William Petty fue un filósofo, médico, economista y estadístico inglés que realizó importantes contribuciones a su país, especialmente siendo de los primeros en relacionar demografía, economía y salud pública.

Nacido en una familia bastante humilde, una serie de acontecimientos casuales y afortunados hizo que quien fuera hijo de un simple tejedor se convirtiera en un rico y reputado científico terrateniente, además de recibir el título de sir.

Fue parlamentario inglés y amigo de Oliver Cromwell, dirigente de la republicana Mancomunidad de Inglaterra. A continuación veremos más a fondo la vida de este investigador y sus contribuciones al estudio de la población y la economía, a través de una biografía de William Petty.

Breve biografía de William Petty

De humildes orígenes a convertirse en un importante terrateniente inglés. Se podría llegar a decir que la vida de William Petty va de un extremo a otro, de aquí para allá, más teniendo en cuenta que le tocó vivir unos tiempos más bien turbulentos en su natal Inglaterra, a medio camino entre la monarquía absoluta, la república fallida y el próspero constitucionalismo monárquico inglés.

Sus ideas económicas han sido fundamentales para que grandes figuras como Karl Marx o Adam Smith expusieran sus populares teorías acerca el capitalismo, tanto para bien como para mal. Marx llegó a ver en William Petty una figura tan importante que incluso llegó a afirmar que Petty era el fundador de la moderna economía política. Fuera como fuera, este personaje del siglo XVII estuvo verdaderamente muy avanzado para su época, motivo por el cual es tan conocido hoy en día.

Infancia y formación

William Petty nació en el condado de Ramsey, Inglaterra, el 23 de mayo 1623. Se crió en el seno de una familia muy humilde, puesto que su padre era tejedor. Sus primeros años los pasó estudiando en la Grammar School de su ciudad y, pronto, empezó a destacar por su inteligencia y capacidades.

Pero pese a sobresalir en los estudios no pudo evitar tener que trabajar siendo muy niño. Su familia seguía estando muy necesitada y todo sueldo que llegara al hogar era bienvenido. Así pues se enroló como grumete en un barco pero tuvo bastante mala suerte porque al atracar en la costa de Francia sus compañeros lo abandonaron.

Sin embargo, lejos de intimidarse, vio en su llegada a Francia una oportunidad y decidió escribir a los Jesuitas de la Universidad de Caen, en Normandía. La carta, escrita en perfecto latín, llamó tanto la atención que la institución lo admitió inmediatamente. A su regreso a Inglaterra pudo cursar filosofía, geometría y astronomía con 17 años en la prestigiosa Oxford.

Al estallar la guerra civil inglesa, en la que los reyes Carlos II y Jacobo II se enfrentaron contra el Parlamento y, eventualmente, se formaría una república bajo el gobierno de Oliver Cromwell, Petty huyó a Holanda. Allí tendría la oportunidad de estudiar medicina, ciencia que le serviría aplicándola a sus posteriores estudios en economía. Al terminar sus estudios marchó hacia París, cosmopolita ciudad en la que conocería al filósofo Thomas Hobbes.

Con 24 años regresó a Londres. Pese a su juventud, su inteligencia y sus estudios le valieron para hacerse un hueco entre la intelectualidad de su época. De esto conseguiría convertirse en profesor de la prestigiosa Oxford, el mismo lugar en el que había estudiado.

Amigo de Cromwelll

La invasión inglesa a Irlanda se convertiría en un punto de inflexión en la carrera de Petty. Durante esta guerra se enroló como médico en el ejército, y tuvo la oportunidad de relacionarse con el mismísimo Oliver Cromwell, con quien entabló muy buena amistad. Gracias a esto, tras conquistar la isla esmeralda, Cromwell le encargó a Petty la elaboración de varios mapas topográficos de las nuevas propiedades de la Mancomunidad de Inglaterra.

Así pues, desde 1655 hasta 1658 Petty viajó por Irlanda produciendo mapas, siendo recompensado con vastas extensiones de tierra a modo de pago. Así pues, William Petty, cuya infancia había sido la propia de un pobre hijo de tejedor y abandonado en su juventud en tierras perdidas de la mano de Dios francesas pasaba a ser un rico terrateniente. Codearse con la figura de Cromwell le valió para hacerse un amplio renombre y propiedades.

Últimos años

William Petty no tenía ya problema económico alguno e, incluso, llegó a ser miembro del Parlamento inglés, además de ser uno de los fundadores de la Royal Society. A partir de ese entonces se dedicó al completo estudio de distintas ciencias, escribiendo varios libros en donde exponía sus teorías. Murió en Londres un 16 de diciembre de 1687, ostentando el título de sir por una vida de grandes contribuciones a su natal Inglaterra.

Aportaciones a la economía

Una de las genialidades que tuvo William Petty y por la que es conocido es el hecho de haber introducido los mismos métodos y conocimientos propios de la medicina al estudio de la economía. Consideraba que cada elemento económico debe verse como un todo, usando más herramientas matemáticas, estadísticas y científicas en general para solucionar los problemas que frustran la riqueza nacional. Se suele opinar que se apartó mucho del mercantilismo imperante en su época. Entre sus aportaciones tenemos las siguientes.

Teoría del valor

William Petty consideraba que todo intercambio económico estaba sometido a unas reglas que consideraba naturales, las cuales toda oposición es inútil. Opinaba que, tarde o temprano, los precios de los productos acaban volviendo a su nivel natural. Según Petty el origen del valor está en el trabajo. Él diferenció entre dos tipos de valores para cada producto:

Por un lado tenemos el valor natural, que hace referencia al valor interno de cada producto, es decir, lo que el producto cuesta producir en sí mismo. Para poderlo calcular es necesario tener en cuenta el trabajo necesario para producirlo y calcular la productividad, teniéndose en cuenta dos medidas diferentes: la tierra y el propio trabajo ejercido. En sus mismas palabras, se podría decir que el trabajo es el padre de la riqueza, y la tierra es su madre.

El segundo valor es el político. Se trata del valor del mercado, que siempre depende de multitud de factores, no tan simples y fáciles de comprender cómo la producción y la mano de obra necesaria para producir el producto. Estos factores que componen el valor político son ajenos a las leyes naturales, dependiendo de la subjetividad de los propios comerciantes, demanda, oferta y necesidades de los propios consumidores.

Impuestos

Petty desarrolló una teoría para explicar qué tipo de impuestos y tasas eran los adecuados para poder generar riqueza social. Según su teoría, cada persona debía contribuir de acuerdo a los bienes y ganancias ganadas, entendiendo que no era justo pedirle a los más ricos unos impuestos que no suponían esfuerzo alguno mientras que esas mismas cantidades eran abusivas para las clases más pobres. Pese a esto, era consciente de que la mayoría no quería pagar y que intentaba librarse de sus obligaciones.

El mismo Petty consideraba que los impuestos no debían ser excesivos, demasiado altos que hicieran que la población se apretara el cinturón e intentara ahorrar, puesto que esto perjudicaría al comercio nacional. Consideraba que los impuestos serían beneficiosos en la medida que lo recaudado fuera invertido en productos nacionales, no para alimentar los holgados bolsillos de las élites y las clases pudientes.

Ley de Petty

La ley de Petty, posteriormente renombrada como Ley de Petty-Clark gracias a las contribuciones de Colin Clark, es una ley económica que propone que a medida que el progreso técnico reduce los costos de transporte el mercado de bienes no agrícolas se amplia. Esto hace que la mano de obra dedicada a la agricultura tenga que readaptarse y pasar a actividades no agrícolas, dejando atrás las sociedades de producción mayormente agrícolas a sociedades más diversas, en las que se realizan otras actividades económicas.

A medida que se mejoran las formas para transportar productos agrícolas se requiere menos mano de obra en el proceso. Esto hace que se den cambios estructurales en la sociedad, puesto que quienes estaban implicados en este proceso pierden sus empleos y se ven obligados a buscar trabajo en las ciudades. Esto hace que se vaya abandonando progresivamente la vida en el campo y se vaya a parar a zonas urbanas, donde prevalece el trabajo artesanal y la industria, además del sector servicios.

Con las contribuciones de Clark se concluyó que una de las formas principales en las que se manifiesta el progreso económico es en la continua transferencia de trabajo del sector primario al secundario y, posteriormente, al terciario. Es decir, a medida que se pasa del sector agrícola al industrial y, después, al servicios, de acuerdo con las ideas del propio Petty y Clark se va progresando económicamente.

Demografía

Petty sentía gran pasión por la demografía y muchas veces no pudo evitar relacionarla con la economía. Fue él junto con el estadísticos John Graunt quien creó las primeras tablas de mortalidad del Reino Unido, consideradas el comienzo de la demografía moderna. Consideraba que la gente aportaba valor a la economía y que el aumento de la población debía ser la base para la mejora económica. De acuerdo a su pensamiento, a medida que haya más gente más mano de obra se tendrá y más riqueza habrá.

Sanidad

Relacionado también con su interés en incrementar la población y combinado con su formación en medicina, William Petty consideraba que era fundamental mejorar la sanidad. Creía necesario crear un sistema sanitario inglés que velara por la buena salud de los ciudadanos, evitando que contrajeran enfermedades contagiosas que diezmaran a la población y que redujera la productividad económica de la nación. Es por esto que propuso la creación de un Consejo de Salud en Londres, además de crear un hospital en el que se expandía la formación de los médicos ingleses.

Referencias bibliográficas:

  • Petty, W. (1662) A Treatise of Taxes & Contributions (later editions: 1667, 1679, 1685, etc.)
  • Petty, W. (1682) An Essay Concerning the Multiplication of Mankind.
  • Aspromourgos, Tony (1988) "The life of William Petty in relation to his economics" in History of Political Economy 20: 337–356.
  • Routh, Guy (1989) The Origin of Economic Ideas. London: Macmillan.