Consejos para ganar en poder de seducción ante personas e instituciones. Unsplash.

En los últimos años, la mayor parte de las empresas se han dado cuenta de la importancia de un buen proceso de branding y de una marca potente para el éxito empresarial. Si no tienes marca, ¿cómo te reconocen, cómo te diferencias de los demás?

Cuando hablamos de marca nos referimos a algo más que un logo, estamos hablando nada más y nada menos que del ‘alma’ de la empresa. ¿Hay algo más importante que eso?

¿Qué ocurriría si trasladáramos el concepto de marca a las relaciones interpersonales, concretamente, al área de la seducción y la atracción? Allá donde vayas, te relaciones con quien te relaciones, estás proyectando tu marca personal, puede que lo hagas de manera consciente, o inconsciente, pero lo estás haciendo. ¿Dispuesto a realizar un branding sobre ti mismo y mejorar tu marca personal?

¿Qué es el branding y qué es la marca?

Ambos conceptos están íntimamente relacionados. Andy Stalman, uno de los especialistas en branding más reconocidos en España y Latinoamérica, los define de manera sencilla: “El branding es el proceso de creación, desarrollo y construcción de la marca. Y la marca es aquello que la gente dice, siente o piensa sobre tu producto, sobre tu servicio, sobre tu empresa, etc.”.

Jeff Bezos, fundador y director ejecutivo de Amazon, define marca de manera similar: “Tu marca es lo que dicen de ti cuando no estás delante”.

Aplicando esto al ámbito de la seducción, tu marca personal no es por tanto cómo te percibes a ti mismo, sino cómo te perciben los demás, especialmente, cuando intentas seducir. Pero no se trata de tu físico, ni de lo que haces o dices, sino de lo intangible, de tu presencia, de tu alma, de tu espíritu. El fracaso o el éxito de tu marca personal depende mucho más de lo interno que lo de lo externo.

Un buen ejemplo de ello es cuando estamos ante una persona con un físico espectacular, pero que no nos inspira nada, no nos atrae. Metafóricamente, sería como encontrarnos con alguien con un buen logo en su marca, pero vacía de alma, de contenido.

¿Qué objetivo tiene la marca personal?

En el mundo empresarial y profesional, el objetivo de toda marca es llegar al éxito; por tanto, llevándolo al campo de la seducción, tu marca personal también deberá estar enfocada en ese sentido.

No estamos hablando de que realices un ejercicio de autoanálisis ni de introspección. No es una labor analítica sino creativa. No te preguntes quién eres, sino en quién te quieres convertir.

Una analogía: si eres fotógrafo y quieres desarrollar una exitosa marca personal, no se trata de que te enfoques en cuáles son tus fallos o por qué no destacas en determinadas áreas, sino en qué tipo de fotógrafo quieres ser, y cómo quieres que sea tu carrera teniendo éxito. Por ejemplo: ¿te ves haciendo magníficos retratos a tus clientes, o más bien increíbles reportajes de viajes y aventura? ¿Tu forma de vestir como fotógrafo será elegante, o quizás desenfadada y bohemia?

De la misma manera, aplicándolo a la seducción, ¿en qué sentido quieres dirigir tu marca personal para tener más éxito seduciendo y atrayendo?

Mejora tu marca personal

De manera global, hay dos maneras básicas de hacerlo:

1. Manera racional

Esta es la forma habitual en la que las personas tratan de mejorar en diferentes aspectos de sus vidas. Es una buena manera para intentar avanzar, pero veremos después que en el campo de la seducción la manera creativa es la más adecuada para este fin.

Hazte un estudio a ti mismo

Puedes comenzar por estudiar cuáles son tus puntos fuertes, en qué contextos se te da mejor seducir, ante qué tipo de personas, en qué circunstancias, etc. Puedes ir anotando en una hoja todas tus virtudes y aptitudes que suelen darte más resultados, y así potenciarlas. Por ejemplo: tu alegría, tu forma de hablar, tu tono de voz, etc.

Reúne todas esas cualidades y estate atento para ofrecérselas a la chica o al chico que te gusta. Es bueno que seas consciente de ellas y que formen parte de tu marca personal.

Mejora en áreas que te facilitan la seducción

Puedes incorporar nuevos aspectos y nuevas habilidades en tu vida que te ofrecen mejores resultados que los que actualmente tienes a la hora de seducir y atraer. Por ejemplo: mejorar tu imagen física y estética, aprender bailes latinos, cultivar la empatía con los demás, mejorar tu manera de comunicarte, etc.

Cualquier cosa que intentes para mejorar tu marca personal, estará bien. Sin embargo, como adelantábamos antes, la manera racional es muy útil en muchos campos pero no tanto en la seducción, ya que estamos hablando de emocionar a los demás, de cautivar, de fascinar, y eso no se logra con razones, ni siquiera con habilidades, sino con emociones. A continuación, pasamos a ver la manera creativa.

2. Manera creativa

Si con la manera racional conectabas con tu parte más lógica y analítica (tu Hemisferio Izquierdo), ahora se trata de conectar con tu parte más emocional y sensitiva.

Como en este caso lo que pretendes es tener más éxito seduciendo y atrayendo, la manera creativa es con total seguridad la que te dará más resultados. Aquí tienes dos técnicas creativas para mejorar tu marca personal:

Inspírate en alguien

Trae a tu mente a una persona (amiga, conocida o famosa) que ya tenga éxito seduciendo y, por un momento, sé esa persona, inspírate en ella como si realmente fueras ella, como si pudieras sentirte realmente en su piel. Fíjate en su manera de caminar, en su manera de vestir, de hablar, de posicionarse, etc.

¿Cómo te sientes siendo esa persona? ¿Cómo te desenvuelves? ¿Qué cambios notas? ¿En qué cosas te fijas? ¿Cómo le hablas a la chica o al chico que te gusta? ¿Qué planes tienes para hacer juntos?

Cuanto más te inspires en una persona que ya seduzca y que ya atraiga, más fácilmente te acercarás al éxito. Al hacerlo, comprobarás que te surgirán una inmensidad de posibilidades que antes no eras capaz de sentir ni de ver. Ése es el gran poder de la mente intuitiva, la capacidad para crear una realidad nueva y mejor.

Cambia de "sombrero"

Esta técnica está inspirada en el famoso libro Seis sombreros para pensar, de Edward de Bono, uno de los psicólogos más reconocidos en el área la creatividad.

Imagina que coges un sombrero de un vivo color (Edward de Bono eligió el amarillo, pero puedes escoger el que más te guste), y te lo pones en la cabeza. Cuando lo haces, sólo puedes realizar juicios positivos sobre tu vida. La negatividad desaparece de tu pensamiento, ya no hay evaluaciones negativas sobre nada ni nadie.

Al pensar así, se trata de que te imagines ya teniendo éxito seduciendo y atrayendo: ya gustas, ya atraes a muchas chicas, o a muchos chicos, ya te sientes bien con tu marca personal, a gusto contigo mismo, orgulloso de ti…

Ahora que tienes éxito, ahora que ya atraes, ¿cómo te ves a ti mismo? ¿Cómo caminas? ¿Qué forma de vestir eliges? ¿De qué hablas con las personas que te atraen? ¿A dónde vas, qué planes tienes con esas personas?

Ve anotando y percibiendo todos los cambios que se crean en ti al ponerte ese ‘sombrero del éxito’, el de la alegría, el de esa marca personal que ya seduce, que ya atrae.

Como ves, estas dos técnicas creativas propuestas están en la línea de lo que se busca en la marca personal: el éxito. En la medida que te sitúes en él, que partas de él, tendrás la mayor de las garantías para formar parte de dicho éxito.

Ahora tienes dos potentes ejercicios creativos para seducir y atraer a los demás. ¡Si los practicas, estarás mejorando tu marca personal, y por tanto te auguro muchos éxitos!