Desde principios de año, nuestras sociedades se han visto inmersas en un Cisne Negro inesperado. La crisis generada por el Covid-19 ha traspasado fronteras, y no estamos simplemente en una fuerte crisis sanitaria sino también en un momento delicado para la salud psicológica de muchas personas.

Los psicólogos y psicólogas, en esta época extraña, tenemos la misión de ofrecer herramientas y apoyo emocional a las personas que están sufriendo, de una manera u otra, las consecuencias de esta situación. Es por eso que me he propuesto detallar algunas claves (podemos llamarlas herramientas básicas) para poder sobrellevar mejor la presión emocional.

Estrategias y herramientas para la gestión emocional durante la crisis sanitaria global

La pandemia del Covid-19, a pesar de sus múltiples consecuencias negativas, puede ser un momento de reflexión que nos permita retomar el control de nuestra psique y, a la vez, nos ayude a aprender ciertas claves de gestión emocional que podremos aplicar en cualquier contexto de la vida.

Vamos a conocer a continuación cuáles son estas claves para gestionar nuestras emociones en tiempos de pandemia y de incertidumbre.

1. Observa tus emociones

Identifícalas, acéptalas y nómbralas. Es normal sentirse preocupado y experimentar angustia e incluso incredulidad en algún momento.

2. Enfoca tu energía y crea una nueva rutina

Planifica todas las acciones que vayas a hacer en el día para organizarte. Puede serte útil crear un horario diario donde incluyas el trabajo, tareas domésticas y tiempo de ocio. Crea un día genial en casa. Desde que te levantas hasta que te acuestas, ¿cómo sería tu día ideal? Intenta cumplirlo siendo flexible contigo mismo y con los demás.

3. Cuida tus hábitos

Existen unos básicos que es importante que sigas:

  • Sueño (7-8 horas)
  • Alimentación saludable
  • Ejercicio (30 minutos/día)
  • Equilibrio entre trabajo y ocio

Con el confinamiento, es común que muchas personas desatiendan alguno de estos hábitos saludables. Proponte tener en mente estos cuatro hábitos esenciales y, en la medida de lo posible, no olvidarte de su importancia.

Ejercicio

4. Conoce tus propias señales de estrés, enfado, tristeza o irritación

Comprueba tu estado de ánimo durante el día. Analízate para descubrir el estado en el que se encuentra tu mente y las emociones que te controlan. Pregúntate: ¿Cómo me siento? ¿Qué emoción hay detrás? ¿Qué puedo hacer para cambiar las cosas? Y trata de llevar un seguimiento para poder conocer los desencadenantes y poder gestionar la emoción.

5. Ten un mindset positivo

Sé consciente de cómo te hablas a ti mismo. Háblate con dulzura y aprecio. Saca de tu mente “eres un desastre” y cámbialo por “qué bien lo estoy haciendo, me siento motivado para seguir mejorando”.

6. Gestiona tus expectativas

Hacia ti mismo y hacia los demás. Focalízate en lo que sí puedes controlar. Intenta desarrollar una nueva normalidad para esta situación.

7. Escribe un diario emocional al finalizar el día

Te recomendamos la técnica DAS:

  • ¿Qué he Disfrutado?
  • ¿Por qué estoy Agradecido?
  • ¿Por qué cosas estoy Satisfecha hoy?

8. Gestiona la incertidumbre estando en el momento presente. Iníciate en la meditación o el mindfulness

Las siguientes apps te pueden ayudar: Calm, Headspace y Waking up. Trata de realizar una meditación guiada antes de dormir, verás que bien te sientes cuando acabes.

9. Limita la (sobre)información

Contrasta la información a través de fuentes fiables, y limita las noticias una vez al día.

10. Crea sistemas de ayuda y mantén relaciones positivas

Invierte tiempo en tus relaciones y desahógate. Escucha a tus seres queridos y siéntete escuchada. Si crees que necesitas ayuda, acude a un profesional.

¿Necesitas apoyo emocional?

Es normal que en estos tiempos de incertidumbre puedas experimentar sensaciones negativas, como ansiedad, estrés o tristeza.

Me llamo Beatriz Gil Bóveda, soy psicóloga y estoy aquí para escucharte y trabajar contigo en todo aquello que te preocupe. Puedes acceder a mi perfil profesional y contactar conmigo a través de este enlace. Atiendo tanto en mi consulta del Paseo de Gràcia en Barcelona, como de forma online.