Todo el mundo desea ser feliz y vivir una vida plena; sin embargo, muchas veces llevamos a cabo conductas que no nos favorecen o pensamos de una manera que no nos ayuda para nada en este sentido. 

Si bien hay una serie de eventos ajenos a nosotros que no podemos controlar y que influyen sobre cómo nos sentimos, sí que podemos controlar la manera cómo nos relacionamos con éstos.

Cosas que nos hacemos a nosotros mismos y debemos evitar

Y es que muchas veces somos nosotros mismos nuestros peores enemigos. Por eso, en este artículo, he preparado una lista de cosas que nos hacemos a nosotros mismos y que pueden afectar negativamente a nuestro bienestar.

Así que, si quieres ser feliz, debes dejar de:

1. Obsesionarte por la felicidad

Todos queremos ser felices; sin embargo, cuando nos obsesionamos con la felicidad, logramos todo lo contrario. La felicidad se encuentra en uno mismo, no en los demás, y tiene mucho que ver con valorar lo que tenemos, seguir nuestro camino y nuestros deseos y tener expectativas racionales.

2. Ser emocionalmente dependiente

La dependencia emocional es una consecuencia de tener una autoestima baja. Al depender de otras personas y otorgarles a ellas tu felicidad, nos sentimos adictos a su presencia. Es un fenómeno que suele ocurrir en algunas relaciones de pareja. Si quieres evitarlo, puedes leer este artículo: “12 consejos para superar la dependencia emocional

3. Pensar que tienes siempre la verdad absoluta

Todos tenemos nuestra manera de pensar y todos hemos vivido diferentes experiencias. Creer que todo lo que pensamos es la única verdad es un error. Esta mentalidad no nos permite crecer y, además, no nos deja respetar las opiniones de otras personas. Aunque no estés de acuerdo, puede que los demás tengan también opiniones válidas.

4. El pasado dirija tu vida

El pasado está ahí y no lo podemos cambiar, pero sí que podemos cambiar la manera en la que nos relacionamos con ese momento de nuestra vida. Todos cometemos errores y, por tanto, para ser felices es necesario aceptarlos y aprender de ellos. De nada sirve recrearse en algo que ya pasó.

5. Ser tan duro contigo mismo

Y es que cuando vivimos del pasado, es fácil ser duro con nosotros mismos. Por tanto, es necesario aceptar (no olvidar) y dejar de echarnos la culpa por las cosas que no nos han gustado de nuestra vida. La aceptación es clave para crecer como personas y para gozar de un mayor bienestar emocional.

6. No ser proactivo

Para gozar de un mayor bienestar emocional es necesario estar en movimiento; es decir. luchar por nuestros objetivos y no estar quietos esperando a que las cosas ocurran solas.

7. Tener miedo a la incertidumbre

Uno de los miedos más frecuentes es el miedo a la incertidumbre. Es el miedo a no saber qué pasará si nos arriesgamos, por lo que preferimos quedarnos quietos, a pesar de que no estemos pasando por un buen momento.

8. Quejarte

Quejarte no va a cambiar tu vida, por lo que no sirve de nada hacerlo. Es mejor analizar por qué las cosas salieron mal e intentar cambiar. En caso de no poder cambiar, es necesario aceptarlo.

9. Pensar en negativo

Pensar en negativo nos inmoviliza, por tanto, debemos ser optimistas y mirar hacia el futuro con una mentalidad positiva.

10. Controlar todo

El miedo a la incertidumbre nos hace, muchas veces, querer tener todo bajo control, para así no tener que exponernos a la ansiedad que la incertidumbre crea.

11. Permanecer en la zona de confort

Y este miedo a la incertidumbre nos obliga a permanecer en la zona de confort, es decir, en ese lugar en el que nos sentimos cómodos, y que, aunque no nos beneficie, nos invita a permanecer ahí de forma indefinida.

12. Hacer caso a tus creencias limitantes

A veces pensamos que lo que creemos es correcto; pero, en realidad, nos impide crecer. Estos pensamientos reciben el nombre de creencias limitantes y debemos evitarlos. En ocasiones, tenemos una creencia sobre algo que nos hace ser pesimistas sobre nuestras posibilidades, y al ponernos a prueba, nos damos cuenta de que no era para tanto. Hay que evitar este tipo de creencias para ser felices.

13. Pensar en lo que los demás piensen de ti

Pensar en lo que los demás piensen de ti te impide ser feliz y, además, te hace malgastar mucha energía. Para ser feliz es necesario mirar hacia adentro y no hacia afuera.

14. Culpar a los demás

Culpar a los demás puede ser una excusa para no reconocer que, a veces, podemos equivocarnos. Debemos tener los pies en el suelo y ser realistas.

15. Mirar de frente a los problemas

Y culpar a los demás es una manera de evitar hacer frente a los problemas. Por tanto, si queremos solucionar las cosas, siempre es mejor hacer frente a los problemas y ser consciente que es posible cambiar.

16. Autoculparte

No culpar a los demás no significa que debamos culparnos a nosotros mismos, sino que debemos analizar los problemas o las situaciones difíciles tal y como son, sin mirar hacia otro lado, y aprender de ellas para mejorar nuestra situación. No debemos autoculparnos, sino aceptar que las cosas pasan, sean buena o malas.

17. Envolverte en relaciones tóxicas

Las relaciones tóxicas pueden hacer mucho daño, pero no siempre es fácil reconocer que estamos en una. Si solemos ir de relación en relación y siempre tenemos el mismo problema, quizás este no sea de los demás, sino nuestro.

18. Tener miedo a las relaciones porque las anteriores no funcionaron

Tampoco podemos ir de un extremo a otro, es decir, no tener relaciones con los demás porque las anteriores no han funcionado. Cada relación es un mundo, por lo que si queremos estar con alguien, es necesario trabajarla.

19. Competir con los demás

Competir con los demás puede hacernos tremendamente infelices, porque cada uno tiene sus propias virtudes y sus propios defectos. Es importante que nos valoremos tal y como somos y no intentemos ser mejores que los demás, sino seguir nuestro propio camino.

20. Ser celoso/a

Ser celoso no solo le hace daño a la víctima de los celos, sino también a la persona que es celosa. Debemos evitar ser celosos, y si el problema está en la autoestima de uno mismo, hay que tomar medidas al respecto.

21. Ser envidioso/a

La envidia debe evitarse. Aunque en mayor o menor medida todos podemos desear algo que tiene otra persona, la envidia no puede ser una constante en nuestra vida, porque afecta negativamente a nuestra autoestima y no es positiva para nuestras relaciones interpersonales.

22. Ser rencoroso/a

El rencor tampoco es bueno para nosotros mismos, porque hace que tengamos una gran rabia en nuestro interior y nos causa un gran sufrimiento a nosotros mismos.

23. Ser vengativo/a

Puede parecer que el rencor y la venganza sean lo mismo; sin embargo, el rencor es un pensamiento y la venganza es la acción que resulta de ese pensamiento de desearle mal a alguien que nos ha hecho daño a nosotros. La venganza suele ser una mala opción.

24. Tener miedo a cambiar

El miedo a cambiar es paralizante y no es para nada adaptativo. Para ser felices es necesario eliminarlo de nuestras vidas.

25. Hacer siempre las mismas cosas

Hacer siempre lo mismo puede ser un síntoma de querer permanecer en la zona de confort, por lo tanto está bien probar cosas nuevas, que nos estimulen y nos hagan aprender nuevas maneras de ver la vida.

26. Valorarte negativamente

Valorarte negativamente tiene una nefasta consecuencia en tu equilibrio emocional y el bienestar psicológico. Por eso, hay que aceptarse a uno mismo, tal y como se es.

27. Ser perfeccionista

El perfeccionismo puede parecer un comportamiento y una manera de pensar positiva, pero pensar que todo ha de ser perfecto siempre es una creencia irreal que causa mucho sufrimiento.

28. Procastinar

Procastinar no es una buena opción, pues… ¿para qué dejar para mañana lo que podemos hacer hoy? Acostumbrarse a procasitinar puede tener consecuencias negativas, como por ejemplo, provocar un exceso de tareas que pueden provocarnos estrés.

29. Juzgar a los demás

Juzgar a los demás no es beneficioso para nosotros ni para ellos, especialmente si vivimos con prejuicios de raza, sexo, etc.

30. Vivir lejos del presente

Una de las claves del bienestar es vivir en el momento presente y no en las expectativas irracionales. Para aprender a estar en el aquí y el ahora, es posible practicar Mindfulness.

31. No respetar las opiniones de otros

Otro error a evitar es ser intolerante y no respetar las opiniones de los demás. La falta de tolerancia genera conflictos innecesarios.

32. No quererte a ti mismo

Si la tolerancia genera conflictos entre las personas, no quererse a uno mismo crea conflictos internos que nos hacen sentir realmente mal.