Este efecto ha sido asociado a las mujeres y a minorías étnicas. Pixnio.

¿Está el rendimiento laboral y académico condicionado a los estereotipos que todavía imperan en nuestra sociedad? ¿Por qué existen ciertos ámbitos profesionales en los que las diferencias entre hombres y mujeres es tan marcada?

La teoría de la Amenaza del Estereotipo intenta dar una respuesta o explicación a estos fenómenos que, a pesar de los avances de la sociedad, todavía persisten independientemente de la edad de las personas y del ámbito de estudios o de trabajo en el que se desarrollen.

¿Qué es la amenaza del estereotipo?

El concepto estereotipo hace referencia a una serie de creencias generalizadas, o sobregeneralizaciones, resistentes al cambio que la sociedad efectúa en relación a los integrantes de una agrupación o colectivo cuyos miembros se distinguen por algún rasgo o condición particular.

Habitualmente, estos estereotipos están relacionados con aspectos como la raza, cultura o nacionalidad, el sexo, el estatus social o la religión. Y aunque estas creencias populares pueden ser positivas, la realidad es que en la mayoría de casos tienen un componente negativo muy importante.

En base a este concepto, diversos investigadores han desarrollado lo que actualmente se conoce como la teoría de la Amenaza del Estereotipo. Esta teoría apunta hacia el hecho de que, cuando una persona o grupo de personas asumen inconscientemente los aspectos negativos de los estereotipos ligados a su condición, no solo le afecta psicológicamente, sino que puede llegar a tener una importante repercusión en su rendimiento tanto académico como laboral.

La investigación de Claude M. Steele

Son muchas las investigaciones que han tratado de establecer firmemente esta teoría, así como las causas de este fenómeno. En este artículo nos centraremos en las investigaciones del psicólogo Claude M. Steele, puesto que, de todas las existentes, son las que gozan de mayor repercusión a nivel mundial.

Steele se dedicó a estudiar cómo estos estereotipos afectaban al rendimiento y productividad académica de estudiantes de sexo femenino y de grupos étnicos minoritarios, concretamente afroamericanos.

Los resultados obtenidos por Steele y sus colaboradores establecen que aquellos grupos “víctimas” de los estereotipos negativos, obtenían un peor rendimiento en aquellas pruebas que activaban o potenciaban estos estereotipos. Por ejemplo, pruebas matemáticas que calculaban diferencias entre hombres y mujeres o entre afroamericanos y blancos americanos.

Asimismo, Steele también descubrió que esta Amenaza del Estereotipo también ejercía influencia en el desarrollo de la identidad. Es decir, para que un alumno se preocupe por el rendimiento determinada asignatura es necesario que se sienta identificado con ella. Este proceso de afinidad con la materia está directamente relacionado con los logros obtenidos en ella, por lo que si estas puntuaciones son negativas se producirá un desinterés del alumno a estas materias.

Este fenómeno podría dar explicación al predominio de mujeres o de hombres en ciertos estudios universitarios, así como en algunos contextos profesionales o de investigación.

Sus características

A raíz de sus investigaciones, Steele elaboró un listado propio sobre las características que debe poseer la Amenaza del Estereotipo para que sea considerada como tal:

  • La Amenaza del Estereotipo afecta a todos lo grupos. Es decir, a cualquier conjunto de personas afectadas por una serie de estereotipos negativos.
  • Los componentes de estos grupos pueden experimentar esta amenaza en diversas maneras y grados. Esto dependerá del contenido del estereotipo de su contexto personal.
  • Cuanto más diferencia exista entre la persona afectada por el estereotipo y el resto de grupo, más relevante será el efecto de este. Por ejemplo, una sola mujer en un grupo de hombres.
  • No es necesario que la persona asuma estos estereotipos, ni crea en ellos o en su veracidad para sufrir la Amenaza del Estereotipo.
  • Las tentativas por luchar contra el estereotipo pueden llegar a ser desfavorables puesto que pueden generar sentimientos de ansiedad al evitar constantemente llevar a cabo conductas que respalden estas creencias.

Evidencias en contra de esta teoría

A pesar de que los resultados obtenidos en los estudios acerca de la Amenaza del Estereotipo se han utilizado como una posible explicación a las diferencias en el rendimiento entre hombres y mujeres, tanto en algunos círculos académicos como en otros de ámbito deportivo; el investigador en psicología cognitiva Tom Stafford, de la Universidad de Sheffield, insiste en que no hay evidencia de la existencia de este fenómeno.

Strafford se centró en rendimiento de las mujeres en torneos de ajedrez. Según él, estudios anteriores han encontrado que la amenaza de estereotipo se activa en las jugadoras de ajedrez cuando se las compara con jugadores masculinos. No obstante, tras recopilar datos de más de 5.5 millones de juegos de ajedrez de torneos internacionales, no se encontró evidencia de un efecto de la Amenaza del Estereotipo.

Por el contrario, las jugadoras llegaban a superar las expectativas cuando competían contra hombres. A pesar de que su análisis contradice el mecanismo específico de influencia de los estereotipos de género, las persistentes diferencias entre jugadores masculinos y femeninos sugieren que existen factores sistemáticos que aún no se han descubierto.

¿Se puede evitar esta influencia?

A raíz de las investigaciones que respaldan la existencia de la Amenaza del Estereotipo, se han desarrollado una serie sugerencias o recomendaciones para que su efecto sobre los alumnos disminuya considerablemente.

Una de estas técnicas consiste en exponer con claridad a los alumnos que sus nervios antes de determinada prueba se debe a la conciencia que tiene acerca de estos estereotipos negativos, no a su capacidad real para ejecutar correctamente el ejercicio.

Esta explicación otorga una explicación que atribuye su rendimiento a un factor externo que puede obviar o mejorar, disminuyendo así sus niveles de ansiedad.

Una segunda manera de abordar esta Amenaza del Estereotipo es la de proporcionar a los alumnos modelos alternativos de roles. Mediante la utilización de ejemplos de personas que, a pesar ser víctimas de estos estereotipos, han conseguido sus metas en aquellos ámbitos en los que eran considerados como una minoría.