Los 14 tipos de humor más importantes

Estos son los tipos de humor clasificados según sus características y sus efectos psicológicos.

Nahum Montagud Rubio

Nahum Montagud Rubio

Tipos de humor

Dicen que reírse puede ser la mejor medicina, y tienen razón. El humor es una extrema necesidad para el ser humano, puesto que nos permite enfrentarnos al día a día sin caer en la más aburrida de las rutinas ni tampoco la desesperación y la angustia al ver el duro y cruel mundo que nos ha tocado vivir.

Naturalmente no todos los humores son iguales. Los hay para todos los públicos, risas aseguradas para toda la familia sin que los padres se escandalicen por alguna broma un poco subidita de tono. En otros casos es justo lo contrario, puro sexo, pesimismo, violencia física y burla a los más crudos temas de la sociedad.

A continuación vamos a descubrir los 14 tipos de humor junto con todas sus características y algunos referentes de cada género.

Los 14 tipos de humor, y sus características

De géneros del humor los hay de todo tipo. Hay chistes que todo el mundo puede escuchar, puesto que no contienen ninguna referencia sexual o violenta, mientras que otros son justo eso, pura sexualidad y brutalidad física. También humor que surge a partir de la incoherencia, de la más irónica sequedad del protagonista para con su entorno, emocionalidad y personas de alrededor.

A continuación vamos a ver los 10 tipos de humores más comunes, sus características y algunos de sus referentes.

1. Humor absurdo

El humor absurdo, también conocido como surreal, tiene afinidad hacia lo que descoloca. Utiliza todo tipo de expresiones, tanto verbales como escritas, además de representaciones que nos exponen situaciones irreales, auténticas tonterías si lo vemos desde una óptica racional. Estas tonterías han sido premeditadas e inteligentemente pensadas. Hacer que una tontería sea verdaderamente graciosa es todo un arte, algo que más bien pocos pueden hacer.

El humor absurdo expone circunstancias que carecen de sentido, tal y como sugiere su nombre, para las que no es posible encontrar una explicación congruente. Este tipo de representación humorística abarca todas las ideas que se puedan encontrar en el campo de la imaginación, por lo que algunas ideas pueden llegar a ser difíciles de comprender.

Son muchísimas las animaciones, shows y comediantes que hacen uso de este tipo de humor, que bien se podría considerar el más recurrente. Un clásico referente en este género es Monty Python, famosísimos entre los años 60 y 80. En España tenemos a Muchachada Nui y Faemino y Cansado. No son tampoco pocos los dibujos animados que explotan este humor, teniendo a los clásicos Looney Tunes, Ren y Stimpy, Bob Esponja, Historias Corrientes, El mundo de Gumball, El laboratorio de Dexter o Clarence.

2. Humor blanco

El humor blanco recibe este nombre porque sus referencias humorísticas son sanas, limpias y libres de cualquier crudeza o una connotación negativa tácita. Es un tipo de humor inocente, destinado a niños y adolescentes en el que no se recurre a insultos ni tampoco se deja entrever malas intenciones. También se le llama chiste de salón porque, al evitar los insultos y la obscenidades, podría hasta considerarse apropiado para la escuela.

Huye de la burla, la ironía y el cinismo, y deja totalmente apartados temas como el racismo o el sexismo usados como formas humorísticas de expresión. Es de claro carácter infantil o "familiar", apropiado para cualquier ocasión y que prácticamente es imposible que ofenda a alguien, con lo cual es ideal para verlo en familia.

Entre sus más destacables referentes en el mundo hispano tenemos a los mexicanos Chespirito, Capulina y Mauricio Herrera, los españoles Gaby, Fofó y Miliki y el chileno Firulete. También es frecuente encontrar este tipo de humor en las películas animadas para niños, protegiendo su inocencia pero sin privarles de una buena dosis de risa.

3. Humor negro

El humor negro surgió como contraposición al Romanticismo a principios del siglo XX. Es un humor irónico, sarcástico, satírico, escéptico y que se relaciona con el humor absurdo y el grotesco. Suele hacer comedia de ideas pesimistas, la muerte y demás temas relacionados con la tragedia humana y lo desagradable y patética que puede ser la vida. Abarca temas oscuros, dolorosos y controversiales y está constantemente cuestionándose la fibra moral de la sociedad y la tendencia de ser políticamente correcto.

Debido a que no tiene reparos en tocar temas que no nos dejan indiferentes dentro del humor negro encontramos burlas a asuntos como la discriminación, la política, la religión, la guerra, la sexualidad y la violencia. También puede no tener pelos en la lengua y dar sus opiniones sobre la violación, el racismo, el terrorismo, las adicciones y los trastornos mentales. Habla de lo que la gente no quiere hablar, se burla de lo que sea.

No son pocos los que han recurrido a este tipo de humor a lo largo de la historia de la comedia. Entre sus grandes referentes tenemos a los hermanos Marx, Charles Chaplin, Stanley Kubrick, Tim Burton y Quentin Tarantino. En el ámbito de la animación tenemos shows para audiencias más maduras como South Park, American Dad, Padre de Familia. En cuanto al mundo de la literatura tenemos a Roald Dahl, Anton Chekhov, Mark Twain y André Bretón.

4. Humor crudo

El humor crudo tiene como fundamento generar situaciones o circunstancias que sean vergonzosas, dolorosas, ridiculizantes y humillantes para los involucrados. También llamado “slapstick” o comedia física está cargada de violencia corporal, real o simulada, con la cual se desea generar risas en la audiencia. El público se ríe del dolor y la vergüenza ajena. Es la materialización humorística de la expresión “Schadenfreude”.

Pero no solo hay violencia, sino que también podemos encontrar altas dosis de referencias sexuales explícitas, palabras obscenas y expresiones vulgares. La crueldad y las personas lastimadas son un tópico extremadamente recurrente en este tipo de humor, un humor que solo puede ser disfrutado de forma visual dada su naturaleza física.

Entre los shows en los que podemos ver este tipo de humor tenemos a “Los tres chiflados”, todo un clásico en el género. En tiempos más recientes tenemos a “Jackass” y “Los Dudesons” en los que podemos encontrar escenas altamente peligrosas, donde alguien acaba resultando herido, a veces gravemente.

5. Humor seco

El humor seco, llamado también “deadpan”, expone algo gracioso sin recurrir para nada al lenguaje corporal, de ahí lo de seco. El comediante no expresa emociones y su mensaje tiene un tono monótono y constante. Es serio, informal y natural al mismo tiempo. Puede caracterizarse también por un cierto aire de ingenuidad y poca atención a los hechos que lo rodean, mostrando una tranquilidad e inmutabilidad tan inalterables que no se puede evitar reírse de ello viendo como de incoherente es la situación en sí misma.

Entre los ejemplos más claros de humor seco tenemos a figuras como Eugenio, Bill Murray, Zach Galifianakis, Leslie Nielsen, Tommy Lee Jones, Cacho Garay, Ricardo Quevedo y otros muchos más. Incluso, de cierta manera, el personaje de Mr. Bean se puede considerar con cierto aire de humor seco en algunos episodios, sobre todo cuando no se entera de lo que sucede a su alrededor.

6. Humor grotesco

El origen etimológico de la palabra “grotesco” procede del vocablo italiano “grotta”, refiriéndose a la alteración de lo que tradicionalmente es estético o proporcionado. Así pues, el humor grotesco viene a referirse a un tipo de comedia relacionado con lo extraño, ridículo, excéntrico, fantástico e irracional. Se mezcla el horror, la animalización, la burla y la indiferencia.

Es un humor culto, en el sentido de que está muy relacionado con las artes como la literatura, la pintura y la escultura. Los dibujos animados suelen ser un claro ejemplo de llevar al extremo las proporciones y jugar con las ideas de lo que es bello y mezclarlo con lo feo y horripilante, ya sea aplicado a las cosas como a las personas. Se hace de la incongruencia un elemento cómico.

Como lo bello y lo feo se mezclan de múltiples formas palabras como “decadencia”, “monstruosidad” y, por supuesto, “deformación” no pueden omitirse a la hora de describir este tipo de humor, especialmente cuando se expone pictóricamente. Lo grotesco nos provoca todo tipo de emociones, entre ellas el disgusto, la ansiedad, el miedo y el asco.

7. Humor satírico

Con el humor satírico lo que se pretende es hacer una crítica y denunciar algún tipo de injusticia por medio de la comedia. Tiende a enseñarnos algún valor, siendo moralizante y utilizando el ridículo para evidenciar que hay defectos y problemas en una sociedad o en la humanidad en su máxima extensión. Se recurre a recursos burlescos y graciosos dentro de sus distintas formas de expresión, en especial dentro de la literatura y la dramaturgia.

Son varios los géneros literarios que exponen un humor satírico. Por mencionar solo unos cuantos podemos encontrar la tragedia grotesca, el esperpento, la fábula, la novela picaresca y las publicaciones gráficas. También es común encontrar sátira en carteles, programas de televisión y películas que usan las situaciones cómicas como un medio para hacer crítica social y esperar que la situación cambie.

8. Humor sarcástico

Etimológicamente hablando, la palabra “sarcástico” proviene del griego “sarkazéin” que significa “mordedura de labios” puesto que es como que es como que efectivamente nos mordemos los labios, sin decir las cosas claras y de forma explícita pero usando inteligentes comentarios en su lugar, aparentemente contrarios. Hace uso de la crueldad, el sadismo y la mordacidad para obtener el efecto deseado. Suele ser muy recurrente en la parodia, transformando una situación seria a una más familiar.

Su fundamento es la desvalorización o degradación de aquello que es objeto de su burla. Este desprecio intencionado se convierte en algo gracioso por medio de ridiculizar de quien se ríe, diciéndole algo que es justo lo contrario a lo que se siente y piensa. Es justo este contraste de ideas y valores que da lugar a una situación cómica, o al menos en aquellos que saben “pillar” el verdadero mensaje. La gracia está en identificar el sentido contrario a lo literalmente dicho.

9. Humor verde

El humor verde es el humor de del sexo tanto explícito como implícito. Su contenido es de clara naturaleza vulgar, con una subida de tono y un mal gusto en ocasiones que es inevitable reírse mientras se siente vergüenza. Naturalmente, es un humor que solo es apto para adultos, aunque es universal y puede ser entendido por cualquier cultura y clase social puesto que no hace falta ser muy inteligente para entender los chistes de penes, vaginas, tetas y culos.

10. Humor hacker

El humor hacker se deriva de la cultura informática y hace referencia a un tipo de humor que surge de aquellos expertos que dominan el vocabulario de la programación. Suelen ser parodias elaboradas que están relacionadas con documentos, códigos, lenguajes de programación y archivos, todo tipo de aspecto del mundo cibernético.

De hecho, una de las formas más comunes de manifestar esta clase de humor lo tenemos en los RFC, peticiones de comentarios que describen los protocolos estándar de Internet. Estos RFC tienen un lenguaje formal pero que los humoristas hackers lo manipulan de forma muy graciosa, a modo de bromas internas hechas en el código del programa o el documento, que solo podrán entender otros conocedores de lenguajes de programación.

Clasificación psicológica

Después de ver los tipos de humor en función de sus características en sí mismas pasamos a ver una clasificación más psicológica. El humor puede tener distintas facetas, utilidades y, también, puede ser más dañino en función del uso y la intencionalidad con los que sean producido. Todo el mundo tiene un sentido del humor en mayor o menor medida, lo que varía significativamente es lo de si es realmente gracioso, apropiado y tiene algún beneficio social real. A continuación veremos los humores siguiendo una clasificación psicológica.

1. Humor conectivo

Es un humor de clara intencionalidad social, que se hace porque tiene gracia para la mayoría que se puede identificar con él. Se utilizan acciones y situaciones de la vida cotidiana, que resultan graciosas para todo el mundo, generando un sentido de felicidad, bienestar y mayor idea de pertenecer a un grupo.

2. Humor agresivo

Se usan insultos o vejaciones contra otras personas, siendo solo “cómodo” para una parte de la audiencia. Puede que sea gracioso para algunos ver cómo se abusa, amenaza y lastima a otras personas, mientras que las víctimas pueden llegar a tener miedo.

3. Humor reafirmante

Es el humor que hacemos para intentar sacarle algo bueno a una situación adversa. Surge de la necesidad de reírse de uno mismo sanamente, siendo reflexivo acerca los errores e infortunios que uno puede tener pero que de ellos se puede aprender.

4. Humor autodestructivo

Este es el humor que hacemos de nosotros mismos pero a diferencia del reafirmante el autodestructivo adquiere una función como autocastigo. Se hace uso de la agresividad o la lástima hacia uno mismo. Algunos pueden considerarla una forma humorística sana, pero también puede ser una forma de defensa indirecta contra los abusadores o un signo de depresión y falta de autoestima.

Referencias bibliográficas:

  • Ronald E. Reggio (2015). The 4 Styles of Humor. Web: psychologytoday.com.
  • Plester, Barbara (2009-01-01). "Healthy humour: Using humour to cope at work". Kōtuitui: New Zealand Journal of Social Sciences Online. 4 (1): 89–102. doi:10.1080/1177083X.2009.9522446
  • Martin, Rod; Patricia Puhlik-Doris; Gwen Larsen; Jeanette Gray; Kelly Weir (2003). "Individual differences in uses of humor and their relation to psychological well-being: Development of the Humor Styles Questionnaire". Journal of Research in Personality 37 (1): 48–75. doi:10.1016/S0092-6566(02)00534-2.

Artículos relacionados