Independencia emocional: qué es, sus beneficios, y cómo potenciarla

Veamos las características de la independencia emocional, y cómo promoverla en nosotros mismos.

Ayrton Reyes Guerrero

Ayrton Reyes Guerrero

Independencia emocional

Muchas personas pueden ser capaces de tener una vida saludable formando y manteniendo relaciones personales sin necesariamente depender emocionalmente de otra persona. Sin embargo, existen quienes tienen una necesidad de dependencia prácticamente patológica de tener que sentirse cuidados y aceptado por otros.

En este artículo vamos a tratar el tema de la independencia emocional y su diferencia con la dependencia emocional. También repasaremos varios consejos de independencia emocional para fomentarla.

¿Qué es la independencia emocional?

La independencia emocional es la actitud mediante la cual un individuo es relativamente autónomo emocionalmente, es decir, que puede llevar una vida libre, sin depender de otra persona o alguien más. Es importante precisar que este concepto de independencia considera que el ser humano es social y que necesita el vínculo con los otros para poder alcanzar un nivel saludable de vida. Además, la independencia emocional es un aspecto muy importante en el desarrollo de la persona a favor de su desarrollo, crecimiento y madurez psicológica y social.

Son diversos los beneficios que podemos tener cuando presentamos independencia emocional. Entre los principales destaca el hecho de que ser emocionalmente independientes nos permite tener relaciones interpersonales satisfactorias con otros, disfrutar de actividades individuales, contar con seguridad propia para emprender proyectos y asumir nuestras responsabilidades, tener un control emocional de nosotros mismos, no necesitar siempre de otros para tomar decisiones, no necesitar de a alguien mas para podernos sentir bien, etc.

En este sentido, brindar la atención a las necesidades afectivas durante la infancia resulta ser importante para contribuir a que desde pequeños estemos preparados para ser emocionalmente independientes al llegar a la adultez. Los niños y niñas necesitan modelos de interacción social y emocional saludables que busquen fomentar madurez socioemocional para que puedan relacionarse con los demás manteniendo un equilibrio entre lo que aportan y lo que reciben. Es importante que los padres promuevan en sus hijos la confianza en sí mismos, utilizando un estilo de crianza democrático dando la crianza que realmente ayude en un buen desarrollo del menor lo que beneficiaria a un correcto desarrollo de independencia emocional.

¿Que es la dependencia emocional?

Lo contrario a la independencia es la dependencia, entendido como un patrón comportamental en el que la persona tiende a experiemtar una necesidad de que otros asuman sus responsabilidades. Estos individuos presentan un temor a la separación de las personas de las que dependen emocionalmente, les cuesta tomar decisiones por su propia cuenta, tienen dificultades para poder expresar su desacuerdo con los demás por el temor de verse rechazadas, y presentan incomodidad ante la idea de estar solas.

La dependencia se produce cuando el individuo presenta una serie de demandas afectivas que no han sido cubiertas y que intenta llenar mediante otra persona, muchas veces la pareja. A continuación se expondrán algunas causas de la dependencia emocional y sus consecuencias.

Es muy recurrente que la dependencia emocional se presente en individuos o personas que han tenido carencias afectivas durante su niñez. Estos individuos actúan aferrándose a determinadas personas a modo de poner tener un amor y cuidado que siempre han anhelado, tratando de llenar un vacío que siempre tuvieron respecto al amor paternal o maternal. Ese aferro o apego que realizan las personas emocionalmente dependientes vendría a ser un mecanismo de defensa para poder lidiar con esas ausencias que poseen.

La dependencia emocional también puede darse en individuos o personas que hayan tenido padres o cuidadores que han sido desmesuradamente sobreprotectores. Que un padre o madrea sea sobreprotector con su hijo o hija favorece que el niño o niña no se desarrolle autónomamente y de forma independiente, teniendo consecuencias desfavorables a futuro. Muchos individuos que presentan ese tipo de protección excesiva tienden a convertirse en personas que presentan dependencia emocional.

¿Cómo desarrollar la independencia emocional?

Muchas personas se cuestionan si es posible conseguir la independencia emocional y la respuesta es clara y precisa: Sí. Es posible poder tener una vida saludable en nuestra manera de relacionarnos con los demás, de forma respetuosa y sincera, con madurez para no depender o estar enganchado con otra persona. Veamos cómo potenciar la independencia emocional a través de estos consejos.

1. Aprender a darnos un valor a nosotros mismos

La principal estrategia para poder obtener una independencia emocional es empezar a darnos el valor que nos merecemos. Debemos disfrutar de pasar tiempo a solas con nosotros mismos, de igual forma debemos disfrutar del tiempo que podemos pasar con las demás personas sin que realmente esta siempre sea una necesidad por la que tengamos que depender.

Consejos de independencia emocional

Si nos tenemos a nosotros y nos brindamos el valor que merecemos estaríamos contribuyendo a desarrollar una independencia emocional.

2. Mantener relaciones saludables con los otros

Es imprescindible tomar conciencia de lo saludable que es establecer relaciones interpersonales sanas con los otros, sin normalizar patrones de comportamiento basados en la dependencia o la romantización del sacrificio constante sin recibir nada a cambio o incluso a pesar de sufrir vulneraciones. De esta manera tendremos una vida más armoniosa e independiente y equilibrada con nosotros mismos y con los demás. Evitar caer en el apego pues debería resultarnos sentirnos bien al estar solo con nosotros mismos.

3. Enfrentar y reformar las creencias irracionales

Es importante reformar y confrontar la manera irracional de interpretar la información que a veces solemos mantener frente a los demás. Tenemos que analizar si realmente esa forma de pensar se ajusta o no a la realidad y no solo a lo que nosotros estemos fantaseando en ese momento por nuestras emociones. Resulta imprescindible para un desarrollo de independencia emocional promover pensamientos mas adaptativos, ajustados a la realidad sobre nosotros y sobre nuestras relaciones con los demás.

Existen diversos libros escritos por diversos autores que nos pueden ayudar a poder reflexionar sobre el tema de la independencia emocional. Estas lecturas ayudan a que las personas puedan primeramente tomar conciencia de lo importante que es promover la independencia. Libros muy populares y recomendados son los de Walter Riso y Laura Gutman, quienes abordan de manera muy interesante esta temática, ayudándonos a poder conocer lo beneficioso que podemos ser si somos emocionalmente independentes.

4. Si es necesario, acudir a psicoterapia

Acudir a terapia es la forma más responsable y segura de poder promover nuestra independencia emocional y vencer la dependencia emocional. De esta forma vamos a favorecer una independencia emocional que nos ayude a valorarnos a nosotros mismos, poder entender cómo construir relaciones interpersonales más saludables sin descuidarnos nosotros mismos y darnos el valor que realmente merecemos.

  • Perry, N. B., Dollar, J. M., Calkins, S. D., Keane, S. P., & Shanahan, L. (2018). Childhood self-regulation as a mechanism through which early overcontrolling parenting is associated with adjustment in preadolescence. Developmental psychology, 54(8), 1542.
  • Valdiviezo, C. B., & Léon, B. J. (2019). La sobreprotección familiar y la incidencia en el desarrollo de la autonomía e independencia de los niños de 0 a 3 años.
Ayrton Reyes Guerrero

Ayrton Reyes Guerrero

Bachiller En Psicología

Ayrton Reyes Guerrero es Bachiller en Psicología, cursando una maestría en Psicología Clínica y de la Salud en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en Lima, Perú. Cuenta con diversos cursos de formación, como Conducta Responsable en Investigación y diplomados especializados en Técnicas de Modificación Conductual en Niños y Adolescentes; y Gestión de Recursos Humanos.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados