Un repaso a las características de la dosulepina. Pixnio.

Uno de los antidepresivos más utilizados ha sido la dosulepina, medicamento el cual se ha mostrado efectivo para tratar tanto la depresión mayor como problemas de tipo neurológico.

Este medicamento, el cual se obtiene mediante prescripción médica, ha tenido sus más y sus menos, por ese motivo ha ido disminuyendo su uso en los últimos años aunque no ha dejado de ser recetado.

Veamos más a fondo cuáles son las características de la dosulepina, para qué se usa, además de hablar de cuáles son sus efectos adversos y contraindicaciones.

Dosulepina: características generales

La dosulepina, también llamada dotiepina, es un antidepresivo tricíclico, utilizado en el tratamiento de la depresión. Se ha comercializado bajo varios nombres: Altapin, Depresym, Dopress, Dothapax, Dothep, Idom, Prepadine, Protiaden, Protiadene, Thaden, y Xerenal.

Este psicofármaco puede conseguirse en varias partes de Europa, Nueva Zelanda, Australia y Asia. Aunque fue uno de los antidepresivos más prescritos en el Reino Unido, en la actualidad esto ya no es así debido a que tiene un relativo alto nivel de toxicidad si se da una sobredosis, además de que no presenta mayores ventajas que el resto de antidepresivos tricíclicos.

Indicaciones: ¿para qué se utiliza?

La dosulepina es utilizada en el tratamiento de la depresión mayor. También se utiliza para tratar dolores de origen neurológico, como la fibromialgia, y como preventivo de las migrañas. Hay evidencia científica de que es útil para tratar el dolor facial atípico.

Mecanismo de acción

La dosulepina actúa como inhibidor selectivo de la serotonina y la noradrenalina, bloqueando la recaptación de estos dos neurotransmisores en la membrana neuronal. También es un antagonista de los receptores histamínico H1, alfa-1-adrenérgico, serotoninérgico 5-HT2 y muscarínico. También es un bloqueador de los canales de sodio dependientes de potencial.

Administración

La dosulepina se toma por vía oral, siendo comercializada en pastillas de 25mg y 75mg. Para la depresión se suele prescribir entre 75mg y 150mg por día, siendo la máxima dosis recomendada para este diagnóstico 225mg diarios. En el caso del tratamiento del dolor y prevención de migrañas, la dosis habitual son unos 75mg diarios tomados antes de irse a dormir, siendo la máxima dosis 150mg.

Este fármaco produce somnolencia, por este motivo se recomienda tomarlo una vez al día, especialmente antes de irse a dormir. En caso de que al despertarse al día siguiente se sienta adormilado, se recomienda consumir la pastilla un poco antes de lo que se hizo la noche anterior.

A veces, al iniciarse el tratamiento, se prescribe tomar bajas dosis unas dos o tres veces al día hasta que el organismo se acostumbre al fármaco. El objetivo de ello es evitar que se den efectos secundarios dependientes de una sobredosificación.

La dosulepina se puede consumir tanto acompañada con comida como sin ella, siempre tomándola con un vaso de agua y sin masticar la pastilla.

Efectos secundarios

Al igual que con todos los psicofármacos, la dosulepina puede tener algunos efectos secundarios, los cuales se deben o bien a una sobredosificación del fármaco o a una reacción alérgica al mismo. La mayor parte de estos efectos secundarios acaban remitiendo una vez el organismo se ha acostumbrado a la dosulepina.

Efectos digestivos

La dosulepina puede ocasionar algunos efectos no deseados sobre el tracto digestivo, como sequedad de boca, náuseas, vómitos, diarrea y estreñimiento. Si el estreñimiento se prolonga en el tiempo, puede ocasionar dolor estomacal.

Efectos sobre el sistema circulatorio

Uno de los efectos más peligrosos que puede producir este fármaco es problemas en el corazón, especialmente arritmias y taquicardias. Además, puede haber hipertensión. En los casos más graves pueden ocurrir infartos de miocardio y ataques cardíacos.

Efectos cutáneos

Pueden aparecer ampollas, además de urticaria, sarpullidos y una mayor sensibilidad a la luz solar.

Problemas hepáticos

El hígado puede dañarse, dándose hepatitis, la cual puede ocasionar que la piel y el blanco de los ojos se vuelvan de color amarillento.

A causa de una mala regulación hepática, los niveles de glucosa en sangre se ven alterados.

Afectación cognitiva y psiquiátrica

La dosulepina puede producir somnolencia, mareos, cansancio y debilidad general. También pueden ocurrir dolores de cabeza.

En casos más graves puede haber desorientación, falta de concentración, alucinaciones, sobreexcitación, insomnio y pesadillas. Puede darse ansiedad e hipomanía.

Otros efectos

Algunos efectos de distinta índole destacables son la impotencia, la ginecomastia, la hinchazón testicular, el enegrecimiento de la lengua, las dificultades para orinar, la pérdida y/o incremento de peso y el incremento en la presión ocular.

Contraindicaciones y precauciones

Estas son las poblaciones y situaciones en las que la dosulepina está contraindicada.

Embarazo y lactancia

La dosulepina ha sido relacionada con un muy bajo riesgo para el feto. Aún así, en caso de sospecharse de que se está embarazada, lo recomendado es consultar al profesional para meditar cambiar de antidepresivos para asegurarse de que el bebé nonato se desarrolle sin problemas.

Durante la lactancia, en caso de que no se noten problemas en el recién nacido, se puede seguir tomando dosulepina, dado que este medicamento llega a la leche materna en cantidades ínfimas.

Conducción

Dado que este fármaco produce somnolencia, no se recomienda conducir ni tampoco manejar maquinaria pesada tras haber tomado dosulepina.

Interacciones con otras sustancias

La dosulepina puede interactuar con el alcohol. Además, como otros tricíclicos, este fármaco potencia los efectos de los barbitúricos, ansiolíticos y depresores del sistema nervioso central.

La dosulepina tiene efectos antihistamínicos y anticolinérgicos, lo cual hace que si se combina con otros fármacos que también presentan estos efectos se incrementen, estando contraindicada su prescripción conjunta.

Está contraindicado el consumo de dosulepina y hierba de San Juan, un remedio natural para la depresión, dado que consumidos de forma conjunta incrementan el riesgo de sufrir efectos adversos.

Referencias bibliográficas:

  • Adán, A. y Prat, G. (2016). Psicofarmacología: Mecanismo de acción, efecto y manejo terapéutico. Barcelona, España. Marge Medica Books.
  • Lancaster S. G., Gonzalez J. P. (1989). Dothiepin. A review of its pharmacodynamic and pharmacokinetic properties, and therapeutic efficacy in depressive illness. Drugs. 38 (1): 123–47.
  • Donovan S., Dearden L., Richardson L. (1994). The tolerability of dothiepin: a review of clinical studies between 1963 and 1990 in over 13,000 depressed patients. Prog. Neuropsychopharmacol. Biol. Psychiatry. 18 (7): 1143–62.
  • Thanacoody H. K., Thomas S. H. (2005). Tricyclic antidepressant poisoning : cardiovascular toxicity. Toxicol Rev. 24 (3): 205–14.
  • Feinmann, C; Harris, M.; Cawley, R. (1984). "Psychogenic facial pain: presentation and treatment". Br Med J (Clin Res Ed). 288 (6415): 436–8.
  • Vademecum. (2016). Dosulepina.