9 beneficios psicológicos de la terapia asistida con perros

Repaso a los efectos psicológicos positivos de la terapia con perros con varios tipos de pacientes.

Desirée Infante Caballero

Desirée Infante Caballero

21 enero, 2022 - 11:13

Beneficios psicológicos de la terapia asistida con perros

Los perros son uno de los animales más amigables que existen, lo cual no sorprende, teniendo en cuenta que son el resultado de siglos de programas de cría seleccionando rasgos de conducta prosocial y de afinidad con el ser humano. De hecho, desde hace varias décadas se han estado demostrando los beneficios psicológicos y terapéuticos que puede ofrecer el trabajo conjunto con estos animales.

La amistad y el afecto incondicional que aportan a los seres humanos, así como sus ganas de jugar y otras virtudes, han demostrado tener un efecto terapéutico muy importante en personas con ciertas alteraciones psicológicas, físicas o neurológicas.

¿Cuáles son los principales beneficios psicológicos de la terapia asistida con perros?

Aquí encontrarás un resumen de los principales beneficios que nos ofrece la terapia asistida con perros.

1. Ayuda a combatir la soledad no deseada

La soledad es un mal que afecta cada vez a más personas en las sociedades occidentales debido a las nuevas dinámicas sociales más centradas en el individuo y menos en la creación de vínculos colectivos.

La terapia asistida con perros ha resultado ser muy útil para personas que se sienten solas o aisladas del mundo en su día a día, ya que estos animales son un compañero perfecto para levantar el ánimo de cualquiera.

Terapia psicológica con perros

2. Es un recurso terapéutico ante la ansiedad y depresión

Otro de los beneficios más reconocidos de la terapia asistida con perros lo encontramos en las personas que padecen cuadros de ansiedad o depresión.

Son muchos quienes que acuden a terapia con este tipo de alteraciones, así como con sentimientos de monotonía, apatía o desinterés por cualquier ámbito de sus vidas. En estos casos, la incorporación de un perro de asistencia terapéutica ha demostrado con creces su utilidad y eficacia.

Los perros son animales capaces de detectar el sufrimiento en una persona, es por eso que durante el proceso de acompañamiento terapéutico pueden brindar un valioso apoyo basado en la compañía, el juego o el cariño, algo que sin duda ayuda a rehabilitar a las personas con ansiedad o depresión. Eso sí, la terapia con perros debe combinarse con otras formas de intervención psicoterapéutica.

3. Potencia las habilidades psicomotrices

Otras de las funciones básicas que tiene la terapia asistida con perros es la rehabilitación de diversas actividades motrices que pueden estar dañadas en personas de cualquier edad, especialmente en personas mayores.

Este tipo de terapia se basa en el entrenamiento y estimulación motriz para realizar actividades de todo tipo, desde cepillar y acariciar, hasta pasear, enseñar trucos determinados o hacer deporte.

4. Estimulación mental

Al igual que sucede en las funciones motrices, algunas funciones cognitivas dañadas también pueden ser estimuladas mediante la terapia asistida con canes, y también para tratar todo tipo de demencias, como el Alzheimer.

En este tipo de casos, el propio incentivo y la motivación que supone trabajar con un perro para la persona asistida, ya tiene por sí mismo un valor terapéutico que ayuda a estimular ciertas áreas cerebrales.

5. Habilidades sociales

Los déficits en las habilidades sociales o comunicativas son uno de los motivos de consulta más habituales en los centros de psicología de todo el mundo y la terapia asistida con perros también ha demostrado ser útil para tratar este tipo de alteraciones.

La actitud positiva de los perros y su capacidad para interactuar constantemente ayudan a muchas personas a adquirir o mejorar sus capacidades de relación, así como habilidades como la empatía, el saludo y el interés por los demás.

6. Entrenamiento en la gestión el foco atencional

Tal y como se ha indicado, el trabajo con perros resulta altamente beneficioso para estimular muchas habilidades cognitivas, y desde hace varias décadas, también se utiliza para entrenar la atención y tratar casos de TDAH en niños, niñas o adolescentes.

La terapia asistida con perros sirve también para fomentar la responsabilidad, por ejemplo asignando tareas de cuidado a niños con dificultades de atención o concentración.

7. Apoyo ante los trastornos del espectro autista

Otro de los beneficios probados de la terapia asistida con perros lo encontramos en niños con trastorno del espectro autista de tipo no verbal.

De igual forma, trabajar con perros también favorece el contacto físico, algo que resulta de gran importancia para aquellas personas con dificultades en habilidades sociales o con problemas de comunicación.

Los niños y niñas con un tipo de autismo muy severo y de tipo no verbal suelen relacionarse de manera muy satisfactoria con estos y otros animales, ya que no hace falta hablar.

8. Aceptación

La mayoría de los amantes de los perros destacan la aceptación desinteresada e incondicional que ofrecen los perros a sus dueños o a cualquier persona con la que conviven.

Este fenómeno resulta de gran importancia para muchas personas con alteraciones psicológicas de todo tipo, principalmente en aquellas con baja autoestima, complejos o que tiene la sensación de que valen poco.

Una manera más de fomentar el bienestar general

Todos los elementos beneficiosos de la asistencia con perros que hemos comentado tienen como objetivo mejorar el bienestar físico o intelectual de la persona atendida y suponen una estrategia de gran utilidad que pueden utilizar los psicólogos en sus consultas.

El vínculo positivo que se construye con el perro durante el proceso de trabajo conjunto es un elemento terapéutico que ayuda a mejorar el estado de ánimo de la persona atendida y contribuye a su felicidad.

Si te interesa disponer de apoyo psicoterapéutico general con la posibilidad de usar terapia con perros, ponte en contacto con nosotros.

Artículos relacionados