https://www.flickr.com/photos/wactout81

Casi el 1% de la población infantil sufre autismo. El autismo altera la capacidad de la persona de comunicarse y entablar interacciones sociales, y se identifica por la presencia de comportamientos repetitivos. 

8 curiosidades y cosas que no conocías sobre el Autismo

En este artículo repasaremos un total de ocho descubrimientos acerca de este trastorno.

1. Genios con autismo

Destacados pensadores, científicos y músicos como Isaac Newton, Wolfgang Amadeus Mozart, Ludwig Beethoven, Inmanuel Kant y Albert Einstein han sido estudiados por Michael Fitzgerald, psiquiatra británico del Trinity College de Dublín, quien concluyó que todos ellos padecieron algún grado de autismo.

2. Cráneo mayor que el promedio

Los afectados por autismo segregan mayores niveles hormonales implicados en el crecimiento físico, como los factores de crecimiento tipo 1 y tipo 2 insulínicos, comparados con las personas que no sufren este trastorno. 

Esta peculiaridad podría explicar por qué razón la circunferencia craneal de las personas autistas es mayor, tal como advirtió una reciente investigación de la Cincinatti University publicado en Clinical Endocrinology.

3. Indiferencia ante la opinión ajena

Una investigación del California Institute of Technology señala que a las personas con autismo sienten una total indiferencia sobre lo que los demás opinan o piensan de ellos. Para llegar a esa conclusión, los investigadores contrastaron la conducta de donaciones económicas para la ONG UNICEF. 

Se comparó con dos situaciones diferentes: la primera cuando el donante hacía la donación sin compañía alguna, y la segunda cuando era observado por otro (u otros) sujetos. Los participantes sin autismo donaron mayores cantidades cuando otra persona estaba presente, ya que la cantidad aportada era percibida como un indicador de su reputación social ante los demás. En el caso de las personas con autismo, las cantidades aportadas no diferían según la situación. Los resultados fueron publicados en la revista PNAS.

4. Procesan la información de forma más eficaz

Las personas con autismo gozan de una capacidad superior en el procesamiento de la información comparado con la población general, hecho que podría revelar el porcentaje sorprendente de personas autistas cuya ocupación laboral se encuentra en el sector de las altas tecnologías, según sostienen diversas investigaciones realizadas en el Reino Unido. 

Además de este mejor procesamiento de la información, también se muestran más hábiles a la hora de discriminar la información fundamental de la que no lo es. El estudio fue publicado en la Journal of Abnormal Psychology.

5. La morfología del rostro autista

La cara de los niños que sufren autismo tiene algunas características propias, tal como señaló una investigación reciente que se hizo pública en la revista Molecular Autism

Tienen la boca y los ojos ligeramente más ancha que el promedio, mayor proporción de frente y la zona media del rostro (mejillas y nariz) sutilmente más pequeña.

6. Bebés prematuros

Los recién nacidos con bajo peso y prematuros tienen unas probabilidades del 500% de desarrollar el trastorno autista que aquellos que nacen a los nueve meses y con peso promedio, tal como indicó un estudio publicado en Pediatrics que recopiló datos durante más de veinte años.

7. Evolutivamente positivo

Algunos genes que influyen en el desarrollo de autismo podrían haber tenido una eficacia evolutiva en nuestros ancestros, pues proveían de mayores capacidades en inteligencia visual y espacial, concentración y memoria, habilidades que permitieron una mayor eficiencia en individuos cazadores y recolectores.

8. Neuronas espejo

Los afectados por autismo tienen una mayor predisposición a sufrir problemas en sus relaciones sociales, pues tienen limitaciones en su capacidad de mostrar empatía en las interacciones humanas. Un estudio que salió a la luz en la revista Biological Psychiatry reveló que esta condición es debida a alteraciones en el sistema de las neuronas espejo (aquellas neuronas que facultan para comprender y anticipar las pretensiones y reacciones de las otras personas), las cuales se desarrollan de manera mucho más lenta que en las personas sin autismo.

Extra: Las cobayas pueden ayudar a las personas con Autismo

Varias investigaciones científicas han reportado que las personas con algún trastorno del espectro autista se ven beneficiadas por la compañía de este pequeño roedor.

Lo puedes comprobar leyendo este artículo:

"Las cobayas tienen un efecto positivo en jóvenes con Autismo"