¿Qué funciones tiene esta parte del cuerpo? Wikimedia Commons.

El nervio vago es el número 10 de los nervios craneales. Entre otras cosas se encarga de transmitir información relacionada con la actividad sensorial y muscular, así como con las funciones anatómicas.

A continuación veremos de manera breve qué son los nervios craneales, y posteriormente definimos el nervio vago.

Los pares craneales

La parte inferior de nuestro encéfalo está compuesto por una compleja red de nervios que conocemos como “nervios craneales” o “pares craneales”. En total son 12, se originan directamente en nuestro encéfalo y se distribuyen a lo largo de distintas fibras por medio de agujeros que están en la base del cráneo hacia el cuello, el tórax y el abdomen.

Cada uno de estos nervios se compone de fibras que cumplen distintas funciones y que surgen de una parte específica del encéfalo (puede ser en la base o en el tallo). Según su ubicación y el lugar específico del que parten, los pares craneales se dividen en subgrupos:

  • Sobre el tallo se encuentran los pares I y II.
  • En el mesencéfalo se encuentran los pares III y IV.
  • En el puente de Varolio están los V, VI, VII y VIII.
  • Finalmente, en el bulbo raquídeo están los IX, X, XI y XII.

A su vez, cada uno de ellos tiene nombres distintos según su origen, su actividad, o la función específica que cumplen. En los siguientes apartados veremos cómo se define y qué funciones tiene el nervio vago.

¿Qué es el nervio vago?

El nervio vago es uno de los nervios craneales que se distingue por tener cuatro núcleos y cinco tipos de fibra distintos. Específicamente se trata del par craneal número X y es el efector neural más predominante del sistema nervioso parasimpático, ya que comprende el 75% de todas sus fibras nerviosas (Czura & Tracey, 2007).

Se conoce como nervio “vago” para hacer mención a divagaciones y rodeos. Se trata del nervio cuyo curso es el más largo de los nervios craneales, se extienden y distribuyen ampliamente por debajo del nivel de la cabeza.

Surge en la médula oblongata o bulbo raquídeo, y avanza hacia el foramen yugular, pasando entre los nervios accesorios glosso faríngeos y espinales, y se compone de dos ganglios: uno superior y uno inferior.

Partiendo del bulbo raquídeo y a través del agujero yugular, el nervio vago desciende hacia el tórax, atravesando distintos nervios, venas y arterias. Tanto su parte izquierda como la derecha se extienden dentro del cuello hasta el tórax; por esto es el responsable de llevar parte de las fibras parasimpáticas a las vísceras torácicas.

El nervio vago interactúa especialmente con el sistema inmune y el sistema nervioso central y cumple funciones motoras en la laringe, el diafragma, el estómago, el corazón. Tiene también funciones sensoriales en los oídos, la lengua y órganos viscerales como el hígado.

Los daños de este nervio pueden provocar disfagia (problemas al tragar), o un cierre incompleto de la bucofaringe y la nasofaringe. Por otro lado, las intervenciones farmacológicas sobre el nervio vago pueden ayudar a controlar distintos dolores, por ejemplo aquellos que son causados por cáncer y por tumores de la laringe o enfermedades intratorácicas.

Conexión con otros nervios

Como veíamos antes, el nervio vago conecta con distintos nervios, es decir, intercambia varias de sus fibras y funciones. De acuerdo con Barral, J-P. & Croibier, A. (2009), los nervios con los que conecta son los siguientes:

  • Nervio accesorio.
  • Nervio glosofaríngeo.
  • Nervio facial.
  • Nervio hipogloso.
  • Nervio simpático.
  • Los dos primeros nervios espinales.
  • Nervio frénico.

Sus 5 tipos de fibras y sus funciones

Las fibras nerviosas, o los nervios, son las prolongaciones que conectan el centro de cada célula nerviosa con el siguiente. Transmiten señales que se conocen como potenciales de acción y nos permiten procesar los estímulos.

Estos últimos no son los únicos tipos de fibras, las hay también para conectar y activar órganos efectores, fibras musculares o glándulas. De acuerdo con Rea (2014), el nervio vago tiene los siguientes tipos de fibras.

1. Fibra motora braquial

Activa y regula los músculos de la faringe y la laringe.

2. Fibra visceral sensorial

Encargada de transmitir información desde una amplia variedad de órganos, como el corazón y los pulmones, la faringe y la laringe, y la parte más alta del tracto gastrointestinal.

3. Fibra motora visceral

Es la responsable de llevar las fibras parasimpáticas desde el músculo liso hasta el tracto respiratorio, el corazón y el tracto gastrointestinal.

4. Fibra sensorial especial

El nervio vago transmite información necesaria para el gusto del paladar y la epiglotis (el cartílago fibroso que cierra la entrada de la laringe durante la deglución)

5. Fibra sensorial general

Este componente permite el paso de información de partes del oído y la duramadre dentro de la fosa craneal posterior.

Referencias bibliográficas:

  • Barral, J-P. (2009). Vagus nerve. Manual Therapy for the Cranial Nerves. Elsevier: USA.
  • Rea, P. (2014). Vagus Nerve. Clinical Anatomy of the Cranial Nerves. Elsevier Academic Press: UK.
  • Czura, C. (2007). Cholinergic Regulation of Inflammation. Psychoneuroimmunology (Fourth Edition). Elsevier Academic Press: USA.
  • Waldman, S. (2007). Pain Management. Saunders: USA.