Un resumen de estos diferentes tipos de arte. Unsplash.

La belleza se puede expresar de muchas formas, tantas como personas hay en este mundo. Y es que lo que para uno es bello para otra persona puede ser algo realmente poco armonioso.

Sea cual sea lo que se entienda como algo digno de admiración, lo cierto es que las bellas artes se han constituido como la fuente de creación de muchas visiones sobre el mundo.

Pero... ¿cuáles son las bellas artes? ¿Qué las caracteriza? Estas preguntas se han hecho a lo largo de los años y han marcado la evolución de lo que se ha entendido como algo realmente artístico. Profundicemos sobre lo que son las bellas artes y veamos cuales son las que se contemplan como tales hoy en día.

¿Qué son las bellas artes?

Se conocen como bellas artes a las, actualmente, 7 formas de realización artística o representación de lo que se considera bello o artístico. Son consideradas como formas puras de arte, y emplean diferentes técnicas, materiales y procedimientos.

Las bellas artes no únicamente son diferentes entre sí, sino que además contemplan cada una de ellas diferentes visiones de lo qué es la belleza, habiendo tendencias diferentes dependiendo del país y del momento histórico.

Las dotes artísticas de la humanidad han permitido elaborar elementos duraderos que han trascendido el paso del tiempo, permitiendo comprender la cultura de antaño y qué visión tenían varios grupos étnicos sobre el mundo en el que vivían. Las bellas artes se han considerado aquellos productos artísticos que ocupaban un lugar central en lo que se entendía por alta cultura. Desde que se generó la idea de las bellas artes, 6 han sido las que han sido incluidas en esta clasificación: pintura, música, escultura, arquitectura, literatura y danza. Posteriormente, en el siglo XX se añadió la cinematografía.

El debate sobre si estas son realmente todas las bellas artes que existen o si se deben incluir otras, tales como el teatro o la fotografía, sigue estando activo. Además, cabe destacar el hecho de que la clasificación siempre ha partido de lo que se entendía como alta cultura en Occidente, sin tenerse en cuenta cuál era la visión en otras regiones del mundo en donde las diferencias étnicas con respecto a Europa son muy destacables.

Historia del concepto

Ya desde tiempos antiguos, las civilizaciones clásicas como Grecia y Roma estudiaron la representación artística, siendo destacable el filósofo Aristóteles. Los griegos contemplaban lo artístico en dos categorías oponibles: las artes superiores y las artes menores.

Las artes superiores eran las consideradas más poderosas y trascendentales, y entraban en esta categoría aquellas que impresionaban a los sentidos considerados los más elevados: la vista y el oído. En cambio, las menores eran más sencillas y vulgares, y se disfrutaban a través de los sentidos menos trascendentales de acuerdo a la visión griega, que eran el tacto, el olfato y el gusto. Dentro de esta categoría entrarían, por poner algunos ejemplos, la perfumería y la gastronomía.

Partiendo de la visión griega, varios siglos después, durante el XVIII, el francés Charles Batteux (1713-1780) trató de clasificar las bellas artes, publicando en 1746 su trabajo Les Beaux-Arts reduits à un même principe (“Las bellas artes reducidas a un mismo principio”). Aquí trató de agrupar las prácticas artísticas que eran valoradas en la época, teniendo en cuenta qué se entendía por belleza, buen gusto o estilo. Dentro de esta primera clasificación se consideraron como bellas artes a seis: danza, escultura, pintura, poesía, música y elocuencia.

Dada la mentalidad de la época, en esta primera clasificación de qué eran las bellas artes se incluyeron artes como la oratoria o la declamación, pero posteriormente fueron dejadas de lado.

¿Cuáles son las bellas artes?

Aquí encontrarás un resumen sobre cuáles son las bellas artes, con sus propiedades como formas de expresión artística.

1. Arquitectura

La arquitectura es una bella arte en la que se utiliza el ingenio y la delicadeza estética para crear edificios que sean armónicos con el resto de edificaciones cercanas, además de resultar llamativas con el paso del tiempo. Esta arte es, posiblemente, una de las más funcionales, dado que no solo los edificios bien construidos resultan un deleite para la vista, sino que además son lugares en los que se puede habitar.

El panteón de Roma, las pirámides de Egipto, Stonehenge en Reino Unido, el castillo de Himeji en Japón o la Sagrada Familia en Barcelona son algunos ejemplos de obras de la arquitectura internacional.

2. Danza

La danza es el arte en donde se trata de comunicar la belleza mediante la expresión corporal, realizando movimientos rítmicos, aunque no necesariamente estos movimientos tienen que ir acompañados de música.

Algunas de las obras de danza más destacables han sido las de Domenico da Piacenza, Marius Petipa, Agrippina Vagánova o Hanya Holm.

3. Literatura

La literatura es el arte que usa la palabra para crear. Este arte permite transmitir emociones, experiencias y opiniones de la forma más precisa, dado que usa el propio lenguaje para comunicar.

No obstante, dentro de ella se puede hacer uso de metáforas y otros recursos literarios que no necesariamente comunican de forma literal lo que realmente quieren decir. De hecho, dentro de la literatura se encuentran la poesía y el teatro.

La Divina Comedia de Dante Alighieri, Macbeth de Wlliam Shakespeare, La vida es Sueño de Calderón de la Barca o el archiconocidísimo El Quijote de Miguel de Cervantes son, por poner unas pocas, grandes obras de la literatura universal.

4. Pintura

La pintura transmite lo bello mediante el uso de técnicas de carácter visual, ya sea sobre un lienzo como en cualquier otro lugar en el que se pueda pintar.

Desde tiempos inmemoriales, el ser humano ha expresado su realidad utilizando pigmentos y haciendo dibujos con ellos, tratando de transmitir un mensaje que durase por siglos.

Conjuga elementos pictóricos de todo tipo, como las formas geométricas, la perspectiva, los colores, las texturas, tratando o no de presentarlas en una forma armoniosa o siendo rompedor, y así transmitir un mensaje de brusquedad y deseos de ir a contracorriente.

Algunas de las pinturas más conocidas son El Grito de Edvard Munch, el Guernica de Picasso, La joven de la perla de Johannes Vermeer, las pinturas prehistóricas de Atapuerca y la que probablemente sea el cuadro más famoso, la Mona Lisa de Leonardo da Vinci.

5. Escultura

Con al escultura se crean formas en el espacio tridimensional. Las técnicas para ello pueden ser variadas, como hacer relieves, modelar, tallar o esculpir, usando materiales diversos como arcilla, piedra o bronce.

El Discóbolo de Mirón de Eleuteras, los moái de las Islas de Pascua, el Cristo Redentor en la ciudad de Río de Janeiro o la Piedad de Miguel Ángel son algunos ejemplos de esculturas famosas.

6. Música

La música es un arte sonoro, que se rige por principios como la melodía, el ritmo y la armonía. Se pueden utilizar sonidos emitidos con varios instrumentos, ya sean de cuerda, de viento o percusión, además de añadir al conjunto artístico la voz humana.

La palabra “música” viene de los griegos, dado que consideraban que este arte era producto de las musas, quienes embellecían el mundo con sus habilidades musicales.

Desde las melodías cantadas con cítaras por los griegos, pasando por las Cantigas de Santa Maria del rey Alfonso X, las obras de Mozart, Vivaldi y Beethoven o las canciones de Britney Spears apenas son una pequeñísima porción de todas las obras musicales que la humanidad ha creado desde que lleva morando este planeta.

7. Cine

La cinematografía ha sido llamada habitualmente “el séptimo arte”, debido a que ha sido la última bella arte en ser admitida dentro de la clasificación oficial.

Realmente, este arte combina características de las otras seis, dado que combina elementos propios de la literatura, como lo es el guión, la banda sonora proviene del campo de la música y las imágenes se pueden entender como producto de las artes pictóricas.

El cine puede ser entendido como una forma de transformar el teatro en algo cristalizado, algo que queda perpetuamente registrado en una cinta de vídeo.

Las primeras películas fueron filmadas a finales del siglo XIX de la mano de los hermanos Lumière, y desde entonces este arte no ha parado de ofrecer obras artísticas.

Charles Chaplin, Alfred Hitchcock, Stanley Kubrick, Quentin Tarantino o Pedro Almodóvar son solo unos ejemplos de grandes directores cinematográficos.

Características de las bellas artes

Como hemos visto, las bellas artes que se contemplan son la arquitectura, la danza, la literatura, la pintura, la escultura, la música y el cine, aunque esta clasificación se encuentra a debate debido a la aparición de nuevas técnicas artísticas como la fotografía o la conveniencia de partir artes complejas e independizar sus subcategorías.

Sean cuales sean las bellas artes que puedan incluirse o excluirse de la clasificación oficial en el futuro, lo cierto es que todas ellas reúnen las siguientes características.

1. Aspiran comunicar lo bello

Sea cual sea la arte en sí y cómo lo haga, su objetivo es el de transmitir una experiencia bella, disfrutar de lo armónico y que vaya más allá de lo puramente terrenal.

2. Universalidad

Las obras de arte pretenden transmitir su mensaje al conjunto de la humanidad, tratando de romper las barreras de las diferencias religiosas, étnicas o sexuales.

3. Durabilidad

El propósito por el que ha sido elaborada una obra de arte es que dure en el tiempo, para poder ser disfrutada por varias generaciones y gentes de diferentes épocas.

¿Sólo hay 7 bellas artes?

La clasificación de las bellas artes no ha sido algo estático desde que se formuló el concepto. Es por ello que ha habido quienes han considerado oportuno incluir otras artes, llegándose a hablar de hasta una octava y novena arte.

De especial importancia ha sido el tema del teatro, dado que muchos son quienes consideran que debería ser una arte separado de la literatura, teniendo la misma opinión con respecto a la poesía.

Dentro de las artes pictóricas, que hasta el momento son solamente la escultura y la pintura, se ha planteado la creación de otras categorías independientes. Por poner algunos ejemplos, la fotografía, los mosaicos, el estampado, la caligrafía, la cerámica o el arte conceptual.

Referencias bibliográficas

  • Batteux, C. (1746). Les Beaux Arts réduits à un même principe. Imprimerie de CH. J. B. Delspine, ed. Francia.
  • Ballard, A. (1898). Arrows; or, Teaching a fine art.. A.S. Barnes & Company, Nueva York. EE.UU.
  • Torrey, J. (1874). A theory of fine art. Scribner, Armstrong, and Co. Nueva York, EE.UU.