Abraham Moles: biografía del padre de la ciencia de la información

Resumen de la vida y las aportaciones de Abraham Moles, pionero de las ciencias de la información.

Luis Martínez-Casasola Hernández

Luis Martínez-Casasola Hernández

Abraham Moles

Son muchas las personalidades que, a lo largo de su carrera, han contribuido a crear lo que hoy en día es todo un campo del conocimiento. Es el caso de Abraham Moles.

A través de esta biografía de Abraham Moles vamos a recorrer la vida de este autor y así comprender mejor cuál fue su influencia para contribuir al avance de la ciencia de la información tal y como la conocemos hoy en día. Igualmente, revisaremos algunas de sus obras más relevantes.

Breve biografía de Abraham Moles

Abraham Moles nació en la ciudad francesa de Touzac, al suroeste del país, en el año 1920. Tras superar la educación primaria y secundaria, se matriculó en la Universidad de Grenoble para realizar los estudios necesarios para convertirse en ingeniero eléctrico y acústico.

Una vez completada dicha formación, comenzó a trabajar en un laboratorio del departamento de física de metales, donde ejerció como ayudante para importantes profesores, como Félix Esclangon y Louis Néel. Esta labor le permitió adquirir una gran destreza sobre la metalurgia, pero también en otros campos, como la utilización de diversos equipos electrónicos y la elaboración de análisis e informes técnicos.

El contexto global, mientras tanto, era nada menos que el de la Segunda Guerra Mundial, que asoló varios países europeos, entre ellos, Francia. Finalizada esta contienda, Abraham Moles pudo acceder al Centro Nacional de Investigación Científica, o CNRS, por sus siglas en francés.

No fue la única actividad que desarrolló durante esta época. Al mismo tiempo, compaginó dicha labor con una continuidad en su formación, en este caso en el campo de la filosofía. Para ello volvió a la Universidad de Grenoble, donde fue alumno de Jacques Chevalier y Aimé Forest, entre otros.

Pero no fue la única institución donde Abraham Moles aprendió filosofía, pues en la Universidad de Aix pudo aprender directamente de Gaston Berger, e incluso asistió también a la prestigiosa Sorbona, para poder asistir a las clases de Gaston Bachelard. Fue precisamente en la Sorbona donde alcanzó el grado académico más alto, el de doctor, en el año 1952.

Su tesis doctoral llevó por título, La estructura física de la señal musical y fonética. Este trabajo fue el inicio de una larga carrera desarrollando el campo de las ciencias de la información. Para desarrollar la tesis contó con la supervisión de autores como René Lucas, Alexandre Monnier, Henri Pieron, y Edmond Bauer.

Inicio de su carrera y segundo doctorado

Ya como doctor, Abraham Moles tuvo la oportunidad de colaborar en el Centro de Estudios de radio-televisión de la universidad. Esta institución tenía como objetivo investigar dichos medios de comunicación. Dentro del Centro de Estudios, Moles trabajó junto con Pierre Schaeffer, ingeniero y compositor, que había desarrollado un estilo musical conocido como música concreta.

Sin embargo, este trabajo no le permitía una gran independencia económica. Por ese motivo, trató de solicitar unas becas a la fundación Rockefeller, las cuales le fueron concedidas. A través de dicha ayuda, pudo trasladarse temporalmente al departamento de música de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, y así aprender del compositor Vladimir Ussachevsky.

Aunque Abraham Moles ya era doctor, presentó una nueva tesis doctoral en la Sorbona, para lograr dicha distinción también respecto a la disciplina de filosofía, que también había cursado. Su tesis fue "Creación científica", y la realizó con la tutela de Gaston Bachelard, quien ya había sido uno de sus profesores varios años atrás en esa misma universidad. Así fue como Moles, en 1954, se convirtió en doctor por partida doble, y en ambas ocasiones a través de una de las universidades más prestigiosas, no solo de Francia, sino de toda Europa, como es la Sorbona.

Continuación de su carrera

A partir de ese año, Abraham Moles estaría casi un lustro dirigiendo el laboratorio electroacústico Scherchen, que se encuentra en el municipio suizo de Gravesano. En dicho centro pudo colaborar con toda una personalidad del mundo de la música, nada menos que director de orquesta, Hermann Carl Julius Scherchen, de quien recibía el nombre la institución.

Scherchen fue uno de los primeros dirigentes de la Radio Berlín hasta principios de la década de los años 30. Durante esa etapa, fue el impulsor de grandes compositores europeos, entre los que se encuentran nombres como Luigi Nono, Iannis Xenakis, Luciano Berio o Bruno Maderna.

Pero su trabajo en este centro musical no era la única actividad desarrollada por Abraham Moles durante esta época. Al mismo tiempo actuaba como docente para diferentes entidades. En primer lugar, en la Universidad de Stuttgart, donde daba clases de filosofía en el mismo departamento que dirigía el autor Max Bense. Igualmente, fue profesor en la Universidad de Utrecht, en la Universidad de Berlín y en la Universidad de Bonn.

Pero fue en una institución diferente donde logró una plaza fija de profesor. Ocurrió en la Hochschule für Gestaltung, o facultad de diseño, localizada en la ciudad de Ulm. Fue el arquitecto y artista, Max Bill, el encargado de crear este centro, una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial.

Su vida como catedrático y Escuela de Estrasburgo

El prestigio de Abraham Moles iba en aumento, y compaginó su plaza en dicha entidad con un puesto como profesor en la Universidad de Estrasburgo. En este lugar, tuvo la oportunidad de trabajar junto al sociólogo Henri Lefebvre. En Estrasburgo, empezó enseñando sociología para finalmente convertirse en catedrático de psicología social.

En el año 1966, Abraham Moles establece otro de los grandes hitos de su carrera. Y es que en ese año, fundó el Instituto de Psicología Social de las Comunicaciones. Esta institución también se conocía popularmente con el nombre corto de Escuela de Estrasburgo. Este sería su centro de trabajo para las próximas dos décadas.

La Escuela de Estrasburgo fue un centro de formación de profesionales de las ciencias de la comunicación. Muchos de los alumnos de Abraham Moles acabaron convirtiéndose también en docentes y así pudieron seguir transmitiendo los conocimientos de su maestro a las nuevas generaciones.

Muchas de estas personas formaron parte de la Asociación Internacional de Micro Psicología y Psicología Social de las Comunicaciones, una importante entidad que servía de vínculo para autores versados en este campo.

Otro de los cargos desempeñados por Abraham Moles, ya convertido en toda una eminencia, fue el de presidente de la Sociedad Francesa de Cibernética, una institución que había sido creada por el matemático, Louis Couffignal. Igualmente, Abraham Moles recibió una invitación honorífica para unirse al famoso club de literatura creativa conocido como el Oulipo, en el año 1970.

Durante los años venideros, Abraham Moles no dejó de publicar nuevas obras, contribuyendo cada vez más a agrandar el campo de las ciencias de la información. Su fallecimiento llegaría en el año 1992, en la propia ciudad de Estrasburgo, en la que había residido durante las últimas décadas de su vida.

Principales aportaciones

Tras haber hecho un compendio por las principales etapas de la biografía de Abraham Moles, es el momento de centrarnos en algunas de las contribuciones más importantes que este autor realizó en torno a los procesos de comunicación, especialmente en medios masivos.

Para ello, dejó clara la enorme relevancia que la información auditiva, visual y la de tipo gráfico, tenían para hacer llegar un mensaje a grandes cantidades de personas al mismo tiempo, lo que convertía a los medios de radio y televisión en los principales canales de comunicación durante aquella época.

Para Abraham Moles, la comunicación era un proceso de interacción dinámica entre individuos, en el que una serie de elementos básicos se transmitían y se combinaban sucesivamente, creando un mensaje cada vez más complejo. En este razonamiento se aprecia la influencia de la escuela de la Gestalt. Pero además también recogió teorías de otras escuelas de psicología.

Moles afirmaba que el proceso comunicativo se daba de dos formas diferentes, siendo una la de ciclo corto y otra la de ciclo largo. La de ciclo corto es la referida a mensajes concretos que son lanzados por los medios de comunicación hacia la población, mediante personas expertas en esta tarea. En ese sentido, los profesionales seleccionarían la información a transmitir y se la harían llegar a los ciudadanos.

El ciclo largo se referiría, por el contrario, al proceso que tiene lugar antes de que un determinado fenómeno haya adquirido la suficiente relevancia como para haber sido captado por los observadores y por lo tanto elegido para ser transmitido mediante los medios de comunicación de masas.

Según Abraham Moles, estos eran los dos procesos fundamentales que se debían tener en cuenta para estudiar a fondo los procesos comunicativos. Por ello, esta teoría supone una de sus grandes aportaciones a las ciencias de la información.

Referencias bibliográficas:

  • Devèze, J. (2004). Abraham Moles, un exceptionnel passeur transdisciplinaire. Hermes, La Revue.
  • Mathien, M. (2007). Abraham Moles: affronter scientifiquement la quotidienneté de la communication humaine. Hermès, La Revue.
  • Moles, A.A. (1966). La radio-télévision au service de la promotion socio-culturelle. Communications.
  • Sánchez Zuluaga, U.H. (2003). De las quimeras a la comprensión de la realidad.: Un acercamiento a los modelos de comunicación. Anagramas: Rumbos y sentidos de la comunicación.

Luis Martínez-Casasola (Madrid, 1988) se licenció en Psicología en la UAM y cuenta con un máster en Psicología Forense por la URJC y el COP de Madrid, así como con una especialización en recursos humanos. Tras varios años de experiencia en la redacción de contenidos web, ahora colabora como divulgador para medios especializados en el ámbito de la Psicología y la salud.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados