La separación y su influencia en los niños: ¿qué hacer?

Varios consejos acerca de cómo hacer para que los pequeños se adapten a la separación.

Tomás Santa Cecilia

Tomás Santa Cecilia

La separación y su influencia en los niños: qué hacer

Muchos niños y niñas experimentan la separación de sus padres como algo emocionalmente muy doloroso, incluso traumático en casos extremos.

Sin embargo, nadie está predestinado a sufrir mucho durante meses debido a esto; cómo nos adaptemos a la situación influye mucho en cómo vayan a vivir esa etapa.

Por qué es importante preparar a los niños para el proceso de separación

La separación afecta sobre todo a la pareja que deja de existir como tal, pero eso no significa que su impacto psicológico se reduzca a esas dos personas. Cuando hay hijos de corta edad involucrados, también es importante que ese proceso de separación sea lo más “sano” posible, porque su contexto de crianza cambiará significativamente, y también lo hará el modo en el que se relacionará con sus progenitores.

Esto tiene que ver también con la etapa del desarrollo psicológico en la que se encuentran. Durante la infancia y la adolescencia, es fácil que los cambios radicales generen mucha ansiedad y estrés, y sus habilidades de afrontamiento no son tan operantes como los del adulto promedio. Por el otro lado, el ámbito familiar es el lugar en el que la mayoría de menores se sienten más seguros, y la separación suele ser interpretada como una vulneración de ese espacio en el que uno puede relajarse y tener su espacio.

Por ello, si bien el miedo a hacer sufrir a un hijo o hija no debería determinar la decisión de si separarse o no (ni producir sentimientos de culpa en caso de optar por lo primero), es importante tomar medidas para que su transición a la nueva situación se produzca del mejor modo posible.

¿Qué hacer? 5 consejos a tener en cuenta

Ten en cuenta estas ideas clave a la hora de ayudar a tu hijo o hija a adaptarse a la situación de separación.

1. No le ocultes lo que ocurre

Ocultarle lo sucedido es totalmente contraproducente; la separación es un aspecto importante que también le afecta, y necesita poder entenderlo (según sus posibilidades dictadas por su edad). Describe lo ocurrido sin convertirlo en un alegato en favor de tu punto de vista.

2. Escúchale y anímale a expresar cómo se siente

No todo se trata de comunicarle lo que ha pasado; sus sentimientos al respecto también son valiosos, y deben ser reconocidos, ya que la separación también le afecta. Invítale a expresarse, a decir qué piensa y cómo se siente, y escucha sin querer corregir en el momento.

3. Asegúrate de que no lo ha entendido mal

Es posible que le queden muchas dudas o que haya malinterpretado varias cosas acerca de lo que está ocurriendo; a fin de cuentas, una separación implica muchos cambios en su vida, y la incertidumbre de no saber cómo lo que está ocurriendo se proyectará hacia el futuro le puede llevar a crear predicciones catastróficas.

4. Respeta su espacio

Ante el malestar emocional, es normal que tu hijo o hija quiera estar a solas más tiempo del habitual. No veas esto como algo anómalo y no insistas para intentar que siga haciendo vida normal durante esos primeros días. Si ves que la situación empieza a cronificarse al durar más de una o dos semanas, hablad de ello para ver cómo se siente y, si es necesario, buscad ayuda psicoterapéutica profesional.

5. No alimentes su búsqueda de culpables

Especialmente durante la adolescencia, los menores son propensos a proyectar sus frustraciones en personas concretas, ya sea uno mismo o alguien de su entorno. Y en el contexto de una separación, es aún más fácil que ocurra esto, debido a que se pasa menos tiempo con uno de los progenitores o con ambos, y además es frecuente que existan tensiones u hostilidades entre los adultos.

Sin embargo, al hablar sobre lo ocurrido con tu hijo o hija, no debes ceder a esa inercia de culpar a la otra persona de lo que ha ocurrido. No porque si lo sientes así tu punto de vista no sea válido, sino porque si no describes la situación del modo más objetivo posible, estarás poniendo al niño o niña en una situación en la que puede sentir presión por posicionarse en un conflicto, adoptando una mentalidad “partisana” que alimenta la hostilidad y se perpetúa a sí misma. Incluso aunque no tenga la mayoría de edad, tiene derecho a interpretar los hechos partiendo de una información lo menos sesgada posible, ya que esa separación también va a ser una parte fundamental de su trayectoria vital.

6. Para ir sobre seguro, recurre a un psicólogo

En las sesiones de asistencia psicológica, es posible contar con el asesoramiento personalizado de profesionales con experiencia tratando problemas comportamentales y de la gestión emocional; esto resulta útil tanto para uno mismo como para dar apoyo a los pequeños que se sienten perdidos ante el proceso de separación. De este modo, podrás ir más allá de los consejos generales y disponer de pautas adaptadas a vuestro caso particular.

¿Te interesa disponer de asistencia psicológica en procesos de separación?

Si quieres contar con apoyo psicológico profesional en situaciones de separación o divorcio, te invito a que te pongas en contacto conmigo.

Soy psicólogo especialista e nel modelo de intervención cognitivo-conductual y puedo ayudarte a atravesar situaciones de crisis tanto en lo referente a la gestión de las emociones como en lo que concierne a las relaciones personales y las estrategias de crianza. Puedes contar con mis servicios en Madrid, y también atiendo mediante sesiones online por videollamada.

Referencias bibliográficas:

  • American Psychiatric Association (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. Arlington: American Psychiatric Publishing.
  • Blasi, C.H.; Bjorklund, David F. (2003). Evolutionary Developmental Psychology: A New Tool for Better Understanding Human Ontogeny. Human Development. 46(5): 259 - 281.
  • Mauldon, J. (1990) The Effect of Marital Disruption on Children's Health. Demography; 27(3): 431 - 446.
  • Peterson, J.L. & Zill, Z. (1986). Marital disruption, parent-child relationships and behaviour problems in children. Journal of Marriage and the Family, 48, 295-307.
  • Sylvers, P.; Lilienfeld, S.O.; LaPrairie, J.L. (2011). Differences between trait fear and trait anxiety: implications for psychopathology. Clinical Psychology Review. 31(1): pp. 122 - 137.
Tomás Santa Cecilia

Tomás Santa Cecilia

Psicólogo

Madrid

Terapia online

Ver perfil

Tomás Santa Cecilia es psicólogo, consultor, formador y Director de CECOPS Centro de Consultoría Psicológica. Es Licenciado en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid, Máster Profesional en Psicología Cognitivo Conductial Avanzada (Albor-Cohs) y Miembro de The New York Academy of Sciences y de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS) entre otras cosas. Trabaja desde el Análisis Conductual Aplicado y la Terapia Cognitivo-Conductual.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados