¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¿Cómo aumentar nuestra motivación?

Una serie de claves psicológicas resumidas para aprender a potenciar tu motivación.

Aumentar la motivación

La motivación es un concepto complejo y define en gran parte nuestro éxito e incluso calidad de vida.

Es por ello, que en este artículo vamos a hablar de cómo aumentar nuestra motivación a través de dos preguntas clave. Preguntas exploratorias y preguntas motivadoras.

Niveles para potenciar nuestra motivación

Las preguntas exploratorias consisten básicamente en ser más conscientes de dónde estamos actualmente. Parece algo básico, pero muchas veces vamos con el piloto automático puesto sin preguntarnos si realmente estamos donde queremos estar.

Nos vamos a ir haciendo ambas preguntas en niveles diferentes:

  • Nivel de contexto
  • Nivel de competencias
  • Nivel de valores
  • Nivel de creencias
  • Nivel de sentido.

1. Nivel de contexto

Aquí nos referimos al entorno y a todos sus elementos. Nuestro contexto actual es de vital importancia y va a definir en gran parte nuestra toma de decisión.

  • Pregunta exploratoria: ¿Dónde y con quién estoy? ¿Me están apoyando o, por el contrario, me obstaculizan?

Imagina que quieres cambiar de pautas de alimentación, pero en casa no están de acuerdo y siempre que lo intentas, cae algún comentario del tipo “pero ¿por qué lo haces, si ya estás delgada?”. Aunque parezca un comentario tonto, puede ir calando e influir de manera negativa en ese cambio que estoy buscando.

  • Pregunta motivadora: ¿Qué puedo cambiar de mi entorno?

Primero nos debemos preguntar si acaso podemos cambiar algo de nuestro entorno o si somos nosotros quienes deben cambiar de entorno.

Si siento que mi jefe no me está motivando a crecer laboralmente y ya me he sentado a hablar con él varias veces del tema, me debo plantear cambiar de entorno (de trabajo).

2. Nivel de competencias

A veces encontramos fuertes motivaciones, pero nos faltan ciertas herramientas para que se puedan cumplir esos objetivos que nos hemos propuesto.

  • Pregunta exploratoria: ¿Qué herramientas tengo actualmente? ¿En qué áreas de mi vida echo de menos ciertas competencias/herramientas?
  • Pregunta motivadora: ¿Qué nuevas herramientas me gustaría adquirir, desarrollar o mejorar?.

Imagina que viajar y conocer otras culturas te motiva enormemente, pero te falta nivel de inglés para poder comunicarte siempre que viajas. Antes de nada, tendré que plantearme mejorar mi nivel de inglés para poder seguir disfrutando del viajar y sus encantos.

3. Nivel de valores

Es complicado estar en paz con uno mismo si tus conductas del día a día no están alineados con tus valores.

  • Pregunta exploratoria: ¿Cuáles son los valores más importantes de mi vida? ¿Con qué tipo de valores me defino?
  • Pregunta motivadora: ¿cómo alinear estos valores con lo que hago, con mi estilo de vida? ¿Existe alguna disonancia?

Imagina que eres una persona muy trabajadora y te esfuerzas todos los días por sacar tu trabajo y familia adelante. Siempre te has definido como alguien trabajador y voluntarioso. Sin embargo, en área de salud física cada vez te estás dejando más. Tienes sobrepeso, no te cuidas comiendo y no haces ejercicio físico. Pregúntate: ¿están estas conductas alineadas con mis valores de esfuerzo, amor propio, cuidado personal, etc.? Ser conscientes de estas disonancias nos puede ayudar a encontrar la motivación al cambio.

4. Nivel de creencias

Muchas veces nos ponemos etiquetas que nos definen y nos limitan. Estas creencias sobre nosotros mismos pueden venir de fuera o ser autoimpuestas.

  • Pregunta exploratoria: ¿Qué creencias tengo acerca de mí mismo?
  • Pregunta motivadora: ¿Qué pensamientos o creencias me obstaculizan y me impiden llegar a mis objetivos?.

Aquí es esencial reconocer las creencias limitantes e irracionales. Imagina que quieres convertirte en una persona más organizada, pero que desde pequeño te han llamado “desordenado”. Si pretendo encontrar la motivación para cambiar de hábito no puedo hacerlo desde el “soy desordenado” pero “voy a intentar cambiar”. El verbo SER no limita, nos impide convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos. Reconoce primero las creencias irracionales que crees que te pueden estar definiendo a día de hoy y lucha contra ellas.

5. Nivel de sentido

  • Pregunta exploratoria: ¿Para qué hago lo que hago?
  • Pregunta motivadora: ¿Qué huella dejaré en los otros, y en la sociedad?

Es importante encontrar un sentido a lo que hacemos y pensar que estamos dejando nuestro granito de arena para que el mundo actual o futuro mejoren, puede ser una gran fuente de motivación. Encuentra aquel trabajo o actividad que den sentido a tu existencia.

Psicóloga

Majadahonda
Terapia online

Covadonga Aguiar Pardilla es Psicóloga General Sanitaria especializada en población adulta. Su trabajo se orienta al campo de la psiconutrición, trastornos de la conducta alimentaria, ansiedad, depresión y duelo. Interviene tanto en trastornos psicológicos específicos, como en problemas de autoestima e identidad, gestión emocional y dificultades en las relaciones interpersonales.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados