¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Sobredosis por opiáceos: ¿Cuáles son sus causas y efectos?

Veamos las principales características de la sobredosis por opiáceos y sus posibles causas.

Sobredosis por opiáceos

Los opiáceos son actualmente una de las sustancias más consumidas en el mundo. Sin embargo, este hecho no quita que su uso sin supervisión médica tiene unos efectos devastadores para la salud física y mental.

Y es que las drogas sintéticas derivadas de las mismas provocan, a medida que se va consolidando el patrón de uso de estas drogas, cada vez efectos mayores en el organismo del usuario que las consume, dando lugar a un caso severo de adicción y a otras patologías derivadas de esta. Además, su el abuso de los opiáceos también puede dañarnos a muy corto plazo sin necesidad a que se consolide el trastorno adictivo; es lo que ocurre con la sobredosis por opiáceos, de la cual hablaremos en este artículo.

¿Qué son los opiáceos?

Para hacer prevenir el problema de salud pública que supone el uso y abuso de opiáceos debemos saber cuáles son las causas y efectos de una sobredosis o intoxicación causada por estas sustancias. Empecemos por lo más fundamental: de qué tipo de drogas estamos hablando?

Los opiáceos son fármacos recetados habitualmente para calmar el dolor agudo en algunas enfermedades o relacionado con intervenciones quirúrgicas, propiedad debida a la potente acción analgésica de uno de sus principales componentes activos: moléculas que se acoplan a los receptores opioides que hay repartidas por nuestro sistema nervioso.

Opioides

Cuando las neuronas captan estas moléculas, se genera una reacción en cadena que da lugar a cambios funcionales en el sistema nervioso central a corto plazo (en cuestión de segundos y minutos), y si la toma es continuado, también se producen cambios estructurales y funcionales a largo plazo, en todo el sistema nervioso.

Es este último tipo de proceso lo que constituye uno de los principales componentes de la adicción: nuestro cuerpo se “acostumbra” a funcionar con una cierta presencia de moléculas de tipo opioide circulando por su interior, y si ese suministro cesa, se produce una crisis ligada al síndrome de abstinencia. Pero como veremos, si bien la interrupción del consumo de opioides genera malestar, el exceso de esta sustancia puede, en una sola toma, producir problemas de salud mucho mayores, o incluso la muerte. Eso es lo que hace de la sobredosis por opiáceos algo tan peligroso.

Existen muchos opiáceos usados desde hace varias décadas en medicina, los más habituales son la morfina, la codeína, la tebaína, la oxicodona, la hidrocodona, la heroína, la metadona y muchos otros fármacos que han sido o son comercializados legalmente y con prescripción médica.

De igual manera, también existen opiáceos sintéticos ilegales como el fentanilo o los derivados de la morfina, cuyos consumo expone a la persona a efectos en su organismo mucho más intensos que puedan llegar a poner en riesgo su propia vida.

Dependencia a los opiáceos

La característica esencial de la dependencia a los opiáceos consiste en que la persona necesitará cada vez más dosis de la droga para experimentar los mismos efectos en su organismo que al inicio de la administración. Por eso, y por el hecho que si no se lleva un control en el uso de estas sustancias se puede ocasionar una sobredosis e incluso la muerte, es muy importante seguir las indicaciones el médico si la utilización se da en el contexto el tratamiento contra una enfermedad.

Además de eso, con la dependencia se acaba por desarrollar un síndrome de abstinencia, fenómeno que ocurre cuando la persona deja de consumir la sustancia y que se relaciona con la aparición de una serie de síntomas de malestar tanto físicos como psicológicos.

Algunos de los síntomas principales asociados al síndrome de abstinencia son: malestar general, inquietud, irritabilidad, desasosiego, sudoración, taquicardia, dolor muscular u óseo, escalofríos, movimiento de las piernas, diarrea, vómitos o ansiedad.

¿Cuáles son las causas de la sobredosis por opiáceos?

El consumo recetado de este tipo de medicamentos está indicado, como se ha comentado, para tratar una gran variedad de dolores agudos presentes en diversas enfermedades; no obstante, su uso indiscriminado presenta también el riesgo de sufrir una sobredosis.

El consumo generalizado de un opiáceo acaba generando dependencia física que puede tener unos síntomas u otros dependiendo de las características del usuario de esta droga y que pueda acabar provocando una sobredosis debido a los problemas para moderar la dosis.

Causas en el contexto de un tratamiento

Las causas de la sobredosis por opiáceos pueden ser varias y se diferencian entre los casos en los que el consumo está recetado y los casos en los que no existe receta alguna y el consumo es ilegal. En los supuestos en los que la administración del opiáceo ha sido recetada por un proveedor de atención médica, las causas de la sobredosis pueden ser las siguientes.

1. El médico o proveedor no sabe que la persona ya está tomando un opiáceo en casa

En un caso en los que el médico desconozca el historial de recetas previas del paciente, puede acabar recetando un fármaco derivado del opio igual o parecido al que ya toma la persona.

En estos casos puede producirse un caso de intoxicación o sobredosis por exceso del fármaco en cuestión.

2. La persona tiene un problema de salud específico

Ante determinados problemas de salud como los problemas hepáticos o renales se desaconseja tajantemente el consumo de opiáceos, ya que se puede llegar a un caso de sobredosis.

Es por eso que, nuevamente, es tan importante conocer el historial médico del paciente antes de recetarle cualquier fármaco.

3. El médico receta un sedante antes del opiáceo

Los medicamentos para dormir, también llamados sedantes, son incompatibles con el consumo de opiáceos.

Al consumir ambos tipos de medicamento también puede aparecer un caso de intoxicación que ponga en peligro la vida de la persona. Por eso hay que informar bien el médico de los medicamentos que están siendo utilizados.

4. El proveedor no sabe que otro proveedor ya había recetado otro opiáceo

Un caso parecido al del supuesto número 1, en el que existe un problema de comunicación entre proveedores de atención médica.

Por eso resulta tan importante que el paciente también sea consciente de lo que está tomando y lea detenidamente las instrucciones de uso del medicamento.

Causas en el uso de opioides fuera del ámbito médico

En los casos en los que la persona consume los opiáceos con fines recreativos y sin receta médica, las causas de sobredosis pueden ser:

1. Consumo excesivo

Resulta evidente que cualquier fármaco o droga consumida de manera excesiva puede acabar en una sobredosis, algo que afecta seriamente a la vida de la persona en cuestión.

Cualquier fármaco consumido de manera excesiva puede ocasionar una sobredosis o intoxicación en el organismo, incluso los que son legales.

2. Consumo del opiáceo con otros fármacos para maximizar sus efectos

Combinar un opiáceo con otras sustancias o fármacos como pueden ser el alcohol o medicamentos para dormir aumenta el riesgo de sufrir una sobredosis.

Consumir cualquier droga de manera conjunta con otros fármacos siempre será más peligroso que administrarla de manera independiente.

3. Consumo del opiáceo de manera distinta a la normal

Consumir un opiáceo de manera distinta a lo habitual, como puede ser fumado o inhalado por la nariz también aumenta el riesgo de padecer una sobredosis.

Cualquier modalidad alternativa de consumo que ponga en práctica la persona, aumentará sustancialmente el peligro de la droga en su organismo y la probabilidad de sufrir una intoxicación o sobredosis.

¿Cuáles son los efectos de la sobredosis?

Los efectos de la sobredosis o intoxicación por opiáceos también son varios y diversos en función de las características físicas y psicológicas de la persona que consume dicha sustancia y que la padece.

Entre los efectos más importantes podemos destacar: somnolencia, respiración lenta, pérdida de conocimiento, desorientación, angustia, malestar general, dolor muscular y en casos más graves puede ocasionar la muerte del consumidor.

¿Buscas tratamiento para las adicciones?

Si quieres disponer de ayuda profesional para superar una adicción, ponte en contacto con nosotros.

En Clínicas CITA nos especializamos en el tratamiento de los trastornos adictivos (con o sin sustancias). Nos encontrarás en Barcelona y en Dosrius (Mataró).

  • Uchtenhagen, A.A. (2011). Heroin maintenance treatment: From idea to research to practice. Drug and Alcohol Review, 30(2): pp. 130 - 137.
  • Stromgaard, K.; Krogsgaard-Larsen, P.; Madsen, U. (2009). Textbook of Drug Design and Discovery, Fourth Edition. CRC Press.

Centro de Desintoxicación y Adicciones

Dosrius
Terapia online

Clínicas Cita es un centro especializado en los tratamientos de desintoxicación y asistencia a personas con adicciones a sustancias, y cuenta con más de 30 años de experiencia en este ámbito. Ofrece cobertura las 24 horas tanto de manera online como presencial en sus instalaciones de Barcelona y Dosrius. El proceso de desintoxicación se realiza en un entorno natural lleno de actividades: deportes, fisioterapia, terapia con equinos, salas de lectura, etc.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados