Mucho se habla de si a las mujeres les gustan los hombres malos y de si a los hombres les gustan las mujeres malas, y es que hay algunas relaciones que, pese a no funcionar, empiezan enganchando (y suelen terminar mal). 

Pero, en primer lugar… ¿qué es un hombre malo? Por lo general, este término se emplea hacia las personas que son egoístas, que transgreden las normas sociales en la búsqueda de beneficios personales o que simplemente nos llevan a vivir una relación tóxica, de esas en las que percibimos que damos más de lo que recibimos.

Ahora bien, ¿realmente a los hombres les gustan las mujeres malas? El famoso libro de Sherry Argov, que puedes comprar en este enlace, aporta datos relevantes sobre este asunto que involucra nuestro inconsciente en el ámbito de la atracción. 100% recomendable.

En este artículo hablaremos sobre este tema teniendo en cuenta lo que sugiere la investigación científica.

Mujeres cabronas: ¿por qué resultan más atractivas?

¿Qué opina la ciencia al respecto? Algunos estudios científicos se han centrado en esta línea de investigación, y en muchos casos parece que a los hombres les gustan las mujeres egoístas con una tendencia a la manipulación. Según un equipo de psicólogos de la Universidad de Queensland, Australia, los sujetos varones de su estudio prefirieron a las chicas propensas a quebrantar las reglas sociales tanto en su forma de fijarse objetivos como de tratar con los demás.

Este estudio fue publicado en la revista Personality and Social Psychology Bulletin. Además, parece ser que en el caso de las mujeres, ocurre exactamente lo mismo, tal y como puedes leer en este artículo: “¿Por qué las mujeres prefieren a los tipos duros?

Las personas con rasgos narcisistas y psicopáticos atraen más

Aunque puede parecer extraño, las personas con rasgos narcisistaspsicopáticos tienden a generar más deseo en los demás. Esto es lo que concluye un estudio publicado en la European Journal of Personality, que concluye que estas características influyen positivamente en las citas rápidas, y estas personas son vistas como más atractivas. Los científicos encontraron una correlación significativa entre la puntuación en psicopatía y narcisismo y las posibilidades de ser elegido o elegidos, al menos, para las relaciones cortas.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores contaron con una muestra de 90 personas (44 hombres y 46 mujeres) de entre 18 y 32 años. Los sujetos respondieron a un cuestionario en el que se medían sus puntuaciones tanto en los rasgos de la Dark Triad como en los rasgos de personalidad del test Big Five (extraversión, responsabilidad, amabilidad, estabilidad emocional y apertura a la experiencia). 

Tras responder a los cuestionarios, los sujetos llevaron a cabo citas entre ellos y, después de cada una de estas citas, volvían a rellenar un cuestionario en el que debían puntuar a la otra persona teniendo en cuenta diferentes variables: su atractivo físico, las ganas de entablar amistad, la posibilidad de tener relaciones íntimas ocasionales con ellos, etc. Pese a que los individuos apuntaron que preferían a las personas con rasgos narcisistas y psicopáticos, no opinaron lo mismo respecto a aquellas con rasgos maquiavélicos.

¿Ocurre lo mismo en las relaciones a largo plazo?

Estos estudios hablan más bien de la atracción y de entablar relaciones a corto plazo, pero a la hora de mantener relaciones a largo plazo estas características pueden entorpecer el buen funcionamiento de la relación, y no parecen ser las más valoradas para tener un compañero de vida.

Esto es lo que concluye la investigación publicada en la revista Personality and Social Psychology Bulletin que ya he mencionado. La clave parece estar en la “sensibilidad”, que según los investigadores es: “una característica que prefieren los miembros de una pareja a largo plazo, que se basa en el respeto hacia sus valores y opiniones. La sensibilidad es la capacidad de dar apoyo cuando el otro lo necesita y la capacidad de cambiar en las relaciones de pareja, dejando de lado el interés individual”.

Esta definición pretende entender qué es lo que buscan las personas en sus relaciones a largo plazo, y parece indispensable para las relaciones a largo plazo tanto de amistad como el amor. Como explica Gurit Birnbaum, uno de los autores de la investigación, “esta característica no es importante para un primer encuentro o para las relaciones a corto plazo”, lo que concuerda con las explicaciones anteriores; pero a largo plazo las relaciones sí que necesitan de “sensibilidad”, porque, como el investigador afirma, para los hombres, las mujeres sensibles “resultan más femeninas y atractivas.“ 

Parece ser, sin embargo, que en el caso de las mujeres participantes en el estudio, los hombres sensibles no son para nada atractivos, sino todo lo contrario, pues consideran que éstos son sosos.

Conclusión: ¿la rebeldía es seductora?

En primer lugar, es necesario mencionar que la etiqueta de “mala” no necesariamente hace referencia a maldad. Se suele hablar de chicas malas cuando éstas son más bien independientes, no se esfuerzan por ser amables, no les importa pasar tiempo a solas, etc. Suelen ser mujeres “todoterreno”, que disfrutan del día a día y no quieren complicaciones. 

A la mayoría de hombres pueden resultarles estimulantes para relaciones cortas tal y como afirman algunas investigaciones. Sin embargo, los estudios científicos también concluyen que no son las preferidas para las relaciones a largo plazo.