“Érase una vez…”. Esta conocida construcción resuena en nuestra mente como la que da inicio a una gran parte de los cuentos que hemos oído en nuestra infancia.

El cuento, al igual que otros tipo de género literario, una forma de narración que nos explica una historia en forma de prosa. Otro género que trabaja la narración desde la prosa es la novela. Ambos tipos de narración tienen tienen características en común que provoca que en ocasiones puedan llegar a confundirse, pero sin embargo también poseen múltiples diferencias que los hacen reconocibles y diferentes.

En este artículo vamos a exponer las principales diferencias entre cuento y novela.

Definiendo conceptos: cuento y novela

La novela y el cuento son, como hemos dicho, géneros literarios escritos en prosa que cuentan y transmiten una historia en forma de narración. Aunque semejantes en algunos sentidos, poseen múltiples diferencias que las hacen fácilmente reconocibles.

Una novela es una narración relativamente extensa que relata una historia de ficción (sea esta totalmente ficticia o se base en parte en hechos reales), elaborada con fines recreativos. Se presentan una serie de acontecimientos en los que van a verse involucrados una serie de personajes, los cuales van a ir asimismo desarrollándose a lo largo de la historia. La acción se contextualiza en un punto determinado del espacio-tiempo, aunque se refiera a entornos o mundos no existentes. Las temáticas de ésta pueden ser variadas y tener diferentes estructuras y modos de llevarse a cabo.

En lo que respecta al cuento, se trata de una forma de narración breve y concisa que relata una situación ficticia concreta en la que se ven envueltos unos pocos personajes y cuya función principal es tanto entretener como transmitir determinados valores o enseñanzas. Su estructura es simple, y aunque hay excepciones con por lo general no se encuentran situados en un momento temporal o especial concretos.

Principales diferencias

Si bien en el apartado anterior ya pueden deducirse algunas diferencias entre un cuento y una novela, a continuación procedemos a remarcarlas y explicarlas.

1. Extensión

Una de las diferencias más fáciles de detectar entre cuento y novela es la diferencia en su extensión. Mientras que el cuento es generalmente breve y no suele abarcar más de unas pocas páginas, la novela presenta por lo general una extensión bastante marcada. A pesar de ello hay que tener en cuenta que la extensión es un parámetro confuso a la hora establecer un límite entre ambos tipos de narración, ya que existen cuentos muy extensos y novelas cortas que pueden ser semejantes en este factor.

2. Nivel de concreción y complejidad

Por norma general la novela presenta una alto nivel de complejidad, presentando diversas situaciones que pueden resultar difíciles de entender en un primer momento y que se van a ir desarrollando y variando a lo largo de la narración. Sin embargo el cuento tiende a resultar simple y conciso, proponiendo una situación muy delimitada y fácil de entender y sin que suelan parecer complicaciones más allá de las propuestas inicialmente.

3. Variación temática

Mientras que los cuentos generalmente se relacionan con un único tema en el que trabajar a lo largo de la historia, en las novelas pueden ir surgiendo diferentes temáticas, subtramas y giros de guion que enriquecen la lectura pero la hacen más compleja y difícil de seguir.

4. Estructura

En ambos géneros narrativos encontramos una estructura en forma de planteamiento, nudo y desenlace. Sin embargo, mientras que el cuento se adhiere firmemente a esta estructura y resulta fácil delimitar en qué momento de la historia estamos, en la novela pueden aparecer giros de guion, nuevos inicios o incluso una serie de historias paralelas que hacen de su estructura más compleja.

5. Personajes

El énfasis que se da a los personajes también difiere en novela y cuento. Mientras que el cuento suele centrarse en lo que le ocurre a unos pocos personajes la mayor parte de los cuales están delimitados desde el inicio, en la novela pueden aparecer una amplia variedad de personajes cuyo papel puede ir variando y que se van a ir desarrollando con diferentes niveles de profundización.

6. Escenario

Otro punto en que cuento y novela difieren es el uso que se le da al espacio y al tiempo. Los hechos que relata el cuento tienden a producirse en un único ámbito o lugar o bien relacionarse con un único viaje, mientras que en la novela la trama puede llevar a los personajes a diferentes entornos muy diferenciados entre sí. En cuanto al tiempo, si bien en ambos tipos de narración los hechos pueden suceder en un intervalo corto o largo de tiempo, es más frecuente que en el cuento las cosas sucedan en plazos de tiempo corto mientras que en las novelas los hechos se prolonguen.

Del mismo modo, a menudo ni el momento ni el lugar son en sí objeto de análisis en el cuento y únicamente se infieren, mientras que en las novelas suele delimitarse con mayor precisión estos aspectos estando la historia mucho más contextualizada (aunque se trate de lugares y tiempos que no han existido nunca).

7. Finalidad

La finalidad de ambos géneros también presenta diferencias. Si bien es cierto que ambos resultan un elemento lúdico, la novela tiene como única finalidad entretener y en algunos casos hacer pensar mientras que el cuento se centra en transmitir una enseñanza (generalmente en forma de moraleja).

8. Forma de transmisión

Una última diferencia la podemos encontrar en que la novela es una elaboración literaria que se transmite por escrito. Por contra, si bien el cuento puede aparecer por escrito tradicionalmente se ha transmitido de forma oral.