Los trastornos de ansiedad son, junto con los trastornos del estado de ánimo, los problemas de tipo psicológico que más afectan a las personas de todas las edades.

El malestar que produce este fenómeno puede adoptar muchas formas y aparecer en contextos muy variados, hasta el punto en el que puede decirse que cada individuo experimenta la ansiedad a su manera.

Sin embargo, a pesar de la complejidad de este tipo de alteraciones psicológicas, la ciencia de la psicología ha logrado desarrollar formas de intervención que permiten gestionar y superar de manera eficaz estos problemas. Para conocer mejor estos recursos, a lo largo de este artículo veremos un resumen acerca de cómo es la terapia contra la ansiedad.

¿Qué entendemos por problemas de ansiedad?

Para comprender el modo en el que los psicólogos ayudamos a los pacientes que acuden a nuestras consultas con problemas de ansiedad, primero es necesario comprender en qué consiste exactamente esto último, el fenómeno ansioso.

Entendemos por ansiedad un conjunto de procesos fisiológicos, cognitivos, emocionales y de patrones de interacción con el entorno caracterizado por la aparición de un estado de alerta orientado hacia la evitación de situaciones a las que se teme, como respuesta a la necesidad de reaccionar rápidamente ante cualquier señal de peligro o riesgo.

Es decir, que cuando nos sentimos ansiosos, lo que ocurre en nosotros tiene mucho que ver con el miedo: a veces se trata de temor a lo que podríamos perder si no nos movemos con rapidez cuando toca, y a veces el temor se basa en la necesidad de no dejar pasar una ocasión que, en caso de no aprovechar, nos haría sentir muy mal. En la mayoría de los casos, ambos fenómenos se dan a la vez en mayor o menor medida.

Com la ansiedad nos predispone a reaccionar rápidamente, no es en sí algo malo; así pues, la terapia contra la ansiedad no es algo a lo que debamos recurrir todas las personas en todo momento. De hecho, forma parte de los mecanismos de supervivencia que hemos heredado de nuestros ancestros, debido a que la selección natural ha favorecido la existencia de un cierto grado de propensión a la ansiedad en los individuos. Sin embargo, nada en la naturaleza es perfecto, y es por eso que en ciertas ocasiones, la ansiedad puede dar paso a problemas.

Por ejemplo, algunas personas llegan a desarrollar adicciones debido a un estilo inadecuado de lidiar con la ansiedad, otras asumen que la ansiedad que sienten se debe a su poco valor como personas, otros desarrollan fobias, etc. Nada de esto es en sí un producto inevitable del simple hecho de tener la capacidad de sentir ansiedad, pero a veces, la combinación de características biológicas y de experiencias personales hace que este tipo de alteraciones psicológicas ocurran.

¿En qué consiste la psicoterapia contra la ansiedad?

Cuando la ansiedad pasa a ser un problema significativo que afecta a la persona en una o todas las áreas de la vida de una persona y que daña su salud mental, es momento de acudir a psicoterapia. Estos son los recursos de intervención psicoterapéutica más usados en la consulta de los psicólogos a la hora de ayudar a pacientes con malestar por ansiedad.

1. Desensibilización sistemática

La desensibilización sistemática es una de las formas de intervención más usadas en terapia contra la ansiedad. Se basa en “entrenar” a los pacientes a la hora de enfrentar aquellas experiencias que les producen niveles de ansiedad problemáticos, en combinación con ejercicios de relajación que inducen a estados incompatibles con la ansiedad.

De este modo, el vínculo entre aquello a lo que se teme, por un lado, y la reacción ansiosa, por el otro, se va debilitando.

2. Reestructuración cognitiva

La reestructuración cognitiva se basa en el diálogo socrático, un tipo de diálogos con el terapeuta en los que se va cuestionando aquellas creencias a las que el paciente se aferra y que a la vez mantienen vivo el problema a tratar, en este caso vinculado a la ansiedad. Ejemplos de creencias inadecuadas que refuerzan el problema son ideas como “estoy destinado a que todos se rían de mí”, “jamás podré afrontar ese miedo”, “soy incapaz de evitar que todo me vaya mal”, etc.

3. Hipnoterapia

La hipnosis puede ayudar a aliviar los problemas de ansiedad, y se usa en combinación con otras herramientas usadas en programas de intervención psicológica. Consiste en un conjunto de técnicas basadas en el poder de sugestión para ayudar a los pacientes a redirigir sus focos atencionales hacia aspectos no problemçaticos de lo que sienten.

4. Estrategias de auto-observación

En psicoterapia también se ayuda a la persona a detectar las lógicas que hay detrás de su problema de ansiedad, para que sea capaz de tener una perspectiva crítica e informada acerca de lo que le pasa, y no dé por supuesto que lo que siente se corresponde totalmente con la realidad. Para conseguir esto se realiza por un lado psicoeducación, y por el otro, un plan de entrenamiento en auto-observación, en el que los pacientes aprenden a detectar patrones de pensamientos que durante su día a día mantienen el problema de ansiedad.

5.Atención a problemas psicológicos derivados

En muchas ocasiones, la ansiedad problemática no viene sola, sino que se presenta de la mano de otras alteraciones psicológicas dañinas Por ejemplo, los cuadros ansioso-depresivos son frecuentes. Ante eso, los psicólogos no nos limitamos a tratar tan solo la ansiedad, aunque este haya sido el único motivo de consulta.

¿Te interesa superar los problemas de ansiedad mediante la psicoterapia?

Avance Psicólogos

Tal y como hemos visto, la ansiedad no siempre es en sí motivo suficiente para necesitar ir al psicólogo. Sin embargo, no son raros los casos en los que la situación se sale de control y la persona que sufre sus efectos siente que la situación la supera.

Ante experiencias de este tipo, sí es importante contar con ayuda profesional; no solo porque no hacerlo puede salir caro, sino también porque, por suerte, la terapia psicológica dispone de recursos eficaces para hacer frente a esta realidad.

En el centro de asistencia psicológica Avance Psicólogos contamos con la experiencia de dos décadas dedicándonos a ofrecer ayuda profesional a las personas, y actualmente atendemos tanto en nuestras instalaciones de Madrid como a través de la terapia online.

Disponemos de servicios de psicoterapia individual y de pareja, terapia infanto-juvenil, sexología y psiquiatría, de manera que ofrecemos cobertura en todos los aspectos de la salud mental a adultos, niños y adolescentes. Puedes ver nuestros datos de contacto, así como más información acerca del modo en el que trabajamos, en esta página.

Referencias bibliográficas:

  • American Psychiatric Association –APA- (2014). DSM-5. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Madrid: Panamericana.
  • Hofmann, S.G.; Dibartolo, P.M. (2010). Introduction: Toward an Understanding of Social Anxiety Disorder. Social Anxiety.
  • Nestadt, G.; Samuels, J.; Riddle, M.A.; Liang, K.I. et.al. (2001). The relationship between obsessive–compulsive disorder and anxiety and affective disorders: results from the Johns Hopkins OCD Family Study. Psychological Medicine 31.
  • Otte, C. (2011). Cognitive behavioral therapy in anxiety disorders: current state of the evidence. Dialogues in Clinical Neuroscience. 13 (4): pp. 413 - 421.
  • Rynn, M.A.; Brawman-Mintzer, O. (2004). Generalized anxiety disorder: acute and chronic treatment. CNS Spectrums. 9(10): pp. 716 - 723.