cadaverdetinta.blogspot.com.es

Edgar Allan Poe (1809 - 1849) fue un impresionante escritor, poeta y periodista nacido en Boston, Estados Unidos. Es considerado uno de los mejores autores en el género del relato corto y de la novela gótica.

Sus cuentos de terror y su incursión en la ciencia-ficción le llevó a tener un gran reconocimiento póstumo, pero vivió entre penurias y miserias durante su corta pero excepcional vida. Cerca de su muerte, quiso fundar su propio periódico, llamado "The Stylus", aunque fracasó en el intento.

Frases increíbles de Edgar Allan Poe

Representante del surrealismo, Poe influyó en distintos géneros de prosa a lo largo y ancho del planeta. Para acercarnos a su obra y a su mística sin igual, nos hemos propuesto rendirle tributo a este genio de la literatura a través de las 25 mejores frases de Edgar Allan Poe.

¿Nos acompañas en esta viaje hacia la oscuridad?

1. Cualquiera que sea su parentesco, la belleza, en su desarrollo supremo, induce a las lágrimas, inevitablemente, a las almas sensibles.

Una frase que bien podría ser la descripción del Síndrome de Stendhal.

2. En el amor desinteresado de un animal, en el sacrificio de sí mismo, hay algo que llega directamente al corazón del que con frecuencia ha tenido ocasión de comprobar la amistad mezquina y la frágil fidelidad del Hombre natural.

La pureza del animal contra la crueldad del ser humano.

3. Cuando un loco parece completamente sensato, es ya el momento de ponerle la camisa de fuerza.

Irónica frase que puede ser interpretada de formas distintas.

4. La corrupción del gusto forma parte de la industria de los dólares y hace juego con ella.

Sobre lo crematístico y su influencia en nuestras vidas.

5. Los hombres de genio abundan mucho más de lo que se supone. En realidad, para apreciar plenamente la obra de lo que llamamos genio hace falta poseer todo el genio que necesitó para producir la obra.

Sobre la creatividad ilimitada de la mente de los genios.

6. No es verdaderamente valiente aquel hombre que teme ya parecer, ya ser, cuando le cuadra, cobarde.

La cobardía es el peor defecto que se puede poseer.

7. La ciencia no nos ha enseñado aún si la locura es o no lo más sublime de la inteligencia.

Una de esas frases de locura que no deja indiferente a nadie.

8. En la música es acaso donde el alma se acerca más al gran fin por el que lucha cuando se siente inspirada por el sentimiento poético: la creación de la belleza sobrenatural.

Gran frase sobre la música y su inigualable poder estético.

9. En la crítica seré valiente, severo y absolutamente justo con amigos y enemigos. Nada cambiará este propósito.

La justicia de la opinión propia debe ser inquebrantable.

10. Todas las obras de arte deben empezar por el final.

Curiosa reflexión de Edgar Allan Poe.

11. Si se me pidiera que definiera en pocas palabras el término arte, lo llamaría la reproducción de lo que los sentidos perciben en la naturaleza a través del velo del alma.

En una de sus más célebres frases, Edgar Allan Poe nos cuenta su opinión sobre qué es arte.

12. Todo lo que vemos o parecemos es solamente un sueño dentro de un sueño.

¿Podría ser la existencia una mera concatenación de sueños? Tal vez.

13. No tengo fe en la perfección humana. El hombre es ahora más activo, no más feliz, ni más inteligente, de lo que lo fuera hace 6000 años.

Pese a los avances técnicos, la existencia humana sigue siendo manchada por la misma desidia, vanidad e inacción.

14. Es dudoso que el género humano logre crear un enigma que el mismo ingenio humano no resuelva.

En esa encrucijada se encuentra el pensamiento humano.

15. A la muerte se le toma de frente con valor y después se le invita a una copa.

Con caballerosidad y gentileza.

16. Me volví loco, con largos intervalos de horrible cordura.

Una de las frases de Edgar Allan Poe más recordadas por su brillantez.

17. Tengo una gran fe en los tontos, autoconfianza le llaman mis amigos.

Para un pesimista empedernido como Poe, cualquier atisbo de grandilocuencia suponía un auténtico despropósito.

18. Cree solo en la mitad de lo que veas y en nada de lo que escuches.

Sobre la credulidad.

19. El único medio de conservar el hombre su libertad es estar siempre dispuesto a morir por ella.

La pasión por la vida es condición sine qua non para no ver arrebatada la libertad propia.

20. Tal vez sea la propia simplicidad del asunto lo que nos conduce al error.

En ocasiones, la navaja de Ockhan simplemente no funciona.

21. La muerte de una mujer hermosa es, sin duda, el tema más poético del mundo.

Tal como propone Poe, es un hecho que congrega varios elementos de especial trascendencia poética y estética.

22. Todo movimiento, cualquiera que sea su causa, es creador.

Fuerzas creadoras, siempre dinámicas.

23. ¿No tenemos en nosotros una perpetua inclinación, pese a la excelencia de nuestro juicio, a violar lo que es la Ley, simplemente porque comprendemos que es la Ley?

Sobre la propensión humana a saltarse las normas impuestas.