Las 4 diferencias entre Estado y gobierno

Estos dos conceptos nos hablan sobre diferentes niveles de poder en los países modernos.

Oscar Castillero Mimenza

Oscar Castillero Mimenza

De cara a que las diferentes personas que forman parte de un mismo grupo puedan organizar su actividad, el ser humano ha creado y elaborado varios mecanismos y organizaciones que permiten una correcta gestión de la conducta y actividad de sus componentes. Estos mecanismos actúan para dirigir y establecer los límites de la conducta e intentar garantizar que se cumplan los derechos, libertades y responsabilidades de cada miembro de la sociedad. 

Se forma la figura del Estado, el cual va a ser dirigido por el Gobierno. Ambos conceptos han llegado a ser confundidos en muchas ocasiones, de manera que en este artículo vamos a intentar establecer las principales diferencias entre Estado y gobierno.

Definiendo Estado y gobierno

Cuando hablamos de Estado, estamos utilizando un concepto de carácter político y legal que hace referencia al conjunto de elementos que forman parte de una sociedad. El Estado incluye tanto al conjunto de individuos que lo conforman como a la forma de organirlo, así como en menor medida el territorio que ocupan y sus fronteras. El Estado es soberano y de él emanan los diferentes poderes (legislativo, ejecutivo y judicial), y permite que se establezcan límites, normas, responsabilidades, derechos y libertades de manera que pueda regularse la convivencia.

Pero para conseguir que el Estado funcione correctamente es necesario que sea administrado de alguna forma. De ello se encarga el gobierno. Se entiende como tal al conjunto de individuos e instituciones que administran el Estado, ejerciendo para ello las diferentes funciones propias del poder ejecutivo. El gobierno asume el liderazgo de la sociedad y la autoridad para asegurarse de que las diferentes leyes sean seguidas e implementadas, siendo parte importante del Estado aunque no la única.

De este modo podemos percibir que el gobierno es una parte del Estado, no siendo ambos conceptos sinónimos ni haciendo referencia a lo mismo.

Principales diferencias entre gobierno y Estado

A continuación vamos a observar algunas de las principales diferencias entre ambos conceptos: Estado y Gobierno.

1. Nivel de inclusión entre conceptos

Una de las principales diferencias entre Estado y gobierno se encuentra en que uno es únicamente una parte del otro. El Estado incluye al gobierno, el cual ostente el poder político (concretamente se hace cargo del poder ejecutivo), como parte de él. 

Pero el Estado es mucho más, ya que este concepto hace referencia al conjunto de componentes de una misma sociedad, su territorio y su manera de organizarse.

2. Nivel de abstracción

Otro de los aspectos en que se diferencian lo encontramos en el nivel de abstracción que suponen ambos conceptos. El gobierno como institución es perceptible y es posible reconocer quienes forman parte de él, pudiendo identificar a las personas físicas que lo conforman. 

Sin embargo el término Estado es más bien un concepto abstracto en el que se integran la ciudadanía, el territorio y su organización, no siendo algo claramente perceptible.

3. Duración y estabilidad

Estado y gobierno son también diferentes en otro aspecto: su duración. Mientras que el Estado permanece inalterable a lo largo del tiempo a menos que se disuelva la unidad entre sus componentes o bien se integre en un nuevo Estado que lo incluya, el Gobierno tiene una duración determinada ya sea ésta pactada de antemano (como en nuestro país, en que cada cuatro años tenemos elecciones) o bien ante la deposición con incluso el deceso de sus gobernantes (como en las dictaduras, o bien en países con formas de gobierno como la monarquía absoluta).

4. Poder

El nivel de poder que poseen gobierno y Estado es también diferente, a pesar de que existen claras diferencias en función del tipo de gobierno que tenga una región. 

Por norma general en países democráticos el papel del gobierno es la de ejercer el poder ejecutivo o la aplicación de las leyes, siendo las leyes en sí elaboradas y aprobadas por otras estructuras (en países con monarquía absoluta también se encargaría del resto de poderes así como también en dictaduras el dictador trata de ejercer el poder legislativo y judicial) y teniendo poderes limitados.

El Estado sin embargo es la fuente de todo el poder (tanto del ejecutivo como del legislativo y judicial), siendo soberano y el que decide a quienes se le cede el poder de gobernar y organizarlo.

Referencias bibliográficas:

  • Rodríguez Suárez, M.; García Domínguez, C. y Justafré García, Y. (2012). La diferencia técnica- jurídica entre estado y gobierno. Contribuciones a las Ciencias Sociales. Universidad de Málaga.
Oscar Castillero Mimenza

Oscar Castillero Mimenza

Psicólogo en Barcelona | Redactor especializado en Psicología Clínica

Barcelona

Graduado en Psicología con mención en Psicología Clínica por la Universidad de Barcelona. Máster en Psicopedagogía con especialización en Orientación en Educación Secundaria. Cursando el Máster en Psicología General Sanitaria por la UB.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados