Cómo afrontar los problemas para concentrarse si estudias para oposiciones

Consejos para que la tendencia a distraerte al estudiar no te perjudique si estás opositando.

Cómo afrontar los problemas para concentrarse si estudias para oposiciones

Si el aleteo de una mariposa o la caída de una hoja son suficientes para hacer que tu cabeza se despegue un largo rato de sus quehaceres, este artículo es para ti. Especialmente si te has propuesto estudiar para unas oposiciones.

Los problemas de concentración alejan a las personas de sus metas diarias y generan frustración tanto en el ámbito personal como en el laboral. Olvidar una cita importante, entregar un trabajo lleno de errores o no poder estudiar con eficacia son solo algunas de las consecuencias que puede generar la falta de enfoque.

En las siguientes líneas compartiremos contigo algunas claves para afrontar las dificultades para concentrarse y recuperar el control de tu atención. Spoiler alert: ¡El último tip te sorprenderá!

¿Por qué me cuesta tanto concentrarme?

Existen cientos de razones que podrían ser causantes de la falta de concentración. A continuación, evaluaremos algunas de las más comunes.

Las distracciones te atrapan. Desde las notificaciones constantes en tu móvil hasta el ruido ambiental en la oficina o en casa pueden disipar tu atención, `por lo que no es de extrañar que tengas dificultades para concentrarte.

1. Quieres hacer multitasking

Ser multitasking es una trampa. Sí, puedes hacerlo, pero no es una habilidad beneficiosa. En realidad, tu cerebro no está diseñado para funcionar de esa manera. Cuando intentas hacer varias cosas a la vez, lo que realmente haces es dividir tu atención, lo que reduce la eficiencia y la calidad del trabajo.

  • Descansas poco: La falta de sueño puede tener un impacto significativo en tu capacidad de concentración. Si no duermes lo suficiente, es normal que sientas cansancio, irritabilidad y con dificultad para enfocarte. Asegúrate de dormir entre 7 y 8 horas cada noche para mantener una mente alerta y concentrada.
  • Sientes poca motivación: si lo que estás haciendo no te emociona, tu mente buscará de todas las formas posibles de evitar el aburrimiento que te produce. Al contrario, cuando encuentras algo que nos apasiona, es más fácil mantener el enfoque y la concentración.
  • Tienes demasiados pensamientos: la mente puede ser tu mejor amiga o una piedra en el camino. Cuando hay alguna situación en tu vida que demanda demasiada atención, es normal que todos tus esfuerzos mentales se dirijan a ese algo. Esto puede ser algo bueno, malo o neutro: puede que no dejes de pensar en el amor de tu vida o en el gran estrés que te provoca tener deudas por pagar.
  • Te estás haciendo mayor: es normal que a medida que vas envejeciendo las habilidades mentales como la memoria disminuya gradualmente, incluso sin presencia de demencia o de otras enfermedades. Sin embargo, existen ejercicios y estrategias que puedes implementar para mantener una mente activa y mejorar tus habilidades cognitivas.
  • Padecer de algún trastornos o enfermedades que afecten la memoria: Ciertas condiciones médicas, como el TDAH, el Alzheimer, la esquizofrenia, la ansiedad, la depresión y las adicciones a sustancias pueden afectar significativamente la capacidad de concentración. Si sospechas que alguno de estos factores podría estar afectándote, es importante consultar con un profesional de la salud mental para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados.

12 claves para tener más concentración

A continuación, compartiremos contigo algunos tips para afrontar las dificultades para concentrarse, desde los más sencillos hasta el que menos esperas.

1. Sal a caminar

Tomar aire fresco durante 10 minutos aporta oxígeno a tu cerebro, mejora la circulación sanguínea y purifica tus ideas.

2. Prepara el espacio

Elige un lugar tranquilo y ordenado, reduce al máximo el ruido (si es necesario, usa auriculares y tapones para los oídos), deja entrar la luz natural del día y aleja cualquier distracción potencial, como tu teléfono móvil.

3. Haz pausas activas

Cada 45-60 minutos, toma un descanso de 5-10 minutos para levantarte, estirarte, caminar un poco o hacer algún ejercicio de respiración. Esto ayudará a oxigenar tu cuerpo y mente, reducir el estrés y mejorar tu concentración.

4. Planifícate y organiza tu tiempo

Crea una lista de tareas priorizando lo urgente e importante. En lugar de enfocarte en tareas grandes, divídelas en pequeños pasos. Establece un horario realista y trabaja en una tarea a la vez.

5. Escucha música instrumental o sonidos relajantes

La música puede tener un efecto poderoso en tu estado de ánimo y concentración. Elige música instrumental o sonidos de la naturaleza que te ayuden a relajarte y enfocarte en tu trabajo.

6. Aliméntate de forma saludable e hidrátate

Una dieta rica en frutas, verduras, proteínas y grasas saludables te dará la energía que necesitas para concentrarte. Bebe suficiente agua y evita el exceso de azúcar, cafeína y alimentos procesados, ya que pueden afectar negativamente tu concentración.

7. Ejercítate regularmente

La actividad física aumenta el flujo sanguíneo al cerebro, lo que mejora la memoria, la concentración y el estado de ánimo. Además, libera endorfinas, que tienen un efecto relajante y reducen el estrés.

8. ¡Pinta, dibuja o garabatea!

La actividad de pintar, dibujar o garabatear en los descansos puede ser una forma divertida y relajante de enfocar tu mente. Ayuda a desconectar y aprovechar bien esos minutos de reposo. Además, hace que trabajes en tu creatividad y fortalece tus habilidades para resolver problemas.

9. Juega a las adivinanzas o rompecabezas

Los juegos de ingenio, como las adivinanzas o los rompecabezas, desafían a tu cerebro y te ayudan a mejorar tu capacidad de concentración y atención.

10. ¡Medita!

La meditación es una práctica que te ayuda a entrenar tu mente para enfocarte en el presente y calmar tus pensamientos intrusivos. Existen diferentes técnicas de meditación, así que puedes encontrar una que se adapte a tus necesidades y preferencias.

11. Mastica chicle

Mascar chicle sin azúcar puede ayudarte a mejorar tu concentración y memoria a corto plazo. Algunos estudios sugieren que el chicle aumenta el flujo sanguíneo al cerebro y libera sustancias químicas que mejoran el rendimiento cognitivo.

12. ¡Enfócate en tus pasos!

Cuenta cada paso que das y presta atención a la sensación de tus pies tocando el suelo mientras caminas. Esta simple práctica puede ayudarte a entrenar tu mente para enfocarte en una sola actividad y mejorar tu concentración en general.

Optimo Nivel | Psicología Y Coaching Online

Optimo Nivel | Psicología Y Coaching Online

Especialistas en Opositores, Desarrollo Personal, Ansiedad y Gestión Emocional

Profesional verificado
Málaga
Terapia online

No olvides concentración es una habilidad que se puede entrenar con la práctica. Implementa estas claves en tu rutina diaria y verás cómo tu capacidad de concentración mejorará un montón.

Para gestionar las dificultades a la hora de concentrarse con tu oposición. En Óptimo Nivel te podemos ayudar de forma especializada.

Centro de Psicología

Málaga
Terapia online

Optimo Nivel Psicología y Coaching es un Centro de Psicología Online con sede en Málaga donde enfocan las sesiones de trabajo exclusivamente en tus necesidades únicas y particulares, para así lograr la superación y el éxito en problemas como: ansiedad, estrés, depresión, autoestima, obsesiones, pensamientos, emociones, etc. También son especialistas en ayudar a Estudiantes y Opositores a conseguir sus metas y objetivos trabajando en todas las variables psicológicas implicadas en el proceso: miedos, frustración, inseguridad, nervios, exponer en público, bloqueos, fatiga mental, procrastinación, etc. Su máximo objetivo consiste en mejorar significativamente tus niveles de bienestar, rendimiento y satisfacción personal.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados

Artículos nuevos

Quizás te interese