¿Cómo influye nuestro estilo de apego en nuestras relaciones de pareja?

El tipo de apego que desarrollamos en la infancia nos acompaña a la vida adulta.

como-influye-estilo-apego-relaciones-pareja

Alguna vez te has preguntado por qué actúas de determinada manera en tus relaciones de pareja? ¿Por qué algunas personas parecen tener relaciones armoniosas, mientras que otras se enfrentan constantemente a conflictos? La respuesta a estas preguntas podría estar enraizada en tu estilo de apego.

El concepto de apego se refiere al vínculo emocional que se forma entre un niño y su cuidador. Este vínculo es fundamental para el desarrollo del bebé, ya que,es mediante su cuidador que el niño recibirá todo lo que necesita para tener cubiertas sus necesidades tanto físicas como emocionales. Además, entendemos a este vínculo como fundacional, ya que, en el se construyen los cimientos sobre los que luego desarrollaremos nuestras relaciones con los otros y con el mundo.

¿Qué tipos de apego existen?

Según la teoría del apego de John Bowlby, existen cuatro estilos de apego: seguro, ansioso, evitativo y desorganizado.

1. Apego seguro

El apego seguro se da cuando todas las necesidades, tanto físicas como emocionales, del bebé fueron cubiertas. Estos niños serán capaces de salir a explorar el mundo confiados en que, a su regreso, sus cuidadores los estarán esperando. Este estilo de apego genera adultos que confían en sus relaciones y disfrutan de la intimidad sin miedo al abandono.

2. Apego ansioso

Por otro lado, el apego ansioso se forma cuando el cuidador a veces brinda los cuidados que el bebé necesita, y a veces no, provocando una inseguridad que vuelve al niño renuente a la exploración. Los adultos con apego ansioso pueden sentirse constantemente preocupados por el rechazo, lo que puede resultar en comportamientos de control extremos por miedo al abandono.

3. Apego evitativo

El apego evitativo surge cuando los cuidadores son consistentemente rechazantes o no responden adecuadamente a las necesidades del niño. Los niños aprenden a evitar a sus cuidadores para no experimentar el rechazo. En la adultez, las personas con apego evitativo tienden a evitar la intimidad emocional, prefieren mantener una distancia emocional y pueden sentirse incómodos con el afecto y la cercanía.

4. Apego desorganizado

Finalmente, el apego desorganizado se da cuando los cuidadores mantienen conductas ambivalentes, a veces afectuosas, otras indiferentes o incluso agresivas. Esto crea una gran inseguridad en el niño, quien no sabe qué esperar de sus cuidadores. En la adultez, estos individuos pueden mostrar una mezcla de comportamientos ansiosos y evitativos.

tipos-apego-infancia

De la infancia a la vida adulta

El estilo de apego que desarrollamos en nuestra infancia tiene un impacto significativo en nuestras relaciones de pareja. Estudios han demostrado que los adultos tienden a mantener los mismos estilos de apego que desarrollaron durante la infancia. Esto se refleja en sus relaciones de pareja, en sus creencias sobre el amor y la valía personal.

Los adultos con apego seguro tienden a tener relaciones caracterizadas por la confianza. Disfrutan de la intimidad con su pareja, pero también se sienten cómodos en los momentos en que su pareja no está junto a ellos. Estas personas tienen una visión positiva de sí mismas y de los demás, lo que les permite establecer y mantener relaciones saludables y equilibradas.

Por otro lado, las personas con apego ansioso en la adultez pueden manifestar una necesidad obsesiva de la presencia de la pareja. Pueden sentirse constantemente preocupadas por el rechazo, lo que puede resultar en comportamientos de control extremos por miedo al abandono. También pueden desarrollar dependencia emocional.

Las personas con apego evitativo tienden a evitar la intimidad emocional. Suelen tener dificultades para confiar en los demás y pueden experimentar altibajos emocionales significativos. Prefieren mantener una distancia emocional y pueden sentirse incómodos con el afecto y la cercanía. Estas personas pueden parecer autosuficientes y desapegadas, evitando la vulnerabilidad en sus relaciones.

Por último, las personas con apego desorganizado suelen tener relaciones caóticas y conflictivas. Pueden mostrar una mezcla de comportamientos ansiosos y evitativos, lo que genera confusión tanto en ellos mismos como en sus parejas. La inconsistencia en su comportamiento puede ser un reflejo de las respuestas impredecibles que recibieron en la infancia.

impacto-estilos-apego-vida-adulta

El impacto en las relaciones de pareja

Comprender y conocer nuestro estilo de apego puede ser una herramienta fundamental para mejorar nuestras dinámicas y resolver conflictos en nuestra pareja.

Imagina esta situación: estás en medio de una discusión con tu pareja. Si ambos conocen sus estilos de apego, podrían entender mejor por qué reaccionan de cierta manera y trabajar juntos para encontrar soluciones. Por ejemplo, una persona con un estilo de apego ansioso puede necesitar más comunicación y seguridad durante los conflictos, mientras que alguien con un estilo de apego evitativo puede necesitar espacio para procesar sus emociones. Al comprender estas necesidades, ambos pueden trabajar en satisfacerlas de manera saludable.

Además, reconocer tu estilo de apego te permite identificar patrones disfuncionales en tus relaciones y trabajar para modificarlos. La terapia puede ser una herramienta invaluable en este proceso de transformación. Un terapeuta puede ayudarte a explorar tu historia de apego y a desarrollar estrategias para cambiar patrones disfuncionales. A través de la terapia, puedes aprender a construir relaciones más saludables y satisfactorias, basadas en la confianza y la seguridad.

En resumen, entender tu estilo de apego es un primer paso crucial hacia la mejora de tus relaciones de pareja. Al reflexionar sobre tu pasado y tus experiencias tempranas, puedes ganar una mayor comprensión de tus comportamientos y emociones en tus relaciones actuales.

Este conocimiento no solo te ayudará a establecer relaciones más armoniosas, sino que también te permitirá ofrecer el mismo nivel de comprensión y apoyo a tu pareja. Si sientes que necesitas ayuda en este camino, considera buscar el apoyo de un terapeuta. Un profesional de la salud mental puede ofrecerte las herramientas y el apoyo que necesitas para transformar tus relaciones.

influencia-apego-infancia-relaciones-pareja

Psicóloga y coach

Las Palmas de Gran Canaria

Daniela Dechamps es Licenciada en Psicología en la UBA y se ha formado en Psicología Clínica, Terapia Cognitiva y Terapias de Tercera Generación, así como el Life Coaching. Ofrece sus servicios de manera presencial y online.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados

Artículos nuevos

Quizás te interese