Epicuro (341 a.C. - 270 a.C.), más conocido como Epicuro de Samos, fue un excepcional filósofo y pensador griego, pionero de la escuela que llevó su nombre, el epicureísmo.

Sus teorías desarrollaron los postulados del atomismo y del hedonismo racional. Siempre en busca del placer, asoció esta sensación a la discreción, la austeridad y la prudencia.

A pesar de que la mayoría de sus escritos no se conservaron, sus ideas nos llegaron a través del poeta latino Lucrecio y de algunas misivas de Diógenes Laercio.

Artículos relacionados:

Frases célebres de Epicuro de Samos

En este artículo nos vamos a aproximar a la vida y obra de este fenomenal pensador griego a través de las mejores frases de Epicuro de Samos. Son citas célebres que pronunció en alguna de sus obras, o bien que otros le otorgaron a posteriori.

1. Los bienes son para aquellos que saben disfrutarlos.

De nada sirve poseer riquezas si no se es capaz de ser más feliz.

2. El más grande fruto de la autosuficiencia es la libertad.

No depender de nada ni de nadie nos garantiza poder ser dueños de nuestra propia existencia.

3. Toda amistad es deseable por sí misma.

Gran amante de las relaciones interpersonales, Epicuro describía así la dicha de tener un buen amigo.

4. ¿Quieres ser rico? Pues no te afanes en aumentar tus bienes, sino en disminuir tu codicia.

Una oda a la austeridad y a la discreción.

5. ¿Dios está dispuesto a prevenir la maldad pero no puede? Entonces no es omnipotente. ¿No está dispuesto a prevenir la maldad, aunque podría hacerlo? Entonces es perverso. ¿Está dispuesto a prevenirla y además puede hacerlo? Si es así, ¿por qué hay maldad en el mundo? ¿No será que no está dispuesto a prevenirla ni tampoco puede hacerlo?

Una reflexión que ha llegado a nuestros días y que pone en jaque la idea de un ser divino.

6. Vive oculto.

Elogio a la discreción, llevada al extremo.

7. La filosofía es una actividad que con discursos y razonamientos procura la vida feliz.

Su humilde definición sobre la filosofía, alejada de cualquier pretensión trascendental.

8. Nada es suficiente para quien poco es lo suficiente.

Una de esas frases de Epicuro que nos invita a reflexionar.

9. El placer es el bien primero. Es el comienzo de toda preferencia y de toda aversión. Es la ausencia del dolor en el cuerpo y la inquietud en el alma.

Su definición sobre el placer: la ausencia de dolor.

10. El que se olvida de los bienes gozados en el pasado es ya viejo hoy.

La memoria es inherente a la felicidad.

11. Debemos buscar a alguien con quien comer y beber antes de buscar algo que comer y beber, pues comer solo es llevar la vida de un león o un lobo.

La compañía de personas buenas y afables es la razón de vivir.

12. A quien no contenta lo pequeño, nada le contentará.

Sobre la austeridad.

13. Es impío no el que suprime a los Dioses, sino el que los conforma a las opiniones de los mortales.

La noción humana de Dios siempre será pobre e incompleta.

14. ¿Dioses? Tal vez los haya. Ni lo afirmo ni lo niego, porque no lo sé ni tengo medios para saberlo. Pero sé, porque esto me lo enseña diariamente la vida, que si existen ni se ocupan ni se preocupan de nosotros.

Una visión escéptica acerca de la existencia de entes divinos.

15. No tenemos tanta necesidad de ayuda de parte de los amigos, cuanto de la certeza de la ayuda.

Saber que alguien está ahí para ayudarnos es ciertamente reconfortante.

16. El que dice que todo acontece por necesidad nada puede objetar al que niega que todo acontece por necesidad, pues esto mismo afirma que acontece por necesidad.

Enrevesada explicación del gran Epicuro.

17. Así como el sabio no escoge los alimentos más abundantes, sino los más sabrosos, tampoco ambiciona la vida más prolongada, sino la más intensa.

Una gran reflexión sobre cómo vivir intensamente la vida.

18. Juzgamos mejores que los placeres muchos dolores porque se consigue para nosotros un placer mayor.

Sobre el placer y cómo sacarle partido.

19. Es absurdo pedir a los dioses lo que cada uno es capaz de procurarse por sí mismo.

Otra muestra de su escepticismo por los milagros divinos.

20. La filosofía es una actividad que con discursos y razonamientos procura la vida feliz.

Sobre el objetivo último de esta disciplina esencial del conocimiento.

21. El necio, entre otros males, posee éste: siempre trata de comenzar su vida.

En otras palabras, no aprende de la experiencia.

22. El que no considera lo que tiene como la riqueza más grande, es desdichado, aunque sea dueño del mundo.

Las personas agradecidas son las más felices.

23. La muerte es una quimera: porque mientras yo existo, no existe la muerte; y cuando existe la muerte, ya no existo yo.

Una de las frases de Epicuro más célebres y recordadas.

24. Acostúmbrate a pensar que la muerte para nosotros no es nada, porque todo el bien y todo el mal residen en las sensaciones, y precisamente la muerte consiste en estar privado de sensación. Por tanto, la recta convicción de que la muerte no es nada para nosotros nos hace agradable la mortalidad de la vida; no porque le añada un tiempo indefinido, sino porque nos priva de un afán desmesurado de inmortalidad.

Excepcional aforismo de Epicuro acerca de la no existencia.

25. El sabio no se esforzará en dominar el arte de la retórica y no intervendrá en política ni querrá ser rey.

Todo artificio y reconocimiento social están de más, según el filósofo griego.

26. Lo insaciable no es la panza, como el vulgo afirma, sino la falsa creencia de que la panza necesita hartura infinita.

Nuestra percepción sobre las necesidades es la que crea la necesidad.

27. Nadie, al ver el mal, lo elige, sino que se deja engañar por él, como si fuera un bien respecto a un mal peor.

Sobre la seducción imperceptible del mal.

28. Quien un día se olvida de lo bien que lo ha pasado se ha hecho viejo ese mismo día.

Una muestra de su hedonismo vitalista.

29. Retírate dentro de ti mismo, sobre todo cuando necesites compañía.

La necesidad de compartir el tiempo con otras personas es síntoma de debilidad.

30. Todo el mundo se va de la vida como si acabara de nacer.

Desvalidos, desprotegidos y desnudos. Así finaliza nuestra existencia.

31. Una ira desmesurada engendra la locura.

El autocontrol, un rasgo básico para la felicidad, según el gran Epicuro.

32. La necesidad está dentro del mal, pero no hay causa, dianoética, alguna de vivir con necesidad.

La austeridad hecha cita célebre.

33. El placer es el principio y el fin de una vida feliz.

Una de las frases de Epicuro en que nos muestra la responsabilidad de tener una vida despreocupada.

34. El más grande fruto de la justicia es la serenidad del alma.

Cuando no tienes nada de lo que arrepentirte puedes dormir con toda la tranquilidad del mundo.

35. El que menos necesita del mañana es el que avanza con más gusto hacia él.

Otra cita sobre la austeridad, una de las grandes virtudes que puede poseer una persona.

36. Debemos meditar, por tanto, sobre las cosas que nos reportan felicidad, porque, si disfrutamos de ella, lo poseemos todo y, si nos falta, hacemos todo lo posible para obtenerla.

Extracto de una de sus cartas a Meneceo.

37. Comamos y bebamos que mañana moriremos.

Carpe diem: disfrutemos del momento.

38. Así pues, la muerte no es real ni para los vivos ni para los muertos, ya que está lejos de los primeros y, cuando se acerca a los segundos, éstos han desaparecido ya.

Otra reflexión acerca de la muerte.

39. Que nadie, mientras sea joven, se muestre remiso en filosofar, ni, al llegar a viejo, de filosofar se canse. Porque, para alcanzar la salud del alma, nunca se es demasiado viejo ni demasiado joven.

Su idea sobre la filosofía, en una misiva a Meneceo.

40. Por eso me complazco recordando las egregias sentencias de Epicuro porque compruebo que los que acuden a ellas con la vil esperanza de encubrir sus vicios, comprenderán que vayan donde vayan han de vivir honestamente. (Séneca)

El gran Séneca, hablando del protagonista del post: Epicuro.