Mindgram: «Un buen programa de bienestar se enfoca en la prevención»

Ángela Sierra y Ángel Corbacho, del equipo de Mindgram, nos hablan sobre el bienestar en el trabajo.

Mindgram: Un buen programa de bienestar se enfoca en la prevención

Hace mucho que las empresas han dejado de asumir que por el simple hecho de ofrecer un sueldo a final de mes, todos los miembros de su plantilla serán felices en su puesto de trabajo. Hoy se sabe que la vida laboral no es tan distinta a la vida privada: debe ofrecer incentivos y proyectos estimulantes para generar bienestar y "conectar" con el sistema de motivaciones de los trabajadores.

Sin embargo, una cosa es conocer la teoría y otra es pasar a la acción y comportarse de manera coherente con esta visión más amplia del bienestar de los trabajadores. ¿Están las empresas haciendo todo lo posible por adaptarse a las necesidades emocionales y de desarrollo personal de sus empleados?

Aquí hablaremos de ello en esta entrevista a Ángel Corbacho y Ángela Sierra, miembros del equipo de Mindgram, plataforma de asistencia psicológica pensada para organizaciones.

Entrevista a Ángela Sierra y Ángel Corbacho: la importancia del apoyo psicológico en las organizaciones

Ángela Sierra Olmo es graduada por la Universidad de Sevilla y especializada en psicología Sanitaria por la Universidad de Oviedo. Dispone de experiencia como psicóloga en población adulta y adolescente, y auxiliar técnico en Treloar School & College (centro de educación especial) tratando con menores con diferentes trastornos del neurodesarrollo. Actualmente colaboradora en la plataforma Mindgram como Psychologist Chat Specialist.

Por su parte, Ángel Corbacho Cuecas es licenciado en Psicología por la Universidad de Sevilla, máster en Psicoanálisis y Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente está formándose en arteterapia y técnicas escultóricas en Escola Massana. Trabaja como terapeuta infanto-juvenil y asistente de terapia por chat. Además, a lo largo de su profesión ha traducido contenido psicológico, participado en investigaciones clínicas, realizado arteterapia y psicoanálisis grupal, y generado contenido didáctico para universidad online, entre otras cosas.

En esta entrevista, ambos nos dan su punto de vista sobre la clase de necesidades vinculadas a la salud mental a las que se enfrentan las organizaciones hoy en día, y el modo en el que propuestas como la de Mindgram ayudan a las empresas y a los trabajadores.

Estamos ahora en un momento en el que hablar de salud mental está cada vez más normalizado en los distintos ámbitos de nuestra vida. ¿Creéis que las empresas prestan atención a la salud emocional de sus trabajadores?

Ángela Sierra Olmo: Es un tema que les ha implosionado, sobre todo desde que llegó la pandemia, y del cual ya no pueden ignorar. Los casos de estrés y ansiedad se han disparado en los últimos meses, fruto del actual clima de incertidumbre laboral, el aislamiento social y las dificultades para conciliar la vida laboral y familiar, entre otros motivos. Seis de cada diez trabajadores españoles –tanto por cuenta propia como ajena - (60,3%) se sienten estresados por la carga de trabajo, el 27,2% por la relación con sus jefes o compañeros, y uno de cada cuatro (25,1%) ante el miedo a no estar a la altura de las expectativas. Y recordemos que el estrés siempre porta consecuencias negativas para la salud

Por un lado, algunas empresas han respondido reforzando sus políticas de conciliación y adaptándose al teletrabajo. Además, dos tercios de los trabajadores europeos afirman haber recibido apoyo de la empresa en cuanto a salud mental durante la pandemia. Sin duda, esto es positivo.

Pero, por otro lado, aún nos estamos adaptando a esta nueva situación, que también conlleva dificultades en cuanto a la relación con los compañeros, la adaptación al trabajo en el hogar y la productividad. Y a esto se le suma el actual clima de incertidumbre laboral, que ha llevado a muchos trabajadores a asumir una mayor carga de trabajo y a echar horas extra.

Entonces, la cuestión es más bien: ¿están las empresas preparadas para afrontar este cambio y dar el apoyo psicológico que necesitan sus empleados?

¿Qué consecuencias negativas tiene para las compañías el tener empleados descontentos e infelices en su trabajo?

Ángel Corbacho Cuecas: Pues estamos hablando de pérdidas económicas debidas a la bajada de productividad y un aumento de las bajas laborales. De hecho, en España, el estrés es el motivo de casi el 30% de las bajas.

Un empleado descontento falta más al trabajo o, por el contrario, hace acto de presencia, pero no rinde. Tanto el absentismo como el presentismo son problemas muy costosos para cualquier compañía. Pero también lo es la pérdida de capital humano y conocimientos que se produce con la marcha del personal.

En el ámbito de las organizaciones se suele hablar de clima laboral. ¿Qué significa exactamente este término y qué importancia tiene en los resultados económicos de una organización?

Ángela Sierra Olmo: Cuando hablamos de clima laboral nos referimos al ambiente de trabajo de una empresa. En un buen ambiente de trabajo, el personal está motivado y se siente realizado, la comunicación entre compañeros es positiva y hay un sentimiento de pertenencia que favorece el trabajo en equipo. No se fomenta la competitividad ni se castiga.

Obviamente, todo esto se traduce en una mayor productividad y, por lo tanto, en resultados económicos y una reputación favorable para la empresa. Al final, a cualquier organización le conviene tener empleados contentos y motivados, que se sientan una parte valiosa del equipo y se conviertan en los mejores embajadores de su marca. De ahí la pregunta que llevan haciéndose algunas empresas desde los últimos años: ¿qué puedo hacer por mis empleados, cómo mejorar la calidad de su tiempo con nosotros?

Bienestar laboral

Aunque se estudia desde hace mucho, en los últimos años, se habla mucho del burnout o “síndrome del quemado”. ¿Cómo de frecuente es el desgaste ocupacional en el entorno de trabajo? ¿Qué lo diferencia del estrés?

Ángel Corbacho Cuecas: Por desgracia, en España, algo menos de la mitad de los españoles parece sentirse agotado laboralmente, sobre todo desde la llegada de la pandemia. Es más, el síndrome ya empieza a considerarse como motivo de baja desde que la OMS lo reconoció como enfermedad laboral. Los síntomas del estrés más reportados son la irritabilidad (46,8%), la ansiedad (39,5%), el insomnio (38,0%), los dolores de cabeza y musculares (32,2%) y la fatiga física (29,9%)

En realidad, esta enfermedad empieza con el estrés. Una persona estresada puede sentirse agotada física y mentalmente, pero cuando esa situación se prolonga en el tiempo, el agotamiento se hace crónico. Entonces, empieza a reaccionar negativamente al trabajo, se distancia emocionalmente y deja de sentirse realizada, pero también empieza a tener problemas de salud. Una vez que llega a este punto es muy difícil revertir la situación.

Según vuestra experiencia, ¿cuáles crees que son las causas más comunes de desgaste ocupacional en el trabajo?

Ángela Sierra Olmo: Principalmente, la carga de trabajo excesiva que nos lleva a descuidar nuestra vida personal. Como te decía antes, la incertidumbre laboral que vivimos en estos momentos está contribuyendo a que los empleados asuman más responsabilidades y trabajen horas extra. Muchas veces, la presión viene desde arriba, debido a la preocupación de las empresas por la productividad de sus equipos, especialmente con la llegada del trabajo remoto. A esto se le suma que, al trabajar desde casa, muchas veces, nos cuesta separar el trabajo de nuestra vida personal.

Curiosamente, he visto muchos casos de personas que empiezan enamoradas de su trabajo y asumen tareas y responsabilidades que acaban consumiendo su vida personal y familiar. Pasa, sobre todo, con aquellos que tratan directamente con el público. Son puestos que requieren mucha implicación emocional y tratar con gente muy demandante. Hablamos de educadores, trabajadores sociales, psicólogos, personal sanitario, etc. Aunque, realmente, todo trabajo que genere un estrés constante puede llevarnos al desgaste ocupacional si no tomamos las medidas necesarias para evitarlo.

¿Creéis que las empresas españolas se toman en serio las políticas de prevención y salud en el trabajo, o existe más bien una cultura más reactiva que preventiva?

Ángel Corbacho Cuecas: En cierto modo, el papel de las empresas sigue siendo más reactivo que preventivo. Ciertos beneficios como los servicios de guardería, el teletrabajo, la flexibilización del horario laboral para padres y madres o las suscripciones mensuales a gimnasios son medidas que, aunque ayudan a prevenir el estrés y fomentar una vida más sana, nacen en realidad como respuesta a necesidades que van surgiendo. Por desgracia estos beneficios se ven como un gasto a ahorrar, cuando en realidad ayudan a prevenir bajas laborales y descenso en la productividad por estrés.

Pero realmente la mayoría de las empresas no está preparada para detectar problemas de salud o enfermedad mental y actuar con antelación. Sí, muchas veces hacen encuestas para evaluar el bienestar de los trabajadores pero, a la hora de la verdad, no saben muy bien qué hacer con esos datos ni cómo intervenir. Algunas ya son conscientes del problema y están contratando servicios de apoyo emocional y psicológico.

Sin embargo, más allá de estas medidas, un plan de prevención eficaz pasa por la promoción de la salud mental, para crear un entorno laboral libre de estigma en el que los empleados puedan hablar abiertamente de estos temas y, así, detectar con antelación los casos de burnout y otras enfermedades mentales.

¿Qué pueden hacer los departamentos de Recursos Humanos para mejorar el bienestar de sus empleados?

Ángela Sierra Olmo: Lo primero es mantener una comunicación constante con el equipo y fijarse en las necesidades individuales de cada miembro. Hay que tener en cuenta las circunstancias personales de los trabajadores para crear programas de bienestar que conecten realmente con el equipo. La flexibilidad respetando los objetivos es clave.

Para sacar adelante este programa, es necesario involucrar a los responsables del equipo. Lamentablemente, es común que se valore a la hora de promocionar el liderazgo habilidades más agresivas y directas, lo cual puede ser útil para muchos, pero no son las mejores cualidades a la hora de gestionar tensiones y problemas. Aunque ya conozcan los beneficios de contar con una plantilla sana y productiva, quizás no sepan el papel tan importante que juegan a la hora de eliminar el estigma de la enfermedad mental y crear un ambiente de trabajo próspero. Por eso, hay que darles las herramientas adecuadas para que lideren desde el ejemplo y sepan apoyar emocionalmente a su equipo.

Como te decía antes, un buen programa de bienestar se enfoca en la prevención. Se pueden organizar charlas para concienciar sobre bienestar y salud mental, talleres de gestión emocional, sesiones de liberación emocional, actividades al aire libre, etc. Pero, además, es importante comunicar de forma muy clara las políticas de bienestar de la empresa y las opciones de apoyo disponibles para aquellos que las necesiten.

A menudo trabajáis con empresas para mejorar el bienestar de sus trabajadores ¿Qué ofrece Mindgram y por qué puede ayudar a las compañías a ser más saludables y eficientes?

Ángel Corbacho Cuecas: Bueno, lo que hacemos es escuchar y analizar las necesidades y la situación de cada empresa para ofrecerles una solución a medida.

Mindgram es una plataforma de bienestar que se centra en la prevención de problemas de salud mental. Nuestros especialistas ofrecen talleres, pódcasts y otros recursos educativos sobre gestión emocional, manejo del estrés, mindfulness y vida saludable, entre otros temas. Porque todo este trabajo de prevención y concienciación es fundamental para crear un espacio de trabajo saludable, productivo y libre de estigma. Además, el equipo y sus familiares tienen acceso 24/7 a psicólogos, especialistas en nutrición, mentores de negocios, abogados…

Muchas veces, las empresas no cuentan con la preparación ni los medios para implementar un programa de estas características y recurren a un montón de soluciones y proveedores externos difíciles de gestionar. La idea es facilitarles esta tarea con una única plataforma.

Psicólogo | Director de comunicación de Psicología y Mente

Barcelona

Jonathan García-Allen (Reus, 1983) es Graduado en Psicología por la Universitat de Barcelona, y cuenta con distintas especialidades. Ha cursado varios posgrados, entre los que destacan el de Gestión de Recursos Humanos por la Universitat Rovira i Virgili, el postgrado en Psicología del Deporte por la UNED y el de Mindfulness e Inteligencia Emocional por la Universidad de Málaga. Experto universitario en Coaching por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Es fundador y Director de comunicación de la web Psicología y Mente, la mayor comunidad en el ámbito de la psicología y las neurociencias.

También ha participado en distintos proyectos: Psicólogo en Meyo App; creador, Director técnico y formador en el Star Camp de la cadena hotelera Iberostar, un programa de animación infantil y juvenil basado en las Inteligencias Múltiples, el Teambuilding y la Educación en valores; y en la actualidad es profesor de Coaching Educativo en la Universidad Libertadores (Colombia).

Autor de dos libros de divulgación científica:

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados