitar este número, se utiliza, puesto que se hace con el propósito de desvincularlo con la mala suerte que se le ha atribuido a nivel social.

Triscaidecafobia y superstición

Se ha vinculado la triscaidecafobia con las supersticiones. Entendemos la superstición como una creencia irracional, contraria a la razón, que podríamos explicar como un pensamiento mágico sin base científica, es decir, no lo podemos probar objetivamente. Aunque este tipo de creencias puedan parecer inofensivas, es posible que afecten al sujeto y terminen por repercutir en su día a día si no logra realizar determinadas actividades por dichas supersticiones.

Estas supersticiones tienen origen en el aprendizaje cultural o social, lo que quiere decir que no aparecen de manera innata en el sujeto, lo aprende por influencia cultural de su entorno. Esta creencia de aparición tiene sentido, ya que nos damos cuenta de que en distintas culturas surgen supersticiones diferentes y sujetos de una misma cultura pueden mostrar supersticiones similares.

Desde el ámbito de la Psicología se ha tratado de explicar la aparición de las conductas supersticiosas. El psicólogo Frederick Skinner observó en un experimento realizado con palomas que al presentar un refuerzo de manera aleatoria, los animales lo asociaban con una conducta realizada previamente a la aparición de este, repitiéndola así para obtener el refuerzo. Estas conductas se describieron como supersticiosas.

Posteriormente, el psicólogo Michael Mahoney apuntó que las conductas supersticiosas no eran las realizadas antes, sino posteriormente a recibir el refuerzo, valorándose como prejuicios, distorsiones cognitivas de la percepción y valoración de la realidad.

De este modo, podríamos considerar la triscaidecafobia como una superstición, una creencia irracional y sin fundamento científico. Los sujetos realizan conductas específicas para tratar de evitar o neutralizar los efectos que producen el número trece.

Tratamiento

La técnica que ha mostrado mejores resultados y mayor eficacia para tratar las fobias específicas es la exposición en vivo, que consiste en exponer de manera directa el sujeto al estímulo fóbico. Referente a la triscaidecafobia expondremos al paciente al número trece.

El modo de exposición puede variar según intensidad y duración de la exposición, intentaremos exponer a la máxima intensidad que el sujeto pueda soportar e ir aumentando progresivamente. La duración debe ser la suficiente para que la ansiedad pueda disminuir.

Ejemplos de triscaidecafobia

Como ya hemos vista, la triscaidecafobia es el temor intenso al número primo trece. El trece se ha visto relacionado con distintos hechos o acontecimientos, siendo en la actualidad un número vinculado con la mala suerte que muchos tratan de evitar por miedo a que pueda suceder un acontecimiento catastrófico. Esta relación con hechos negativos se percibe en distintas culturas y en diferentes momentos históricos. Veamos pues qué ejemplos y referencias de rechazo o miedo al número trece existen.

Dividiremos en distintas categorías según se vinculen con la muerte, con la religión, con sucesos históricos o con conducta de evitación.

1. Vinculado con la muerte

Se ha vinculado el número trece con la muerte. La cultura egipcia planteaba la vida como un ciclo dividido en distintas fases, coincidiendo la fase trece con la muerte. Por otro lado, en la baraja de cartas del tarot, utilizadas para predecir el futuro, coincide la carta número trece con la muerte. En ambos casos la muerte no se entiende como algo negativo, ya que los egipcios creían que después de la muerte empezaba una vida mejor y la carta de la muerte del tarot expresa que el sujeto vivirá un cambio, una transformación, pudiendo ser este positivo.

2. Relacionado con la religión

Otro campo que ha relacionado el trece con la mala suerte o lo ha descrito como un número a evitar es la religión. La religión cristiana hace referencia a que en la última cena había trece personas, los doce apóstoles y Jesús, sucediendo este hecho poco antes de que Jesús fuera traicionado y ejecutado. Asimismo, el capítulo 13 de Apocalipsis, último libro de la Biblia, libro sagrado del cristianismo, está dedicado al Anticristo, como nos indica su nombre, una figura contraria a Cristo, a Dios.

Los vikingos creían que Loki, un dios de la mitología nórdica, considerado el dios del fraude y de las artimañas, era el decimotercer dios en el panteón. Del mismo modo, los cristianos volvieron a relacionar el trece con el mal apuntando que Satanás, quien se vincula con el pecado, era el decimotercer ángel.

3. Sucesos históricos

El número trece ha sido también relacionado con hechos históricos que han reforzado la mala suerte que comporta este número y la vinculación con sucesos negativos.

Viernes trece

El viernes trece se considera un día de mala suerte en distintas culturas occidentales, puesto que se dieron diferentes sucesos negativos en esta fecha. Este temor irracional al viernes trece se considera también un tipo de fobia denominada parascevedecatriafobia. Acontecimientos negativos que tuvieron lugar un viernes trece: uno de los hechos más destacables fue la captura y condena de los caballeros templarios el viernes 13 de octubre de 1307. Más recientemente, el 13 de diciembre de 1939 en Victoria, en Australia, tuvo lugar uno de los peores incendios en la historia de la humanidad.

Posteriormente, el viernes 13 de octubre de 1972 un avión de la Fuerza Aérea de Uruguay se estrelló. El viernes 13 de noviembre de 1992 tuvo lugar uno de los crímenes más conocidos en España, el de “las niñas de Alcàsser”. Hace veinte años, el viernes 13 de enero de 2012, el crucero Costa Concordia chocó contra una roca, lo que causó la muerte de algunos de sus pasajeros. Uno de los sucesos más recientes, el viernes 13 de noviembre de 2015, tuvo lugar el primer atentado terrorista en París, Francia.

  • Larsen, J. (2015) Triskaidekaphobia and North American Residential Real Estate Price. International Real Estate Review.
  • Arakelyan, H. (2019) 3 phobia- Triskaidekaphobia. Medical Numerology.
  • Sanz, L.J. (2018) Manual CEDE de preparación PIR: Psicología Clínica Vol.1. CEDE: 5ªEdición.
Erin Sánchez

Erin Sánchez

Psicóloga

Erin Sánchez es graduada en Psicología con mención en Psicología Clínica infantil y de adultos por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente estudia para las oposiciones de Psicólogo Interno Residente (PIR) y es voluntaria en AVAN, asociación que acoge a personas con afectaciones neurológicas, con sede en Sabadell (Barcelona).

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados